Archivo de la etiqueta: política dividendos

FCC suprime el dividendo

Dura decisión la que han tenido que tomar en FCC suprimiendo el dividendo a cuenta de los resultados de 2012 pero más que necesaria en estos tiempos que corren.

La “digestión” de los tiempos de bonanza se nos ha atragantado a casi todos y encima hay que añadir que el mercado está más difícil que nunca.

Toca reequilibrar las compañías y proteger la caja lo máximo posible.

Como dicen desde FCC la finalidad de suprimir el dividendo es la de “fortalecer el balance” mediante la retención de los recursos destinados al dividendo, que también servirán para aminorar el endeudamiento y “mantener el crecimiento rentable de las operaciones”. En definitiva, a los gestores de FCC no les quedaba más remedio que tomar esta decisión al igual que la tomó Telefónica hace algunas semanas. Es lógico. Si hay margen para alegrías a través de dividendos, fenomenal. Si no, será mejor hacerse fuerte durante uno o dos años y luego, ya con unas cuentas saneadas de una deuda excesiva, volver a repartir dividendos o ir hacia otros objetivos pero sin volver a caer en errores del pasado. No se sostiene por ningún lado que su tu negocio no da la suficiente caja para repartir dividendos, éstos aniquilen la poca caja que te queda libre o que incluso algunas compañías se endeuden para pagar sus dividendos.

Lo bueno de estas grandes empresas es que tienen margen de maniobra por muchos motivos. Este margen de maniobra las pequeñas y medianas empresas no lo suelen tener y lejos de pensar en repartir dividendos, están trabajando para sobrevivir como sea y no tener que cerrar el mes que viene.

Por lo tanto, FCC toma una decisión más que necesaria y de sentido común en unos tiempos en los que no queda más remedio que reorganizarse y reestructurarse para afrontar el futuro a corto plazo que todavía se espera que sea muy duro.

Aunque muchos accionistas podrán estar en cierto modo molestos con esta decisión, si su visión es la de estar varios años en la compañía lo que deben celebrar es que se corta un flujo de dinero a los accionistas que puede que sea importante pero que si se hacen las cosas bien, en un par de años la empresa estará en disposición de volver a darles muchas alegrías a través de la cotización de la acción y también si lo deciden así los gestores, a través del cobro de dividendos.

Toca tomarse un “kit kat”.

Telefónica, lo que no puede ser no puede ser y…

… además es imposible.

Telefónica si tenía un gran atractivo para los accionistas, éste era su alto dividendo. Ha superado durante los últimos años el 10% claramente y por lo tanto esta remuneración al accionista sin duda que se tenía muy en cuenta. ¿Cuál es el problema? Que realmente la acción no cotizaba a unos ratios atractivos dada la evolución de su negocio y lo que es peor, el pago de este dividendo estaba estrangulando a la propia compañía. De ahí que la acción lejos de mantenerse, cada vez marcaba un precio más bajo desde hace ya varios años.

El pago de dividendos suponía una salida de caja elevadísima (más de 7.000 millones de euros el año pasado). Pero lo malo es que no disponía de esa caja. Su flujo de caja libre no daba para tanto. La caja de la empresa no podía hacer frente a ese pago y para mantenerlo debía aumentar su deuda o hacer uso de ella. Una situación que evidentemente no se podía mantener. Ya en diciembre de 2011 anunció que recortaba el dividendo debido a esto mismo.

Ahora tenían que decidir si debían seguir manteniendo contentos “artificialmente” a los accionistas con el dividendo o apostar de verdad por la empresa, reducir su deuda, reinvertir durante un tiempo los beneficios en la propia compañía y no dar salida a tanta caja en concepto de dividendos para crear valor. La decisión parece que es la más coherente para Telefónica. Suprime para este 2012 el pago de dividendo y anuncia uno mucho menor para el año que viene (0,75 euros por acción).

En definitiva, los accionistas se quedan en 2012 sin un flujo de dinero que siempre viene bien, pero que no debe ser la principal razón por la que se invierte y se compran acciones de una compañía. Con una visión más a medio – largo plazo, parece que desahogar a la compañía de esa salida de caja es una decisión que debería ayudar a Telefónica a reducir la deuda financiera que tiene y a poder volver a la senda del crecimiento sin tener que hacer frente a la venta de ciertos activos que a día de hoy no se venderán a un precio atractivo. Como se suele decir, esto del dividendo al final dada la situación financiera de Telefónica era “pan para hoy y hambre para mañana”.

Esperemos que acierten a partir de ahora con la estrategia a seguir y que la acción, que ha sufrido una caída muy importante en los últimos años a pesar de este gran dividendo, vuelva a subir porque la compañía vuelve a crecer. Esto es lo que realmente les debería de importar a los accionistas de hoy de Telefónica.

Análisis Dividendos Bolsa española (por BBVA – octubre 2010)

Un mes más dejo el análisis mensual que hace el BBVA sobre los dividendos de los valores españoles.

Es un informe que me gusta bastante ya que en él se puede ver (en líneas generales) si las empresas están llevando una buena política de dividendos, si los dividendos son de “calidad” y por tanto si los van a poder mantener e incluso incrementar en los próximos años. Para ello muestra 4 ratios que creo que son muy importantes y que nos proporcionan dicha información:

  • Payout (parte del beneficio que se reparte en dividendos)
  • Div. Total / FCF (parte del flujo de caja libre que supone el dividendo)
  • Ebitda / Dividendo (“Dividend Cover”)
  • Deuda neta /EBITDA (para ver el grado de endeudamiento de la compañía)

Este es el informe: Dividendos (análisis octubre 2010)

10 acciones para tiempos revueltos… y no revueltos (EEUU)

Hace tiempo que no entraba en la web de Dividens Value. Entré el otro día y volví a encontrar varios posts interesantes.

Me gustaría destacar hoy este: 10 valores con un crecimiento sostenido en sus dividendos.

La verdad es que esto de los dividendos va en gustos, pero a mí en líneas generales (con lo difícil que es generalizar) me gusta bastante que una compañía reparta parte de su beneficio y del flujo de caja que genera vía dividendos. La retribución al accionista a través de esta vía creo que es positiva si se hace bien, es decir, y aquí vuelvo a generalizar, si por ejemplo reparte un 40 ó un 50% del beneficio obtenido en el año.

Cada empresa deberá realizar su particular política de dividendos según sus características y dependiendo del momento en el que se encuentre. Por ejemplo, es normal que empresas tecnológicas no repartan dividendos y tampoco digo que lo estén haciendo mal.

Con esto, cuando uno analiza y observa la política de dividendos de una compañía, una de las cosas que es importante y que se debe mirar es la capacidad que ha tenido la compañía en el pasado para sostener sus dividendos y su crecimiento. Esto nos dará una pista de lo que puede hacer esta empresa en el futuro aunque no es ni mucho menos una garantía de nada. Lo que sí que parece claro es que una compañía que lleva por ejemplo 30 años pagando dividendos y que todos los años los elevan en un determinado porcentaje (como mínimo), probablemente seguirá haciéndolo en los próximos años de una manera similar. De todas formas, como he comentado antes, no debemos pensar que lo que una compañía ha realizado en el pasado es una garantía total de algo para el futuro.

Por lo tanto, lo más importante sería intentar conocer la capacidad que una determinada empresa tiene en los próximos años para mantener un crecimiento sostenible de sus dividendos. Esto sin duda que es muy difícil de conseguir aunque si miramos ciertos aspectos y variables nos podremos hacer una idea.

Ingresos (crecimiento)

Es básico observar si una compañía ha conseguido aumentar de manera sostenible sus ingresos y de nuevo es más importante intentar ver si lo podrá conseguir durante los próximos años. Se puede conseguir hacer crecer los ingresos de una empresa a través de adquisiciones, expansión a nuevos mercados, desarrollo de nuevos productos o introduciendo una nueva línea de negocio. Por tanto una empresa que quiera mantener un determinado crecimiento de sus dividendos a lo largo del tiempo, debe buscar y encontrar maneras que hagan crecer de manera sostenible sus ingresos.

Beneficios (crecimiento)

Es importante saber que el crecimiento tanto de los ingresos como de los beneficios en una compañía debe ser gestionado de manera efectiva y eficiente. Crecer por crecer sin una buena gestión de ese crecimiento puede ser también muy perjudicial para los intereses de una empresa. Muchas grandes ideas y productos han fallado y no han tenido éxito empresarial debido a una mala y pobre ejecución del proyecto empresarial. Por lo tanto, debemos llegar a obtener beneficios derivados de unos proyectos bien gestionados, monitorizados y continuamente controlados.

Cash Flow (crecimiento)

Los ingresos y los beneficios son importantes, pero igual de importante es que éstos se conviertan en un incremento de cash flow (dinero “real”, efectivo, caja) para poder mantener el crecimiento de los dividendos de manera sostenida. Pero para que haya un crecimiento de los dividendos, debe existir un compromiso del management (gestores, equipo directivo) por hacerlos crecer. Un ejemplo de aumentos de caja importantísimos año tras año pero que no se traducen en dividendos lo veríamos en la gran mayoría de empresas tecnológicas de éxito. Aumentan su caja de manera muy relevante todos los años pero no suelen pagar dividendos.

Perspectivas de Negocio

Una de las cosas más difíciles de conocer y analizar, son las posibilidades futuras que tiene una empresa para tener o continuar su éxito. Algunas preguntas claves que deberíamos hacernos son:

  • Es una empresa en un sector con problemas, en declive o en recesión?
  • Sabrá y podrá reinventarse en la dirección que le permita mantener un crecimiento sostenido?
  • Qué amenazas externas pueden cambiar radicalmente las previsiones y posibilidades de éxito de la empresa?

Con todo esto, el post de Dividens Value nos deja 10 de las compañías en EEUU que han registrado un crecimiento medio de su cash flow mayor al crecimiento medio de sus dividendos durante los últimos 10 años:

Es importante fijarse también que de las 10 acciones arriba señaladas, sólo tres (ABT, RPM y T) además tienen un crecimiento de sus ingresos mayor al de sus dividendos.

Insisto en que lo ocurrido en el pasado no garantiza que se vaya a poder repetir en el futuro. Habrá que intentar analizar bien a la compañía y sus perspectivas para intentar hacernos una idea de cómo podrá evolucionar en el futuro para poder tomar una decisión de inversión. Pero también es cierto que observando algunos datos y la constancia demostrada en el pasado por una empresa también nos pueden dar unas pistas muy importantes de la capacidad que tendrá en el futuro dicha compañía de repetir y mantener el crecimiento de su política de dividendos.

Dividendos para esta semana en Bolsa Madrid

Dejo los próximos dividendos que se van a pagar esta semana.

Invertir en una empresa porque el dividendo es alto es como invertir en una empresa porque gana mucho dinero. Esta política de inversión a mi entender se queda muy coja. Hay que mirar muchas más cosas como por ejemplo si el precio de la acción ya descuenta todo eso que gana una empresa o mucho más, si las perspectivas de futuro avalan el precio al que cotiza una determinada acción, etc. Pero que el dividendo es en muchas ocasiones algo muy atractivo para una inversión, sin duda que lo creo.

Otro de lo errores que veo que mucha gente comete es invertir en una empresa a corto plazo porque paga un alto dividendo. Esto es un error que en muchas ocasiones trae disgustos económicos y que la gente no entiende bien. Cuando una empresa paga dividendos, ese importe se descuenta en la misma sesión en la que lo paga. Si una empresa paga 0,55 € por acción en concepto de dividendos, ese mismo día abre la cotización 0,55€ por debajo al cierre del día anterior (o por lo menos abre con la referencia del precio del día anterior menos el dividendo). Que la acción tenderá a subir, es lo normal (en empresas buenas), pero no tiene por qué ser así, sobre todo en el corto plazo.

Por ejemplo, en mi caso particular, Indra es una empresa que me gusta mucho. Me gustan sus cuentas, su negocio, su evolución, etc. Además hoy paga un dividendo de 0,66%. Este dividendo supone un 4,8% de mi inversión en Indra (compré acciones a 13,80 euros). Por tanto, yo ya he ingresado casi un 5% en mi cuenta y sigo con mis acciones en cartera, las cuales supongo que las mantendré un tiempo prolongado (siempre y cuando no haya noticias importantes que cambien mi decisión). Además es que creo que Indra lleva una política de retribución al accionista equilibrada al pagar en concepto de dividendos un 55% de su beneficio (payout) y suponer también este dividendo un 55% de su flujo de caja libre. El resto lo utilizará la compañía para reinvertir en ella misma.

Análisis de los dividendos Bolsa española (BBVA junio 2010)

Un mes más dejo el análisis mensual que hace el BBVA sobre los dividendos de los valores españoles.

Es un informe que me gusta bastante ya que en él se pueden ver (en líneas generales) si las empresas están llevando una buena política de dividendos, si los dividendos son de “calidad” y por tanto si los van a poder mantener e incluso incrementar en los próximos años. Para ello muestra 4 ratios que creo que son muy importantes y que nos proporcionan dicha información:

  • Payout (parte del beneficio que se reparte en dividendos)
  • Div. Total / FCF (parte del flujo de caja libre que supone el dividendo)
  • Ebitda / Dividendo (“Dividend Cover”)
  • Deuda neta /EBITDA (para ver el grado de endeudamiento de la compañía)

Este es el informe: Dividendos (analisis junio 2010)

Análisis de los dividendos de la Bolsa española por el BBVA (feb 2010)

Dejo el análisis mensual que hace el BBVA sobre los dividendos de los valores españoles.

Ya comenté que es un informe que me gusta bastante ya que en él se puede ver (en líneas generales) si las empresas están llevando una buena política de dividendos, si los dividendos son de calidad y por tanto si los van a poder mantener e incluso incrementar en los próximos años. Para ello pone 4 ratios que creo que son muy importantes y que nos proporcionan dicha información:

  • Payout (parte del beneficio que se reparte en dividendos)
  • Div. Total / FCF (parte del flujo de caja libre que supone el dividendo)
  • Ebitda / Dividendo (“Dividend Cover”)
  • Deuda neta /EBITDA (para ver el grado de endeudamiento de la compañía)

Este es el informe: Dividendos (analisis febrero)

Evolución de los dividendos en 2009 en la Bolsa española

El año pasado se pagaron en concepto de dividendos 32.298,14 millones de euros, un 15,08% más que en 2008. Parece extraño que hayan subido de media un 15% los dividendos en un año en el que ha predominado el recorte o como mucho el mantenimiento de los dividendos.

De todas formas, en 2009 ha habido algún factor extraordinario que ha hecho crecer la cifra de dividendos pagados en el año. Principalmente, casi todo el incremento viene del dividendo extraordinario que abonó Endesa en el mes de marzo, poco antes del acuerdo de Enel y Acciona por el que Acciona vendía su participación en Endesa a la eléctrica Enel. Sin este “efecto extraordinario” la retribución global al accionista en 2009 hubiera crecido un 3% más que lo pagado en 2008.

Otro factor importante que ha hecho crecer la cifra global de dividendos pagada en 2009, ha sido la decisión de varias compañías de adelantar el dividendo que solían pagar en enero (en este caso del 2010) a diciembre de 2009 por motivos fiscales. Este motivo ha hecho que las compañías repartieran 3.000 millones de euros en diciembre de 2009, el doble de lo repartido en el mismo mes de 2008.

Por tanto, vemos que aunque se puede decir que la Bolsa española ha repartido más dividendos en 2009 que en 2008, la cifra tiene algo de “truco”.

También quería destacar que la rentabilidad por dividendo de la Bolsa española en 2009, se situó en un 4,5%, una de las rentabilidades más elevadas de los mercados desarrollados.

Son 20 las empresas cuya rentabilidad supera el 5% (no se han tenido en cuenta en esta cifra ciertos pagos extraordinarios y ciertos pago atípicos).

Por último, comentar que el payout (parte del beneficio distribuido) ha aumentado 10 puntos y se sitúa en un 55,43% (máximo desde que se calcula).

 

Fuente: Bolsa y Mercados

Las cotizadas fidelizan al accionista vía dividendos

Los Dividendos: vitaminas para tu cartera

Interesante este artículo de Enrique Roca  sobre los dividendos, “Nuestros aliados en la inversión: los dividendos”

Una buena política de dividendos creo que es fundamental para el buen funcionamiento de una compañía y una manera muy buena para remunerar a los accionistas.

En este artículo se comenta la importancia de ellos y lo atractivo que son. Si no los reinviertes te dan un rentabilidad extra muy importante a lo largo de los años, pero si los reinviertes, la rentabilidad puede llegar a ser muy superior a la registrada por la subida del precio de la acción.

En alguna ocasión también he destacado varios puntos en los que debemos fijarnos para intentar invertir en empresas que vayan a poder mantener e incluso incrementar el dividendo que están pagando y en empresas que estén llevando una buena política de dividendos.

Por ejemplo creo que es muy importante fijarnos en estos indicadores:

  • Payout (parte del beneficio que se reparte en dividendos): menor del 70%
  • Div. Total / FCF (parte del flujo de caja libre que supone el dividendo): menor del 70%
  • Ebitda / Dividendo
  • Deuda neta /EBITDA (para ver el grado de endeudamiento de la compañía)

Hay que mirar más cosas y no es lo mismo un determinado porcentaje de un ratio en una empresa que en otra, pero lo fundamental es intentar ver compañías que pueden pagar su dividendo sin problemas, que están poco endeudadas, con unos buenos fundamentales y que tienen previstos seguir generando unos buenos flujos de caja.

En el artículo de Enrique Roca se destacan estos puntos importantes en los que fijarnos antes de invertir en una empresa con el dividendo como protagonista:

  • Un dividendo más seguro basado en un menor pay-out  (proporción del beneficio destinado al pago del mismo), un bajo endeudamiento, alta generación de caja, balance sólido y fuente de ingresos regular.
  • Beneficio por acción creciente y un modelo de negocio atractivo.
  • Su precio está por encima de una media móvil significativa.
  • La cartera está suficientemente diversificada.

Por último me ha parecido muy interesante este índice, Índice Top Dividendo, un indicador diseñado para hacer posible la inversión en el grupo de sociedades cotizadas que más rentabilidad ofrecen vía dividendos.

Visibilidad de los dividendos (compañías IBEX)

Me llega un informe del BBVA que me gusta bastante en el que se analizan las compañías con el dividendo como protagonista.

Una de las cosas más importantes de la política de dividendos de las compañías es la calidad de la misma. Por calidad, me refiero a qué le está suponiendo a la empresa el dividendo que está pagando a sus accionistas. Me explico, una compañía puede estar repartiendo casi todo su beneficio, pagando un dividendo muy alto para sus accionistas pero que no va a poder mantener ya que no genera el necesario flujo de caja para pagarlo. Si además está muy endeudada, la situación de la compañía se complicaría todavía más. Lo normal en estos casos es que en poco tiempo se reduzca el dividendo, además de haberse podido ver la empresa perjudicada por el elevado dividendo pagado en años anteriores. Este sería un caso de mala calidad en cuanto a la política de dividendos practicada por la compañía. Por el contrario, un buena política de dividendos y por tanto una política con cierta calidad sería la que reparte una parte importante del beneficio (entre un 50% y un 70%) y que no le supongo quedarse sin casi todo el flujo de caja que genera (el dividendo debería situarse por debajo del 70% del flujo de caja libre). Si además la empresa no está muy endeudada, mucho mejor. (Los % son indicativos pero creo que son una buena referencia.)

Como en todo, cada empresa es un mundo y a veces es mejor que la empresa de la que eres accionista no pague dividendos y que emplee todo su beneficio y su cash flow en nuevos proyectos, en gestionar su capital circulante y en hacer subir el precio de sus acciones. Pero bueno, en líneas generales, para los que nos gusta cobrar dividendos y luego ya decidir nosotros qué hacemos con ese dinero, mirar la calidad de éstos creo que es fundamental.

Por tanto, los ratios que suelo mirar para ver si una compañía está pagando unos dividendos que va a poder mantener en el tiempo e incluso incrementarlos son:

  • Payout (parte del beneficio que se reparte en dividendos)
  • Div. Total / FCF (parte del flujo de caja libre que supone el dividendo)
  • Ebitda / Dividendo
  • Deuda neta /EBITDA (para ver el grado de endeudamiento de la compañía)

Por ejemplo, Tele 5 para 2010 pagará un dividendo que le supondrá pagar todo su flujo de caja libre y que le supone destinar más de lo que gana (Pay Out = 118%). Por lo tanto, por muy alto que sea el dividendo, lo normal es que se reduzca, además de seguramente haberse visto perjudicada la compañía financiermante hablando al tener que afrontar un desembolso de caja muy elevado para ella.

Por otro lado tenemos por ejemplo a Telefónica, que paga un dividendo alto y que yo creo que lo podrá mantener e incluso aumentar. El Payout es del 64% (razonable). El ratio Div. Total / FCF es de 53%, es decir el dividendo supone la mitad de su cash flow libre (muy razonable). Y la Deuda Neta / EBTIDA se estima que para 2010 sea de 1,7 (razonable). Este caso por ejemplo me gusta y me hace mantenerme en la compañía con cierta tranquilidad y con ciertas garantías de que voy a cobrar el dividendo.

Inditex es la otra compañía en la que mantengo muy cómodo. Sus ratios son:

  • Payout: 50%
  • Div. Total / FCF: 44%
  • Ebitda / Dividendo: 3,6
  • Deuda Neta / EBITDA: Inditex no tiene deuda.

Dejo el informe del BBVA aquí abajo:

Dividendos (analisis enero)