Saltar al contenido
Juan Sainz de los Terreros

Fixing

En los mercados financieros, mercados de valores y en los mercados de divisas, en varias ocasiones se habla del fixing.

A continuación vamos a explicar varios de los significados que le podemos dar a la palabra fixing dentro de los mercados financieros.

Qué es el fixing

Definición más técnica

El sistema de contratación de fixing es una modalidad de negociación de acciones en Bolsa o en los mercados alternativos bursátiles mediante fijación de precios únicos o “fixing” y se basa en subastas. Al cierre de cada subasta se cruzan las órdenes que se pueden realizar y se fija el nuevo precio.

Las subastas son periodos en los que se introducen, modifican y cancelan órdenes pero no se ejecutan negociaciones hasta el final de dicha subasta.

Durante este periodo, y en tiempo real, se calcula un precio de equilibrio en función de la oferta y la demanda produciéndose las negociaciones al final de la subasta al último precio de equilibrio calculado (asignación de títulos).

Subastas

En concreto, en la modalidad de fixing, se realizan dos subastas:

Subasta de apertura: Desde el comienzo de la sesión (8:30h.) hasta las 12h. (con un cierre aleatorio de 30 segundos).

Subasta de cierre: Desde el final de la asignación de la primera subasta hasta las 16h. (con un cierre aleatorio de 30 segundos).

Durante cada subasta, como se ha comentado, los participantes del mercado reciben información del precio de la subasta, y si éste existiese, de los volúmenes (y número de órdenes) asociados a ese precio a la compra y a la venta. Si no existiese precio de equilibrio, se mostraría el mejor precio de compra y de venta con volúmenes (y número de órdenes) asociados.

La profundidad del libro de órdenes no es pública en esta modalidad. Cuando existe el precio de equilibrio, y una vez finalizada la asignación de títulos, los miembros reciben información de la ejecución total o parcial de sus órdenes. Todas las órdenes no ejecutadas en la asignación de títulos, permanecerán en el llamado “libro de órdenes”.

Después de la asignación de títulos (cruce de operaciones al último precio de equilibrio), el mercado es informado del precio de negociación, volumen negociado, hora de cada negociación, y de la identidad de los miembros contratantes.

Definición más sencilla

En otras palabras

Las empresas que cotizan en la modalidad de “fixing” fijan precios dos veces al día. Una vez a las 12:00 y otra a las 16:00 siempre y cuando haya oferta y demanda que se pueda cruzar, es decir, siempre y cuando haya compras y ventas de acciones que se puedan cruzar a un determinado precio.

Desde el inicio de la sesión (8:30) hasta las 12:00 se van introduciendo órdenes en lo que se llama subasta de apertura, hasta que a las 12:00 se intentará fijar un precio y se negociaran el número de acciones que se pueda (dependiendo del volumen de acciones que se oferte y se demanda al precio de equilibrio). Después de 12:00 a 16:00 (subasta de cierre) se volverán a introducir las órdenes que los inversores quieran. A las 16:00 se intentará de nuevo marcar un precio de cierre si es posible.

Rangos estáticos y dinámicos

Rangos estáticos

Es importante conocer los rangos estáticos en los que se podrán mover las cotizaciones. Un rango estático es la diferencia máxima (positiva o negativa) entre una subasta y otra. En el caso de las empresas que cotizan en la modalidad de fixing en el MAB, el rango estático entre subastas suele ser del 5%. Es decir, que una empresa sólo podrá subir en el día un 10% o caer un 10% al existir sólo dos subastas en el día. Matemáticamente no es exactamente un 10% ya que si sube un 5% en la primera subasta, luego puede subir otro 5% pero sobre el precio que ha marcado con la subida previa (del 5%). Es decir, que podría llegar a subir un poquito más del 10%.

Por ejemplo: Una acción cerró el 1 de julio a 1€. En la subasta de apertura del 2 de julio sólo podrá subir y marcar precio dicha cotización a 1,05€ como mucho o a 0,95€ como mínimo. Es decir, podrá subir un 5% o caer un 5%, no más (siempre y cuando tenga el rango estático en el 5%). Pongamos que sube un 5% y cierra a las 12:00 a 1,05€. En la subasta de cierre sólo podrá volver a subir un 5% o caer un 5% pero ahora teniendo como referencia el 1,05€ al que ha cerrado en la subasta de apertura. Por lo tanto, ahora ya sólo podrá subir hasta 1,10€. No podría marcar 1,11€ ya que esto supondría una subida del 5,7%. En este caso, la acción ese día no podrá subir más que un 10% hasta los 1,10€. Así que si pones una orden a mercado, si consigues comprar, sólo podrás pagar un 5% de subida en la primera subasta y otro 5% añadido (un 10% en total sobre el precio de cierre de la sesión anterior) si compras en la subasta de cierre.

Excepciones en los rangos estáticos

En ocasiones, el MAB abre estos rangos según existan situaciones especiales. Por ejemplo, tenemos que el día del debut de las compañías en el MAB es normal que la primera subasta (subasta de apertura) tenga la empresa un rango estático del 50% (de subida o bajada) y en la segunda subasta (subasta de cierre) un rango estático del 10%.

Rangos dinámicos

En la modalidad de fixing no hay rangos dinámicos como en la modalidad de negociación en continuo (modalidad en la que se puede operar durante toda la sesión) ya que estos rango pone límites a los ‘saltos’ de la cotización durante la sesión y no durante las subastas.

Caso práctico

Caso práctico – Empresa Z

Pongamos el caso de la Empresa Z que saldrá en los próximos días a cotizar al MAB. El precio que se toma de referencia en el debut de la Empresa Z en bolsa es 1,23€. El rango que se entiende que pondrán en la sesión del debut en bolsa es del 50% en la subasta de apertura y un 10% en la subasta de cierre. Estos rangos no están fijados todavía pero en otros debuts como el de la empresa Y, éstos fueron los rangos utilizados.

Con esto de fondo, el primer cruce se podrá hacer como máximo a un precio de 1,84€ y a un mínimo de 0,62€. Es decir, si logras comprar porque hay demanda suficiente, podrás comprar a 0,62€ si se va al límite inferior o a 1,84€ si se va al límite superior, pero ni más alto ni más bajo. Pongamos que sube hasta 1,84€. Luego, en la subasta de cierre, podrá volver a subir un 10% o caer un 10% pero tomando como referencia el 1,84€ del cierre de la subasta de apertura. Así que si vuelve a irse al máximo permitido, se podrán comprar acciones a 2,02€ pero no más. Si cerrara a 2,02€ la subida sería del 64% sobre el precio de referencia.

Luego, ¿qué podrá ocurrir en las sesiones siguientes? Pues que como la Empresa Z cotizará en el sistema fixing y tiene que respetar los rangos estáticos por subasta, en las siguientes sesiones, lo normal es que tenga unos rangos estáticos como las demás acciones que cotizan en el MAB en esta modalidad. Estos rango son del 5%. Por lo tanto, en la segunda sesión la Empresa Z sólo podrá subir o caer un 10% (como mucho un 5% de subida o caída en la subasta de apertura más otro 5% en la subasta de cierre). Por lo tanto, suponiendo que la Empresa Z ha cerrado a 2,02€ en la primera sesión, en la segunda, si se cruzan acciones, sólo se podrán cruzar a 2,12€ en la subasta de apertura y a 2,22€, no más alto.

Pongo el ejemplo de mayor subida ya que he recibido muchos emails y he visto varios comentario de gente que piensa que la acción podrá subir mucho más de lo que realmente lo puede hacer en una sesión si se da la situación de que la demanda es muy superior a la oferta. Como en todo, habrá detractores y promotores de este sistema, pero la verdad es que para empresas que no tengan mucha liquidez es un sistema que por lo menos “controla” de alguna manera que en una sesión con poco dinero (1.000 euros por ejemplo) una acción pueda subir o bajar un % muy elevado. En esta modalidad, sabemos que una acción podrá subir o caer un 5% por subasta y un 10% aproximadamente por sesión. Así que si quieres comprar o vender acciones, con este sistema (fixing) si pones una orden de compra o venta sabes perfectamente al precio máximo o mínimo que lo harás.

Espero haberme explicado. De todas formas, no dudéis en comentar cualquier duda que tengáis.

Valoraciones de empresas que cotizan en fixing

La liquidez de las empresas que cotizan en fixing suele ser baja. Cuando los volúmenes de contratación suben de manera clara suelen pasar a cotizar en la modalidad de mercado abierto o continuo. Pero hasta que consiguen un volumen más o menos aceptable, la modalidad de fixing es un handicap negativo para muchos inversores que no les gusta esta modalidad de contratación.

A la hora de valorar empresas, la modalidad de contratación no debería afectar en la valoración. Otra cuestión es que hay analistas e inversores o gestores de fondos que realizan ajustes, en este caso negativo, incluyen una prima negativa por la escasa liquidez de la empresa en bolsa o en el mercado alternativo bursátil en el que cotice. Por lo tanto, al final a muchos inversores le afecta la modalidad del fixing en las valoraciones de empresas que realizan.

Fixing en el mercado de divisas

También fixing se utiliza en el mercado de divisas (forex). Fixing es el tipo de cambio (tasa de cambio) de una moneda o divisa en relación con las demás. Se utiliza en el mercado de divisas como una referencia para luego realizar las operaciones diarias de compra y venta de divisas. El fixing oficial es publicado diariamente por los bancos centrales.

Libros sobre compañías de reducida capitalización

Por último, si os interesan las microcaps, muchas de las cuales su negociación se realiza bajo la modalidad de fixing, os dejo a continuación una imagen, en la que podéis pinchar, que os llevará a una sección de libros sobre este tipo de compañías de reducida capitalización.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =

Comentarios (10)

Muchas gracias por la explicación Juan. Ha quedado clarísimo

Muchas Gracias. Entonces entiendo que una vez ya pasado el día del debut, ya puedo yo poner una orden de compra de X títulos «a mercado», que como mucho compraré un 5% más arriba o más abajo. Es así?

Lluc, en principio pensamos que tendremos el rango estático en un 5% por subasta. Si fuera así y si pones una orden «a mercado» podrías comprar con una subida máxima del 5% respecto a la subasta anterior (un 10% como máximo aproximadamente sobre el precio de la sesión anterior) siempre y cuando exista una oferta suficiente para satisfacer la demanda de acciones que haya.

Buenas:

Una pequeña duda fiscal que me ha surgido, a ver si me la podéis resolver. Pensaba que la deducción por inversión en el MAB aplicaba a todo, pero leyendo el artículo de la ley entiendo que la deducción solo es aplicable a las acciones adquiridas en ampliaciones de capital y no a las compradas en mercado normal, ¿es correcto?

Gracias y un saludo

Juan Francisco, es correcto. Y además la deducción se realiza en la Comunidad Autónoma que la tenga y con las empresas que tengan sede en dicha comunidad.

Gracias Juan. Ha quedado clarísimo.

Saludos.

MUCHAS GRACIAS.
E RESUELTO MUCHAS DUDAS.

[…] parecer esenciales para considerar la nulidad de este negocio hipotecario, como la inclusión de un fixing abusivo, pronosticamos la necesidad de un análisis exhaustivo, caso por caso, de la validez de las […]

Buenas tardes.
Cuando hay un exceso de demanda sobre la oferta a un precio fijado, ¿qué criterio se sigue para la asignación de las acciones en venta?
Por ejemplo, si de la empresa Z se ha fijado el precio a 5€ y la demanda de acciones es de 10.000 y la oferta de 500 títulos, ¿cómo se asignan?
Gracias

Enrique, primero están las órdenes «a mercado». Si todas las órdenes están «al mercado» o si hay varias al mismo precio, se asignan por orden cronológico. Es decir, que primero se asignan las órdenes que hayan llegado en primer lugar.