Saltar al contenido
Juan Sainz de los Terreros

Trabajar Gratis??? Dónde estamos llegando!!¿?

cara-sorpresa

Ayer, quedé un rato por la tarde con un amigo que trabaja en una pequeña empresa tecnológica y me comentó algo que, aunque podía intuir que ya estaba ocurriendo, no me dejó de sorprender.

Para variar un poco, nos pusimos a hablar de la crisis. Me comentó que le había ocurrido algo fuera de lo normal. Le habían llegado varios c.v. de gente bastante bien preparada y con años de experiencia para trabajar «gratis»!!!, las cuales por diversas circunstancias se habían quedado en paro.

Que la situación del mercado laboral está mal, ya lo sabíamos. Ayer mismo, los datos que conocimos en España son realmente duros de digerir. Pero hay que buscar soluciones a nuestros problemas, por muy complicado que sea y por muchos obstáculos que nos encontremos. Que nos tienen que ayudar (Gobierno, instituciones, organismos, etc) es cierto, pero que no nos podemos quedar «parados», también lo es. Ya he comentado en algún otro post, que debemos «ponernos las pilas» porque vienen curvas de las buenas y que si no nos movemos nadie va a venir a sacarnos las «castañas del fuego». Además, sí que hay empresas que están contratando gente aunque no lo parezca.

A lo que iba, es que esta iniciativa de los que quieren trabajar «gratis» (o «cuasi gratis» con por lo menos los gastos de transporte y comida cubiertos, digo yo) puede ser una buena opción pero también un arma de «doble filo» para la economía. Digo esto de arma de «doble filo» porque evidentemente si esta situación económica que vivimos se alarga en el tiempo y si además son muchas las personas que trabajan «gratis», el país irá retrocediendo a pasos agigantados. Además, los empresarios deberán no aprovecharse en exceso de esta «situación puntual». Debemos intentar confiar en la buena fe y buen gobierno de los empresarios para que este tipo de medidas sean favorables para todas las partes. Mucho pido, pero bueno… No entro en valorar lo injusto o lo justo de esta medida tomada por ciertas personas, ya que creo que poco puedo decir que no sepamos ya todos.

El caso, es que aunque sea «media jornada», el trabajar gratis puede suponer una alternativa positiva a futuro para la persona que está sin empleo y para el empresario con dificultades el cual podrá intentar salvar su negocio con algo de ayuda «gratis» aunque sea por unos meses.

El que está parado con esta medida, podrá encontrar más fácilmente una empresa que le abra sus puertas unos meses. Transcurrido este «periodo», podrá ser contratado con mucha más probabilidad (que si no está dentro), si la situación de la empresa va mejorando. Además también podrá encontrar mucho mejor otro trabajo si está «trabajando» que si dice en una entrevista que lleva 10 meses sin trabajar. Por muy duro que sea, decir que llevas 10 meses (por poner un ejemplo) en paro, no se ve bien por muy entendible que sea la situación de esa persona.

Yo no se si podría llegar a ese extremo de trabajar para una empresa gratis, pero sin duda que este tipo de medidas individuales pueden llegar a ser muy beneficiosas para el que las tome.

En definitiva, aunque claro que veo injusta esta situación de trabajar gratis, creo que puede ser una solución muy válida en ciertos casos puntuales.

 

———————————————————————————————————

patrocinador blog:

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 1 =

Comentarios (2)

Me parece de locos hacer ese simple comentario. Con ello estamos fomentando el pseudo-esclavismo. ¿Trabajarias tu, gratis?. La crisis la han generado los ricos para empobrecer todavia mas a los pobres.
Solo ese comentario ocasiona que no vuelva a leer mas su blog.
Es repugnante solo plantearlo.

Muy curioso este tema, pero por ejemplo, imaginemos que yo mismo me pongo a trabajar gratis para una empresa como subcontrata por ejemplo, todo va bien no hay problema y la empresa de turno funciona sin problemas hasta que oh sorpresa! deciden prescindir de mi «trabajo gratis», sería un fechoría par amí mismo, pero alguien ha pensado en el término jurídico de presunción de laboralidad? yo podría trabajar de esta manera hasta que prescindieran de mí y en ese momento o en cualquier otro durente mi prestación de servicio si participo con material de la empresa de turno, acudo como si fuera un empleado pero sin serlo, en un momento dado podría interponer una demanda para que se reconociese lo indefinido de mi prestación y pasar automáticamente a tener que ser readmitido en calidad de empleado fijo en la empresa X, jugada maestra para recuperar un puesto de trabajo y «roto» seguramente al sistema de costes fijos de la cía y seguramente me atrincherarí sindicándome. Alguien se fijó en este riesgo existente y cada vez mayor viendo el frío glaciar del mercado laboral español?