Saltar al contenido
Juan Sainz de los Terreros

McDonald’s multiplica por 8.000 veces el precio de su IPO

McDonald’s es otro ejemplo de cómo una pequeña compañía se puede convertir en un gigante de su sector y en una de las compañías de mayor capitalización de la Bolsa.

McDonald’s IPO

McDonald’s debutó en la Bolsa el 21 de abril de 1965. El precio de colocación de la acción fue de 22,50 dólares. Ajustando el precio a los splits que se han ido realizando hasta este año 2020, el precio de 22,50 dólares de 1965 pasa a ser 0,03 dólares por acción.

La capitalización de la compañía en su debut bursátil fue de 33,75 millones de dólares (1.500.000 acciones a 22,50 $/acción).

Multiplica el precio del debut en Bolsa por más de 8.000 veces

La cotización este 8 de julio de 2020 cerró en 185,85 dólares. Si sólo tenemos en cuenta la cotización, el precio de colocación en Bolsa se habría multiplicado por 6.195 veces. Pero como durante estos años se han cobrado 57,28 dólares en concepto de dividendos, la rentabilidad por acción desde el inicio debe incluir los dividendos cobrados (185,85 + 57,28 = 243,13). Por lo tanto, teniendo en cuenta los dividendos, el que hubiera invertido en McDonald’s al precio de la colocación, habría multiplicado su inversión por más de 8.000 veces. Es decir, 1.000 dólares invertidos en 1965 en McDonald’s, en este 2020 serían más de 8 millones de dólares.

Empresa no tecnológica pero innovadora

Como podemos ver en el caso de McDonlad’s, no hace falta invertir en tecnológicas para tener grandísimas inversiones al cabo de unos cuantos años. Pero para llegar a tener el crecimiento de McDonald’s lo que sí que hay que hacer siempre es innovar. Por tanto, creo que lo más importante es saber innovar y saber satisfacer las necesidades de tus clientes pasadas varias décadas. Esto sí que es lo complicado en cualquier sector. Pero si lo consigues, a lo mejor no llegas a construir un gigante como McDonald’s, pero si harás tu empresa crecer y ganar un tamaño muy importante con el paso del tiempo.

Es cierto que este plazo es muy elevado y que es difícil además aguantar tantas plusvalías. Pero, como comento en el video que he realizado sobre este caso, si vas vendiendo pero dejas 100 dólares de los iniciales invertidos, al cabo de 5 ó 10 años habrás podido multiplicar tu inversión inicial por 5, 10 ó 20 veces con ventas parciales. Y, además, esos 100 dólares, pasado esos 55 años serían 800.000 dólares que para una jubilación o para pagar unos buenos estudios de tus hijos, vendrían bastante bien.

Largo Plazo

En definitiva, lo que tenemos que tener claro desde la perspectiva del inversor es que esto de invertir en compañías en las que poder multiplicar por 10, 100 o incluso 1.000 veces tu inversión inicial, va de largo plazo. Además, nadie nos asegura tener éxito. Por lo que algunas pasados 10 años a lo mejor se tienen que liquidar pero otras habrá generado rentabilidades a sus accionistas e inversores extraordinarias y elevadísimas.

Multiplicar por 1.000 evidentemente es complicadísimo. Pero invertir en empresas pequeñas, microcaps, en las que poder multiplicar por 10 o por 20 veces en 5 ó 10 años, no es tan descabellado hacerlo y conseguirlo. En el propio MAB ya tenemos varios casos en los que se ha multiplicado por más dee 10 veces el precio inicial de colocación, como por ejemplo MasMóvil que en 5 años multiplicó por 15 veces su precio de referencia en su debut en el Mercado Alternativo Bursátil.