Saltar al contenido
Juan Sainz de los Terreros

FacePhi: 100 días como empresa cotizada

Facephi logo

FacePhi ya ha cumplido 100 días como empresa cotizada. La verdad es que han sido unos días históricos para FacePhi pero para el MAB, el mercado en el que debutamos el pasado 1 de julio, también.

Parecía en su momento que salíamos a cotizar en un mercado que estaba viviendo un momento dulce. Se podía llegar a pensar que el MAB, en el segmento de empresas en expansión, vivía su mejor momento desde que saliera a cotizar la primera empresa en el año 2009.

Hoy, creo que se puede decir todo lo contrario. El MAB vive su peor momento desde que empezó a cotizar una compañía.

Lo importante ahora es seguir trabajando, construyendo y ofrecer un proyecto creíble, importante y atractivo.

Son 3 meses y medio lo que lleva FacePhi en bolsa pero no son 3 meses cualquiera. Desde el debut de la compañía hemos vivido de todo y hemos sufrido muchas noticias negativas. Lo peor para mí es la perdida de confianza y desprestigio que hoy tiene el MAB en general. Creo que estamos viviendo una desbandada del mercado que evidentemente se refleja en las cotizaciones. A día de hoy todo influye en el MAB y por lo tanto una noticia negativa de una empresa nos puede afectar por el “riesgo de mercado”. Pero una cosa es la cotización y otra la empresa. Deberían ir caminando juntas pero muchas veces no ocurre esto. Y la clave es la empresa y su negocio. Lo mejor en este entorno es que, a pesar de todo, ser una empresa cotizada seguro que nos va a ayudar a crecer.

En estos tres meses ya hemos adquirido una compañía, Teralco. Teralco nos va a aportar muchísimas cosas. Teralco es una compañía tecnológica que ha tenido unos resultados muy satisfactorios en estos años tan difíciles y que además está presentando unos crecimiento en términos de facturación y beneficios importantes. Además, con Teralco, FacePhi podrá llegar al cliente final sin necesidad de contratar o subcontratar servicios a un tercero que hacen menos el rentable el proyecto además de retrasarlo en el tiempo.

Ahora toca presentar en cuanto se pueda algún contrato propio, abrir también en cuanto se pueda una oficina en Silicon Valley (EEUU) y si nuestras cuentas nos lo permiten, realizar una nueva adquisición. Paso a paso. Sin prisa pero sin pausa. Con paso firme pero avanzando por la buena dirección es lo que nos toca ahora realizar desde FacePhi por muy bien o por muy mal que esté el MAB.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =

Comentarios (2)

Hola Juan,
tengo una duda bastante importante. Según he leído en los requisitos de acceso al MAB, uno de los requisitos es que la empresa tiene que estar generando ingresos. No es necesario que esté generando beneficios, pero si ingresos. Con esto se pretende evitar que se saquen a cotizar compañía que solo disponen de un plan de negocio, pero que no se ha contrastado que dicho plan sea capaz de generar ingresos. Dicho esto observo que en el caso de Facephi se registran unos ingresos de poco mas 8.000 € en 2013. Con esto quedaría salvado el requisito, aunque visto que en todo el 2014 no se ha vendido un solo €, da la impresión de que estamos ante una compañía que solo tiene un plan de negocio y un producto, pero que a día de hoy no ha demostrado que dicho plan sea realizable. Seguro que hay un montón de contratos a punto de cerrarse, y que a largo plazo, o incluso a medio la empresa podría tener un gran éxito pero me sigue quedando el mal sabor de boca de que se haya podido saltar un requisito tan importante mediante unas ventas de 8000 €, para un empresa que se valoró inicialmente en 11 Millones. Lógicamente todo esto, administrativamente hablando, esta correcto a no ser que dicha factura provenga de algún contrato pactado para salvar el requisito.
Dicho esto, espero que haya mucha suerte, y que pronto se pueda dar la alegría de firmar un buen contrato que dé cumplimiento al Plan de Negocio, de no ser así, pronto habrá problemas con la compañía, el MAB, BME, etc.
Un saludo

Juan Andrés, entiendo perfectamente tu pregunta pero creo que quien debería responderla es el propio MAB (BME).

Nosotros hemos cumplido todos los requisitos y hemos realizado todo lo que nos ha pedido el MAB para poder cotizar en este mercado.

De todas formas, FacePhi no es la única empresa que podemos decir que facturaba poco o muy poco justo antes de empezar a cotizar. No es cuestión de dar nombres pero puedes ver la facturación de otras empresas que han salido al MAB en el año precedente a su salida a bolsa.

Lo importante es que la información exista y que el inversor decida si quiere invertir en una empresa cotizada con las características de FacePhi o de otra empresa. En FacePhi todo el mundo sabía nuestros números o por lo menos eran públicos. La información ha sido transparente. Está claro que el que ha entrado en FacePhi es por la proyección a futuro que puede tener. Por eso creo que lo que se necesita realmente es tener la información y luego que cada uno decida. Unos asumirán un riesgo que otros ni se les pasará por la cabeza. Pero eso ya es una decisión personal. Estar cotizando te exige mucho más que no estarlo a nivel de información, comunicación y transparencia. Aunque hay de todo, creo que una empresa cotizada da mucha más información que una que no lo es. Lo importante y fundamental es que sea veraz, entendible y transparente.

En definitiva, aquí la clave es tener la información y decidir si se invierte o no. También hablando en términos generales creo que es mejor invertir en una empresa cotizada en la que podrás vender de una manera más rápida y sencilla tus acciones en un momento determinado que en una empresa no cotizada ya que las transacciones en este último tipo de empresas son mucho más complejas y costosas.

Perdona por la insistencia y por repetirme, pero si la gente tiene la información transparente de lo que hoy es una empresa, luego el inversor ya es libre de si confiar o no en dicha empresa, si invertir o no a un determinado precio y de si hacerlo o no en una empresa cotizada en el MAB o por el contrario en por ejemplo una S.L. sin cotizar.