Saltar al contenido
Juan Sainz de los Terreros

«Somos muy gilipollas» afirma Aulas sobre la suspensión de la liga de fútbol en Francia

El fútbol despierta lo mejor y a veces lo peor que tenemos dentro de nosotros. La euforia y la decepción por un gol o un resultado de un partido de fútbol, nos lleva a comportarnos en ocasiones fuera de control.

La pandemia que vivimos con la aparición del Covid-19 (Coronavirus), nos ha llevado a recluir a gran parte de la población mundial en sus casas, a parar la actividad económica en la mayor parte de los sectores y a suspender competiciones deportivas entre otras muchas cosas (sanitarias, etc).

«Somos muy gilipollas»

En lo que se refiere al deporte, y en concreto al fútbol, hay opiniones para todo en lo que se refiere a la vuelta de las competiciones. En Francia, Jean-Michel Aulas, presidente del Olympique de Lyon, habla sin pelos en la lengua. «Somos muy gilipollas» afirmaba tras la decisión del gobierno de cancelar las competiciones nacionales en Francia comunicada el pasado 28 de abril. El dirigente del Olympique de Lyon ve precipitada esta decisión. Está en juego la salud de los deportistas pero también está en juego mucho dinero y una industria que genera una gran actividad económica. Por lo tanto, este mandatario era de la opinión de tomar las decisiones con más paciencia dejando en «pausa» las competiciones hasta ver si realmente se podía o no retomar la competición. Pone el ejemplo de España y cómo se ha esperado a que mejorara la situación sanitaria para reanudar la competición ya casi en el verano de 2020.

Carta abierta al primer ministro francés y a la ministra de deportes

Posteriormente a la declaración tan contundente y clara como la de «somos muy gilipollas», Aulas declaró que todavía se estaba a tiempo de solucionar un problema de gran envergadura que entiende que se ha producido al suspender precipitadamente la liga de fútbol francesa de primera división. «Rectifiquen el error del fútbol francés y acabemos la Ligue 1» es el título de la carta carta abierta enviada por Aulas al primer ministro francés Édouard Philippe y a la ministra de deportes Roxana Maracineanu.

Este mandatario tiene un reconocido prestigio como dirigente dentro del mundo del fútbol al compaginar la faceta deportiva con la faceta financiera. Su visión en que sin unas cuentas saneadas, un club de fútbol tiene poco futuro por muy bien que le vaya una temporada o varias. Cuando lleguen las ‘vaca flacas’, superar esa situación será muy complicado. Por este motivo, ve con preocupación el daño económico que puede traer la suspensión de una competición de manera precipitada. Recordemos además, que el Olympique de Lyon cotiza en Bolsa.

En estos momentos, y con fechas de reanudaciones de ligas como la española en el mes de junio, el presidente del Olympique de Lyon aboga por rectificar el «error» en Francia y dar marcha atrás a la decisión de dar por terminada la temporada.