General

CLEOP, su desplome y su justificación

Me han resultado un tanto graciosas las declaraciones del presidente de CLEOP en las que dice que no entiende “cómo se llegan a emitir derivados sobre valores pequeños”. Se queja de que estos productos provocaron un desplome del 40% en pocos días en la acción de la compañía.

Qué es lo gracioso que veo en esto. Pues que quien provocó esta “desplome” fue Roberto Salazar Bello, uno de los consejeros y uno de los principales accionistas de la compañía.

Qué es lo que ocurre aquí. Qué dicho directivo no sabía de los peligros que llevan aparejados estos productos? Que el Consejo de Administración, que tiene conocimiento de esta posición, no sabe qué son los derivados y los riesgos que conllevan? Obviamente que sí lo saben pero no dijeron nada. En bastantes ocasiones son muy útiles, por diversos motivos, y las empresas se benefician muchas veces de ellos. El problema es que cuando les perjudican, suelen salir todos a la palestra para quejarse de ellos.

Entiendo, que a veces, los directivos de algunas empresas, se quejen por el uso “especulativo” que hacen determinados inversores con derivados de dichas compañías. Como Warren Buffet los definió hace pocos días en Madrid, en muchas ocasiones son “armas de destrucción masiva”. Hay que utilizarlos prudentemente ya que pueden hacer mucho daño.

2 comentarios en “CLEOP, su desplome y su justificación

  1. Creo que el desplome hubiera sido de igual modo sin tener derivados . De todos es conocido el préstamo de títulos para vender en el mercado y los errores de los operadores que han provocado movimientos en los mercados a nivel global .

  2. Estoy de acuerdo contigo Carlos.
    La ingeniería financiera le puede ayudar mucho a la cotización de un determinado valor o perjudicarle.
    Lo que tampoco me parece muy bien, aunque suele pasar, es que para el presidente es más fácil decir que han sido los derivados y operaciones especulativas los causantes de un desplome en el valor de la acción, que dar una justificación “fundamental” como es que un importante inversor ha vendido su participación por no creer en el futuro de la compañía (por poner un ejemplo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *