AIMGeneralMAB

El MAB cumple 9 años

Nueva web del MAB (dic 2014)

El MAB es el Mercado Alternativo Bursátil en España el cual se divide a día de hoy en varios segmentos:

  • MAB EE (Empresas en Expansión)
  • SOCIMIs (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria)
  • SICAVs (Sociedades de Inversión de Capital Variable)
  • ECR (Entidades de Capital Riesgo)
  • SIL (Sociedades de Inversión Libre)

Este sábado ha cumplido 9 años. Pero el segmento más mediático y que más noticias ha dado sin duda que ha sido el de Empresas en Expansión (EE). No fue hasta 2009 hasta que una empresa se decidió por dar el salto a este segmento. Fue Zinkia la que el 15 de julio de 2009 debutó en el MAB inaugurando el segmento de Empresas en Expansión en el MAB.

Centrándome en este segmento, EE, por desgracia la imagen del MAB no es buena.

Mi opinión personal sobre el MAB EE ya sabéis que es la de considerar que es un mercado muy necesario y positivo para la economía española como concepto. El instrumento creo que es excepcional y que debería ayudar a reducir la excesiva bancarización que tienen las pymes a la hora de buscar financiación.

Por otro lado, es un mercado que tiene muy pocos años de vida, que tiene que mejorar, crecer de manera saludable y creando un entorno propicio y amigable para los inversores que decidan invertir en este tipo de compañías, inversiones que por norma general tienen mucho riesgo.

En algún que otro artículo comento las cifras y lo que va ocurriendo en el AIM, el MAB inglés. El AIM es la referencia de los Mercados Alternativos en Europa. El AIM terminó 2014 con 1.104 empresas, captando cerca de 8.000 millones de euros en ampliaciones de capital.

Capital Captado AIM 2007-2014

Estas cifras evidentemente que no se pueden comparar con las del MAB pero sí que podemos hacernos una idea del potencial que puede tener un mercado alternativo en España.

Como he comentado, el MAB tiene que mejorar en su conjunto. Es decir, el MAB como regulador, las empresas, los Asesores Registrados, los inversores, etc, todos debemos poner nuestro granito de arena para poder tener un gran mercado alternativo en España. La responsabilidad de cada integrante la divido en dos. Una responsabilidad hacia terceros y una responsabilidad hacia uno mismo. La responsabilidad hacia terceros es la que debe velar por los intereses de terceras personas o empresas que se vean afectadas por la toma de las decisiones que uno tome. La responsabilidad hacia uno mismo es la que debe centrar nuestra actuación a la hora de valorar nuestros aciertos o errores, ser objetivo e intentar no tirar balones fuera cuando las cosas no salen como uno piensa. En este último caso me estoy refiriendo a la autocrítica y a la asunción de responsabilidades sobre nuestros actos o decisiones.

Ahora y mirando al entorno que rodea al MAB, la verdad es que no es el más positivo, ni siquiera el más neutro que debería por lo menos tener. No todo el mundo va a ser pro-MAB sobre todo cuando lo que lee y lo que escucha son malas noticias en su mayor parte. Como he comentado antes, la imagen no es buena y esto no ayuda a mejorar. Cuando los medios, blogs, personas interesadas en este mercado escriben sobre el MAB deben buscar la noticia y comentarla. Las noticias buenas y las noticias malas deben publicarse y creo que ayudan a mejorar. Por lo tanto, no digo que no haya que hablar de lo malo, ni dejar de publicar noticias negativas, ni dejar de opinar sobre las malas noticias. Al contrario, creo que hay que hablar de ellas y sacar conclusiones que nos hagan mejorar. La situación que daña o que busca dañar un mercado como el MAB, son las ganas de algunas personas por comentar sólo las malas noticias, desear que lleguen para ponerlas en cualquier plataforma, poner el altavoz en lo negativo, ser destructivo, buscar restar en vez de sumar y sacar las conclusiones sesgadas con el objetivo de desprestigiar a este mercado.

Que una persona cometa un delito, haga un gestión inadecuada o que los gestores de una empresa no consigan el éxito y tenga que liquidar la sociedad son cosas que hay que analizar y comentarlas. El delito deberá ser castigado como establezcan los jueces. Una gestión inadecuada deberá analizarse desde la objetividad pidiendo las explicaciones necesarias al equipo directivo de turno y viendo qué responsabilidades deberán asumir por el ejercicio de sus funciones directivas. La liquidación de una sociedad es una mala noticia que no tiene por qué venir acompañada de un escándalo. Todos los días por desgracia se liquidan empresas y el MAB no va a ser un mercado que esté blindado a la liquidación de empresas. Recordemos que en el MAB cotizan pymes y las pymes siempre andan por la cuerda floja aunque vivan un buen momento. Los buenos momentos pueden cortarse en seco y una empresa con un gran trayectoria, de un año para otro puede ver peligrar su continuidad por diversos motivos (competencia, cambios tecnológicos, falta de financiación, etc).

Con esto de fondo, casi afirmaría que en el MAB, como en cualquier mercado alternativo, el que invierta en él debe conocer que lo normal es que haya muchos más fracasos que éxitos pero que en términos generales, los éxitos y el potenciar un mercado como el MAB van a compensar con creces los fracasos en muchos niveles tanto económicos como sociales. Volviendo al AIM y viendo que los inversores han puesto en 2014 cerca de 8.000 millones de euros en las pymes cotizadas en dicho mercado cuando desde 2007 hasta 2014 han caído unas 1.000 compañías, hace ver el potencial que este capital puede generar a la hora de ver las cifras de empleo creado, las cifras de ingresos para la Hacienda Pública por diversos conceptos, etc. Los cientos de empresas que han podido liquidarse en el AIM en los últimos años, los escándalos que ha tenido este mercado, las inversiones fallidas, etc, no han hecho que los inversores en UK haya salido corriendo de este mercado. Al revés, desde finales de 2007, 2014 ha sido el año en el que más dinero han captado en ampliaciones de capital las empresas que han decidida dar el salto y debutar en el AIM, siendo el segundo año después del 2010 en términos de dinero de captado en ampliaciones de capital contando las nuevas empresas y las que ya estaban cotizando en el mercado.

No quiero extenderme mucho más porque el artículo ya es lo suficientemente largo y espero además que el mensaje que quería dar haya quedado más o menos claro. Siempre es difícil decir todo lo que uno quiere en un artículo, ser claro y además conciso.

Sólo quería terminar diciendo de nuevo que si por algo defiendo hoy el MAB a pesar de todo lo que ha sucedido y de lo que hay que mejorar, es porque creo que hoy es cuando realmente hay que defender un mercado como éste si crees que realmente va a servir para algo. Cuando las cosas vayan bien y cuando todo funcione mucho mejor que hoy, la defensa de este mercado ya no será tan necesaria. Es decir, cuando todos vean los beneficios en global que puede dar un buen MAB, es el momento en el que el MAB como concepto ya se defiende sólo.

Siempre digo que esta defensa no va reñida con la autocrítica, con la honestidad a la hora de reconocer errores y con la necesidad de ser constructivos para mejorar.

En definitiva, lo difícil es defender hoy el MAB. Defender las cosas cuando van mal es lo complicado. Defenderlas cuando van bien y los resultados acompañan, ya no es tan necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *