Altia

¿Qué se ‘cuece’ en ALTIA?

En la Junta General Extraordinaria de Accionistas de ALTIA que se celebró el pasado 16 de julio de 2019, se autorizó la adquisición de acciones de ALTIA Consultores, S.A. por parte de la propia Sociedad. Las condiciones impuestas son las siguientes:

  • El número máximo de acciones propias que puede adquirir ALTIA no excederá del 2,5% del capital social teniendo en cuenta las que ya se posean como consecuencia de las medidas de liquidez impuestas por el MAB.
  • Contravalor máximo y mínimo: el precio de adquisición por acción será como mínimo el valor nominal y como máximo el de cotización en Bolsa en la fecha de adquisición.
  • Las compras podrán formalizarse, en una o varias veces, mediante compraventa, permuta o canje o cualquier otro negocio jurídico válido en Derecho.
  • La autorización se otorga por un plazo de cinco años.

Si vamos a la web de la propia empresa podemos encontrar otro documento en el que se expone un Informe del Consejo de Administración de ALTIA sobre esta propuesta de adquisición de acciones propias. En este documento se explica y justifica la propuesta realizada por el Consejo.

  • La compra de acciones propias se plantea como una cobertura para oportunidades de compra específicas o coyunturales que suelen aparecer en el mercado, es decir, para situaciones en las que un inversor desea deshacer total o parcialmente su inversión y busca contrapartida única o agrupada como alternativa o complemento al sistema de contratación de fixing del MAB. Es decir, que si por ejemplo Ram Bhavnani mañana quiere vender un paquete importante de acciones, podría salir ALTIA a recomprar estas acciones. La verdad es que ahora mismo no creo que exista una posibilidad a corto plazo de que Bhavnani venda acciones ya que sigue comprando. Pero dentro de dos o tres años, cualquiera sabe. Sí que podría haber algún fondo de inversión que durante las próximas semanas/meses podría estar interesado en vender parte o toda su inversión. Aquí de nuevo, ALTIA podría salir y comprar estas acciones al fondo en cuestión para que la operación se haga rápidamente y sin tensionar la cotización dada la liquidez del valor y el free float (capital libre).
  • Con el 2,5% del capital social, ALTIA tiene autorización para tener en autocartera 171.954 acciones. A los precios a los que cotiza ALTIA en estos días (por el entorno de 21€/acción) la valoración de este nivel de autocartera sería de 3,6 millones de euros aproximadamente. La Compañía señala que estiman que este nivel es suficiente para las posibles necesidades futuras.
  • El precio mínimo para comprar acciones es el valor nominal (0,02 euros/acción) y el precio máximo es el de cotización en Bolsa en la fecha de adquisición.
  • Estas acciones de autocartera también se podrán utilizar para ser entregadas directamente a los trabajadores o administradores de la Sociedad o sociedades de su grupo, o como consecuencia del ejercicio de derechos de opción de aquellos que sean titulares, como consecuencia de la ejecución de planes, programas o sistemas que prevean tales entregas. Es decir, que se podrán utilizar para remunerar a ciertos empleados de la empresa que tengan ‘stock options’.
  • Se indica que con esta autorización también se busca dotar de demanda de acciones en las posiciones que tiene la cotización en el MAB. Es decir, se quiere aumentar de alguna manera la liquidez en el valor para los que quieran vender
  • Otro uso que se puede hacer de las acciones propias es como pago total o parcial en posibles operaciones corporativas (adquisición de empresas) que se pudieran plantear para el crecimiento inorgánico de ALTIA. De esta manera, se podría evitar tener que realizar una ampliación de capital o por lo menos reducir el importe de la misma.

Por lo tanto, tenemos a ALTIA ya con la autorización para poder tener en autocartera hasta 171.954 acciones. A 31 de diciembre de 2018 ALTIA tenía tan sólo 155 acciones propias.

Es normal pensar que ALTIA tendrá algo en ‘la cabeza’ y querrá tener la autorización para poder comprar acciones propias para utilizarlas ya sea como pago parcial en una futura adquisición, como ‘proveedor’ de liquidez del mercado para quien quiera vender, etc. Dado el volumen de tesorería que tiene, esta autorización la podría empezar a ejecutar cuando quiera y con el volumen de efectivo que se necesite.

De esta manera, podríamos estimar que pronto, durante los próximas semanas o meses (pero dentro de este año) tendremos alguna novedad al respecto. También hay que ser conscientes que las novedades se pueden retrasar más en el tiempo por diversos motivos y que no las debemos esperar con ansia. El retraso de la comunicación de alguna operación importante no debe preocuparnos dada la situación de la empresa, dada la evolución de sus resultados y dado el potencial que tiene. Así que creo que seguimos de enhorabuena los accionistas de ALTIA y que si pronto se produce alguna operación que genere más valor, será más que bien recibida. Si tarda algo más de lo esperado, tampoco pasa nada porque, como acabo de comentar, la evolución de los resultados y las previsiones de futuro me hacen ser positivo sobre la inversión en ALTIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *