Archivo de la categoría: Mi cartera

En esta categoría dejaré los “posts” en los que hable de los valores que tengo en mi cartera

Reto Juan ST: Concluido. Ahora toca Udekta Capital

El reto que inicié hace ya cinco año llega a su fin. Por un lado me hubiera gustado seguir con el reto pero por otro lado tengo ahora uno mucho más ambicioso en términos generales. Este nuevo reto es el que he iniciado con Udekta Capital. Por lo tanto, ahora centraré mis esfuerzos y mis inversiones en lo que haga con Udekta Capital.

En lo que se refiere al ya reto antiguo, decir que 2017 lo he terminado con un +12,5%. Los 10.000 euros con los que en teoría empecé la simulación en enero de 2012, se han convertido en 10.507 euros. Es decir, he obtenido una rentabilidad del 5% en cinco años. Por lo tanto el objetivo a conseguir ha quedado muy lejos pero lo bueno es que termino en positivo, con todo lo que ha caído en estos años. Pero hay algo mejor, y es lo aprendido. Espero haber podido aprender muchas cosas en este tiempo, haber sacado conclusiones positivas y que la experiencia de estos cinco años de reto me ayuden en el futuro próximo.

Dejo la tabla con los datos del reto y un gráfico:

ene2012-ene2017-reto-juanst

grafico-reto-juan-st-ene2012-ene2017

La evolución la verdad es que ha sido como una montaña rusa sobre todo al principio. Tras un muy buen año con un +37,7%, llegó un segundo año más que espectacular subiendo la cartera un 324,3% anual. En el tercero llegó la debacle con una caída del 85%. Y el cuarto (+6,5%) y quinto (12,5%) han sido más normales.

La cuestión es que el reto queda con tablas cuando esperaba conseguir una gran rentabilidad. Espero poder ver esa gran rentabilidad con Udekta Capital ;-)

Y mi reto, ¿cómo va pasados cuatro años y medio?

Los que lleváis tiempo siguiendo el blog, sabéis que hace ya más de cuatro años, en enero de 2012, inicié un reto. El reto consistía en intentar conseguir pasar de 10.000 euros a 1 millón de euros en 10 ó 15 años siguiendo la evolución de “Mi cartera”. Al ir comentando los movimientos de “Mi cartera” en el blog, quise hacer la simulación de ver el resultado pasados 10 ó 15 años si la inversión inicial fuera de 10.000 euros. En 10 años la rentabilidad media anual debía ser del 59% y en 15 años la rentabilidad media anual de la cartera debía ser del 36% para conseguir el reto.

También comenté en su momento que era un reto complicadísimo de conseguir pero que lo bueno de esto es que si pasados 10 ó 15 años conseguía la mitad de lo que pretendía, el resultado sería pasar de 10.000 euros a 500.000 euros, lo cual sigue siendo extraordinario. Y el margen para reducir el resultado final todavía sigue siendo amplio para concluir con un gran resultado.

Mi primer año fue un buen año terminándolo con un +38%. El segundo fue extremadamente bueno con un +324%. El siguiente, 2014, fue extremadamente desastroso cerrando con una caída del 85%. El cuarto año fue neutro con un +6,5%. Al final de mi cuarto año, el balance total no fue positivo, realmente fue negativo pero tampoco desastroso ya que mi cartera terminó con una caída del 6,6% pasados estos cuatro años. No es lo que esperaba pero sigo pensando que hay tiempo y posibilidades de terminar con un gran resultado en unos años. Sabía que en los años buenos los resultados iban a ser muy positivos, y en los años malos lo contrario. No esperaba registrar un año con una caída del 85%, esto también es verdad, pero ha ocurrido y hay que seguir.

Siempre he dicho que este tipo de inversión se tiene que hacer con un capital que no se necesite, que es una inversión muy especial, volátil, de mucho riesgo y que podía darse el caso de que pasados unos años la cartera estuviera casi a cero. Nunca he querido mostrar esta cartera como una “cartera modelo”. Nunca he querido mostrar los porcentajes de exposición a una determinada compañía como algo que había que hacer o seguir. Es decir, siempre he querido dejar claro que esta cartera es “Mi cartera”, que sabía bien a lo que me exponía, sabía la cantidad de dinero que podía destinar a este “reto” y que si quería tener un resultado “galáctico” tenía que asumir unos riesgos poco “normales” o convencionales. De ahí de invertir en el MAB, en pocas empresas y sin una gran diversificación.

La cuestión es que quise ir comentando mis movimientos en el MAB y ver cómo iba evolucionando mi cartera.

Y ahora estoy en el quinto año. En lo que llevamos de 2016 mi rentabilidad supera el 30%. Dejándolo en un +30%, el balance de mi cartera pasados algo más de cuatro años y medio es de un +21,4%. Bueno, para lo que es el reto y la evolución que debería llevar es un resultado bajo, pero por otro lado, llevar un 21,4% en algo más de cuatro años y medio, tampoco está mal.

ene2012-sep2016-reto-juanst

En definitiva, que ahí sigue mi reto y “Mi cartera”.

Mis tres apuestas (+1) en el MAB

mi cartera juanst

A punto de finalizar la primer mitad del año, mis apuestas en el MAB siguen siendo tres:

  • Altia
  • Gigas
  • Zinkia

Realmente son cuatro, ya que sigo teniendo acciones de FacePhi pero como ya comenté en su momento, no iba a contar estas acciones para la evolución de Mi Cartera por haber tenido un puesto como Director Financiera en la compañía durante un año (el primer año de cotización de la sociedad en el MAB).

En Altia estoy en principio en una empresa consolidada en su sector, que crece de manera relevante tanto en facturación como en beneficios y que genera un flujo de caja libre importante. Así que parece que problemas en cuanto a la evolución de la compañía no deberían existir a corto plazo. Otra cosa es lo que haga la cotización. Eso siempre es una incógnita. De todas formas, como también comenté en otro artículo, mi inversión en Altia ya es sólo con plusvalías. Mis compras las realicé en febrero y marzo de 2014 a 5,75 euros y 5,96 euros respectivamente. He realizado ya varias ventas pero sigo con acciones. Este martes 28 de junio ha cerrado en 17,10 euros por acción. Esto no quiere decir que como son plusvalías ya me da igual perder el dinero que hoy está invertido en la compañía, si no que aunque pienso que la cotización sigue estando atractiva, un descalabro en la cotización o si por cualquier motivo tengo que valorar a cero lo que hoy tengo en Altia, el resultado final de mi inversión en esta compañía seguiría siendo positivo (+56% sin contar con los dividendos). Es decir, la presión ahora en esta situación en términos psicológicos, términos muy importantes en bolsa, es bastante menor para mí.

En Gigas invertí este pasado mes de enero a 2,96 euros. Este martes 28 de junio ha cerrado a 3,05 euros. En Gigas estoy a la espera de resultados positivos. Primero espero que siga creciendo primero de manera relevante en facturación y luego que los beneficios también lo hagan de manera importante. Ahora mismo la compañía tiene mucho que demostrar en materia de resultados para poder decir que vale algo. A lo que voy es que con la cuenta de pérdidas y ganancias que tiene ahora, no podemos esperar una valoración que justifique la cotización de hoy. Pero lo importante y el riesgo que uno asume en bolsa es respecto a las previsiones que tenemos de cada compañía. Las mías sobre Gigas son positivas y creo que pronto, cuando digo pronto digo uno o dos años, la compañía presentará unos resultados que hacen la cotización de hoy atractiva. Pero si me equivoco, mi error puede derivar en llegar a perder toda mi inversión en Gigas. Creo que tener esta visión es lo mejor que podemos tener a la hora de invertir en empresas en expansión cotizadas en el MAB. Las buenas inversiones son muy buenas, pero las malas muy malas llegando a poder perder todo lo invertido en una empresa. Así que toca esperar novedades y ver si realmente comprar Gigas a 2,96 euros ha sido una buena decisión o no.

Por último, mantengo mi inversión inicial en Zinkia. Confió muchísimo en el potencial de esta sociedad. Fundamentalmente por el potencial de una marca como Pocoyó. Compré acciones de la compañía en julio de 2012 a 0,72 euros y en mayo de 2013 a 1 euro. Mi precio medio es 0,84 euros. No he vendido ninguna acción todavía. Por el camino, la empresa ha vivido muchísimas cosas y casi todas malas. Entre otras ha “sobrevivido” a un concurso de acreedores y hace unos días se ha producido un cambio de presidente. La cuestión es si van a poder poner pronto en marcha el potencial que pienso que tienen con una marca como Pocoyó, mundialmente conocida, con una audiencia enorme en países como México, EEUU, España, etc, y porque además la vía de crecimiento vía licencia (merchandasing, etc) creo que es una vía de crecimiento que genera muy poco riesgo a la compañía y que no le obliga si no quiere a hacer grandes inversiones. De hecho, tras varios años sin publicar una nueva temporada de episodios, hace unos meses han llegado a un acuerdo con YouTube para que les financie una nueva temporada que verá la luz a final de este año. Y este acuerdo supone que YouTube , si no me equivoc, financia el 100% de la producción de esta nueva temporada. YouTube se quedará un % más alto por lo que generen en publicidad pero el riesgo para Zinkia es nulo ya que sólo ingresarán dinero dependiendo de la audiencia que tenga sin tener que haber puesto un euro en la producción de esta nueva serie. Ahora toca seguir esperando un poco más y ver si realmente Zinkia a 0,86 euros (precio medio de adquisición) es una inversión buena para mí o no lo es. Este martes 28 de junio la cotización ha cerrado en 0,92 euros.

Mi inversión en Altia hasta mayo de 2016

logo-altia

Altia continúa su escalada en el MAB sin hacer ruido

Mi primera compra de acciones de Altia fue el 28 de febrero de 2014. Hace algo más de dos años. El precio al que compré fue de 5,75 euros por acción. Unos días después, el 6 de marzo volví a comprar. En esta segunda ocasión el precio de compra fue 5,96€. Este viernes 27 de mayo de 2016 Altia ha cerrado en 17,82 euros. Por lo tanto, toca hablar de una inversión que a día de hoy está evolucionando extraordinariamente bien en mi cartera. Lo mejor de todo, es que aunque mañana si por cualquier motivo la cotización se hundiera o se tuviera que liquidar la compañía, mi inversión en Altia habrá sido muy positiva ya que con las ventas que he realizado ya he ingresado un 56% más sobre toda mi inversión. Es decir, que si mañana ocurre un desastre con Altia y las acciones se van a 0 euros, ya he obtenido un 56% de beneficio en esta compañía con mis operaciones.

Evidentemente, que mi inversión hoy sean plusvalías no significa que no crea que la cotización pueda seguir subiendo. Por eso mantengo parte de las acciones aunque lo que también está claro es que deja cierta tranquilidad saber que pase lo pase con Altia, la inversión ya ha sido muy favorable.

En su momento creía que Altia mostraba unos buenos resultados y que iba a crecer con fuerza. La valoración que tenía la compañía en el MAB me parecía muy atractiva y por este motivo invertí. Lo que también tenía claro es que invertir en este tipo de compañías, pymes en expansión y cotizadas en un mercado como el MAB, entrañan mucho riesgo. Y cuando hablo de mucho riesgo, hablo de ser consciente de que si algo se tuerce, mi inversión podrá dejar un resultado muy negativo e incluso valorar la posibilidad de poder llegar a perderlo todo. En ocasiones basta que la empresa empiece a tener problemas para quedarte “pillado” en el valor ya que probablemente no haya demanda de acciones y no podrás venderlas. Si la mala racha continua, aunque haya pasado tiempo, puede que no hayas podido vender ninguna acción y llegar a perderlo todo como he comentado antes.

Al invertir en Altia o en otras compañías del MAB lo que pienso es que lo van a hacer bien y confío en su futuro. Por eso invierto. De todas formas, hay que saber muy bien dónde uno invierte y qué le puede ocurrir. Los que me seguís, sabéis que he tenido operaciones en el MAB muy positivas y otras muy negativas. Al final, habrá que sacar el balance pasados unos años ya que la volatilidad en este tipo de inversiones es altísima.

Lo bueno aquí, en el MAB concretamente, es que en una inversión podrás perder el 100% pero podrás ganar mucho más del 100%. Ahora mismo, las acciones que tengo en cartera llevan una revaloración del 200%. Mi inversión en Altia no lleva un 200% (sí las acciones que hoy tengo) ya que hasta la fecha ya he realizado dos operaciones:

  • 31 marzo 2015: 10,33 euros (+80% sobre las primeras acciones que compré el 28 de febrero de 2014; +80% en poco más de un año).
  • 28 octubre 2015: 12,33 euros (+114% sobre algunas acciones que me quedaban de la primera compra y +107% sobre las acciones que compré por segunda vez el 6 de marzo de 2014, en algo más de un año y medio).

Altia cotizacion 20160527 - 2 años

Así que esto creo que es a lo que podemos estar acostumbrados en el MAB. Las inversiones que salen muy bien, dejan un resultados extraordinarios en poco tiempo (en dos o tres años ya deberías tener una gran revalorización), pero las que salen mal, también en poco tiempo dejan resultados muy negativos. La clave es que el balance sea muy positivo pasados unos años.

Y lo de siempre, que cada uno analice muy bien sus inversiones. Que no siga las opiniones o recomendaciones de otras personas si no sabe bien dónde invierte y qué riesgos asume. Todos queremos ganar dinero. Pero invertir en bolsa y en el MAB supone asumir unos riesgos y saber que podemos perder dinero. Yo sigo en Altia por varios motivos. Creo que es una empresa que ofrece unos resultados, unos beneficios, un flujo de caja libre y unas proyecciones muy buenas. Y lo más importante a la hora de seguir invertido es que la cotización pienso que sigue atractiva. Pero también os digo que estoy más relajado en Altia porque aunque creo que puede seguir subiendo y por eso mantengo acciones, ya he vendido parte de mis acciones lo que hace que haya obtenido ya un beneficio importante aunque mañana las acciones de Altia valgan cero.

Si decides invertir en Altia, decídelo por ti mismo, mira sus cuentas, analiza si crees que puede seguir creciendo, valora si la cotización es o no atractiva, etc. A partir de ahí, toma una decisión

Noticias que animan

Cuando inviertes en una compañía MAB sabes que hay multitud de incógnitas y de incertidumbres que a medida que se vayan aclarando y resolviendo, harán que tu inversión pueda llegar a tener un resultado espectacular o desastroso.

Nadie puede asegurar nada y tampoco podemos invertir teniendo absoluta claridad de lo que va a ocurrir en el futuro. Así que una vez que analizas y tomas una decisión de inversión, lo que creo que hay que hacer es seguir de cerca la evolución de la compañía en la que has invertido.

Tendrás en ocasiones noticias positivas, otras veces negativas, otras veces leerás cosas que puedan meterte el miedo en el cuerpo, también escucharás a algunas personas diciendo lo bien que lo va a hacer en el futuro una determinada compañía. Escucharás y leerás de todo. Lo importante es tomar decisiones en cierto modo de una manera pausada y sin impulsos.

Ahora, fijándome en mi última incorporación a “Mi Cartera”, es decir, fijándome en Gigas, he leído dos noticias que me animan:

En la primera noticia se habla de un contrato que ha conseguido Gigas por el que ofrecerá sus servicios cloud a la Comisión Europea junto con otros cuatro adjudicatarias del concurso: BT, IBM, Accenture y Atos. Estas compañías serán las únicas que pueden vender servicios de cloud pública a la Comisión durante los próximos cuatro años. El importe del contrato es de 14 millones de euros, que se repartirán -no tiene por qué ser a parte iguales- entre los cuatro adjudicatarios en función de los servicios que presten durante los próximos cuatro años.

Así que aunque no podemos saber todavía la cifra de negocio que le corresponderá a Gigas de este contrato, creo que sería razonable esperar por lo menos que consiga entre 1 ó 2 millones de euros. Pienso que esperar 1 millón de euros de facturación es además bastante prudente. Es cierto que habrá que repartirlo en 4 años pero también hay que fijarse que estamos hablando de una compañía como Gigas que en 2014 tuvo unos ingresos de 2,48 millones de euros y que este 2015 espera facturar 3,7 millones de euros. Por lo tanto, este contrato podrá hacer crecer la cifra de negocio de Gigas de manera importante en los próximos años.

Por otro lado tenemos una noticia más cualitativa, el reconocimiento de Gigas como Mejor Proveedor Cloud Hosting mundial del año en los premios organizados por The Cloud Awards.

Esta noticia tampoco tiene por qué servir de mucho ni asegura nada. Pero entiendo que es buena y que por lo menos a los que no conocemos el sector desde dentro ni somos expertos en la materia nos gusta leer.

La clave siempre estará en los contratos, en la cifra de negocios, en los resultados y es saber si la compañía está haciendo las cosas bien para conseguir por lo menos lo previsto en el plan de negocio.

En lo que se refiere a Gigas a mi inversión en particular, la verdad es que estoy bastante contento con la evolución que lleva y creo que la cotización nos está dejando un potencial muy importante del que podremos beneficiarnos dentro de no mucho tiempo.

Termino, como siempre, diciendo que esta es mi visión, que puede cambiar en los próximos días, semanas o meses y que además puedo estar equivocado. Así que cada uno deberá analizar si realmente invertir en Gigas es una buena opción para su cartera o si mejor observar la cotización de la compañía desde la barrera y así evitar sustos o sorpresas inesperadas como las que de vez en cuando surgen en este tipo de compañías que cotizan en el MAB.

Nueva adquisición en Mi Cartera (14 enero 2016)

mi cartera juanst

Este miércoles 14 de enero he incorporado una nueva compañía a Mi Cartera.

Llevo desde noviembre de 2014 sin realizar ninguna compra de acciones. Por lo tanto, más de un año después, he realizado una nueva operación de compra y ha entrado en Mi Cartera la compañía Gigas Hosting.

Dejo tres artículos en los que hablaba de Gigas:

A día de hoy todavía Gigas tiene mucho por demostrar para poder afirmar que es una gran inversión. Alguno podrá decir que sus fundamentales de hoy no dan la valoración que pago ni mucho menos. Pero, ¿qué “fundamentales” hay que ver? Yo miro a un par de años vista. El riesgo a asumir es muy elevado ya que hoy es una empresa que no tiene beneficios y que puede tener problemas en el futuro si no crece y si no entra en beneficios en un plazo razonable. Pero la rentabilidad que puedo obtener si consigue el éxito también será muy elevada. Aquí ya es cuestión de gustos o de riesgos a asumir.

De las cosas positivas que tiene la compañía destaco:

  • En 3 años han conseguido más de 3.500 clientes lo que le convierte en uno de los proveedores IaaS de referencia en España.
  • Presenta un modelo de negocio con ingresos recurrentes.
  • Modelo de negocio de elevados márgenes.
  • Sus ingresos se duplicaron en 2014.
  • Prevén crecer de manera notable en España y Latam.

De lo negativo destaco:

  • Intensivo en capital. No es mala esta situación para una empresa pero hay que tenerla en cuenta.
  • Todavía no genera beneficios. Tampoco es que sea mala la situación si hay un plan de negocio atractivo. Crecen en ingresos de manera notable pero sus cuentas anuales en términos de beneficios todavía están en negativo aunque van mejorando en materia por ejemplo del EBITDA.
  • Competidores potentes. Esta situación también es normal encontrarla en la mayor parte de las empresas. Tendrán que saber buscar su nicho o parte del mercado en el que ser competitivos y ganar negocio.

En definitiva, de Gigas me gusta la evolución que lleva, el sector en el que está, la vías de crecimiento inorgánico que tiene y su equipo directivo. Por otro lado, como ya he comentado, todavía tiene mucho por demostrar en materia de resultados y por lo tanto la inversión lleva consigo muchísimo riesgo ya que si las cosas no salen bien, podré llegar a perderlo todo. Evidentemente no invierto pensando que mi inversión se va a quedar a cero y lo que creo es que si las cosas van medianamente bien, el resultado en un par de año podrá ser espectacular. El tiempo nos dirá cómo va mi inversión en Gigas.

No quiero extenderme mucho más y este artículo sólo era para dejar el apunte de esta operación realizada en Mi Cartera.

Mi Cartera en 2015

Cierro el cuarto año desde que inicié el reto Juan ST.

El reto como sabéis tiene un objetivo espectacular, muy ambicioso pero sin ninguna presión ya que de lo que se trata es de ganar mucho dinero en un periodo de 10 a 15 años pero que si no se consigue el mayor drama es el de perder 10.000 euros en estos años. A nadie le gusta perder dinero y 10.000 euros es dinero. Lo que creo que todos tenemos que tener en cuenta es si podemos perder esos 10.000 euro o no. Si perderlos no nos va a quitar el sueño, adelante con un reto de estas características. Si nos va a quitar el sueño o nos va a suponer un disgusto importante, mejor destinar ese dinero a otra cosa.

Partiendo de esta base, de lo que se trata es de asumir bastante riesgo para poder pasar de 10.000 euros a 500.000 euros o 1 millón en 10 ó 15 años. Que se consiguen 100.000 euros, nadie dirá que multiplicar por 10 ha sido una mala inversión. Que se pierde dinero… este es el coste de asumir riesgo. Nadie asegura nada y mucho menos en bolsa.

reto juanst 10-15 años-rentabilidades-teoricas

Con esto de fondo, hice la simulación de lo que ocurriría si hubiera invertido 10.000 euros en enero de 2012. Ahora, cuatro años más tarde, mi evolución es bastante “pobre”. Tras dos años muy buenos, vino la debacle de Gowex y alguna más. La caída de la cartera en 2014 fue brutal y toca remontar sin prisa pero sin pausa.

Evolución Mi cartera MAB 2012-2015

Este 2015 he terminado con un +6,5%. No está mal pero necesito mejorar mucho para intentar de aquí a unos años tener una rentabilidad que haga ver que los vaivenes de mi cartera han merecido la pena. Sabía desde el inicio que los años buenos iban a ser muy buenos y los malos muy malos. No me esperaba una debacle como la de 2014 pero la asumo sin problema porque aunque como acabo de comentar no la esperaba soy consciente que estas cosas en bolsa pasan y hay que asumirlas cuanto antes.

Termino por tanto con 9.340 euros después de 4 años si hubiera invertido 10.000 euros en enero de 2012. Un balance “pobre” que no me desanima ni mucho menos.

Gráfico Mi cartera MAB 2012-2015

Ahora mi cartera está compuesta sólo por dos compañías: Altia y Zinkia. Como ya he comentado en varias ocasiones, mis acciones de Gowex están valoradas a cero euros y no cuento en “Mi Cartera” con las acciones de FacePhi que tengo al haberlas incorporado durante el periodo en el que fui director financiero de la compañía (de junio de 2014 a junio de 2015).

Por lo tanto, ahora toca seguir remontando aunque con la misma filosofía, es decir, seguiré teniendo que asumir muchísimo riesgo si quiero acabar dentro de 4 ó 5 años con una rentabilidad espectacular. Magia en bolsa no existe y todos queremos asumir riesgo para ganar. Nadie quiere perder por definición. Lo que ocurre es que hay que ser consecuentes y asumir que si las cosas no salen bien, salen mal. Es obvio. A toro pasado está claro que si perdemos dinero y cae nuestra cartera bastante, cualquiera diría que es mejor no asumir riesgo, “preservar el capital”, a perder. Claro. Pero yo con esta parte de mi dinero destinada a este reto no estoy para “preservar el capital”. Estoy para ganar bastante dinero. Si no lo consigo… no pasa nada. Si lo consigo, aunque sea la mitad, una alegría que me llevaré :-)

Operación en Mi Cartera (3 noviembre 2015)

mi cartera juanst

Un nuevo apunte sobre una operación en “Mi cartera”.

Como ya os comenté en mi anterior operación, la realizada el pasado 28 de octubre (venta de parte de mis acciones de Altia), en breve me viene a “visitar” a mi banco la Agencia Tributaria. Me toca pagar y por cosas de la vida no tengo liquidez para hacer frente a ese pago. Tengo que vender acciones para hacer liquidez y decidí vender parte de las acciones de Altia el 28 de octubre, y este martes 3 de noviembre he vendido las acciones que tenía en Cátenon.

Mi inversión en Cátenon se remonta al 16 de agosto de 2013 cuando compré acciones a 0,73€. Luego acudí a las dos ampliaciones de capital que ha hecho la compañía (a finales de 2013 compré a 0,80€ y a finales de 2014 compré a 1€). Mi precio de adquisición medio es de 0,75 euros ya que la mayor parte de las acciones que tengo las compré a 0,73€. Este miércoles 3 de noviembre de 2015 he vendido todas las acciones de Cátenon a 0,98 euros por lo que mi resultado ha sido de un beneficio del 30%.

Sinceramente creo que Cátenon vale bastante más de lo que hoy pone en el MAB. Pero entre un proyecto personal que quiero arrancar en breve y la Agencia Tributaria con su visita este mes de noviembre, he tenido que vender acciones para hacer liquidez, las cuales no habría vendido si no necesitara el dinero. A ver si puedo destinar dentro de poco algo más dinero a “Mi Cartera” y vuelvo a recomprar algunas de estas acciones. Os iré contando.

Operación en Mi Cartera – 28 octubre 2015

mi cartera juanst

Sólo un apunte sobre una operación que he realizado este miércoles 28 de octubre.

Dentro de unos días tengo una “cita” con la Agencia Tributaria, vamos, con Hacienda y me toca pagar.

Dada esta situación tengo que hacer algo de liquidez y he vendido parte de las acciones de Altia que tenía este miércoles 28 de octubre a un precio de 12,33 euros. Esta operación por un lado me duele ya que la empresa me gusta mucho y creo que sigue teniendo mucho potencial en bolsa pero por otro lado la venta me supone haber más que duplicado la inversión en las acciones que vendo. Unas acciones de las que he vendido hoy las compré a 5,75 euros el 28 de febrero de 2014 y otras a 5,96 euros el 6 de marzo de 2014. Por lo tanto, en las primeras mi ganancia ha sido del 114% y en las segundas la revalorización ha sido del 107%.

Tomando mi posición global en Altia ya he obtenido una ganancia sobre mi inversión total del 56%. Es decir, que con las ventas que he hecho ya he ingresado un 56% más sobre toda mi inversión en Altia. De esta manera, aunque mañana las acciones de Altia valieran cero, ya he obtenido un 56% de beneficio en esta compañía con mis operaciones. No está nada mal para llevar un año y medio con la inversión y sobre todo al todavía tener más acciones de la compañía.

Mi cartera: agosto 2015

mi cartera juanst

Hago una breve actualización de Mi cartera. Desde mis últimas ventas de marzo y abril, no he realizado ninguna operación.

Mi cartera ahora mismo está compuesta de:

  • Altia
  • Cátenon
  • Zinkia

Más o menos tengo un tercio de mi cartera en cada una de las empresas aunque evidentemente esta proporción irá variando dependiendo de cómo vayan evolucionando las cotizaciones.

De Altia sigo pensando que la empresa sigue valiendo más y que lo va a hacer muy bien en 2015 en materia de resultados. También es cierto que vendí la mitad de mi posición a finales de marzo y ahora mismo casi estoy sólo con plusvalías. Esto no quita para no pensar que lo va a hacer bien. Si pensara que la valoración es elevada o que los resultados no seguirán siendo positivos, vendería todas las acciones. Mantengo el 50% de las acciones que tenía compradas.

De Cátenon la verdad es que me sorprende cómo está cotizando a estos niveles. Los resultados del primer semestre de 2015 la verdad es que no llegaron a satisfacer las expectativas que había sobre la compañía. De todas formas, los resultados siguen mostrando crecimiento en materia de ingresos y beneficios y creo que el año lo terminaran con unos resultados bastante positivos. Aunque pueda bajar la valoración que tenía antes, Cátenon creo que sigue valiendo bastante más de lo que pone hoy en bolsa, es decir, bastante más de 1 euro por acción.

De Zinkia ahora mismo todos son incógnitas sobre su futuro y su evolución en bolsa. Parece claro que sale del concurso de acreedores y que pronto la volveremos ver cotizando. El problema que tienen con la guerra accionarial que hay creo que está dañando mucho el potencial que tiene con la marca Pocoyó. Hay que esperar pero sigo siendo bastante optimista sobre todo cuando la propia valoración concursal que se hizo de la compañía ponía el valor en 68 millones de euros cuando en el MAB la capitalización quedó bloqueada en 11,7 millones.