EbiossGeneral

EBIOSS tras su enésimo intento por encontrar su rumbo

EBIOSS ha presentado sus cuentas anuales con más de un mes de retraso. Mala sensación para sus accionistas e inversores. En ocasiones, raras y tras una situación realmente excepcional, presentar cuentas fuera de plazo podría tener alguna justificación. Pero en el 99% de las ocasiones, presentar cuentas anuales auditadas fuera de plazo es un error de la empresa que no debería producirse. Las compañías en el MAB tienen cuatro meses para presentar sus cuentas auditadas. Entiendo que es un plazo más que razonable para hacerlo. Si no se hace en plazo, alguna alarma debería encenderse. Luego, errores cometemos todos y es cierto que habrá casos en los que el retraso no sea alarmante. Pero de primeras, una empresa que presente cuentas fuera de plazo ya es una compañía en la que algo pasa y en la que debemos extremar nuestro análisis y visión sobre su evolución.

Sobre las cuentas anuales, decir que dan miedo (resultados 2018). Es decir, estamos ante una empresa muy cerca de la liquidación. Por otro lado, han comunicado que han llegado a un acuerdo de refinanciación. Este acuerdo, deja en muy mal lugar a los antiguos accionistas pero es la única tabla de salvación que parece tener la compañía. Por lo que ante que tu inversión valga cero, tener una esperanza de que tus acciones valdrán algo en el futuro, ya es algo a tener en cuenta.

Lo importante ahora es el futuro de la compañía y el proyecto que tienen para los próximos años. En este sentido, parece que la compañía cambia el rumbo radicalmente. De una empresa centrada en tecnologías dentro del sector del residuo, quieren pasar a ser un holding de empresas centrado en tres sectores:

  • Sector Utilities e Infraestructuras
  • Sector Turismo y Ocio
  • Sector Retail de Moda y Alimentación

En el siguiente enlace podemos ver el proyecto Akiles que es el proyecto que tienen para los próximos años:

En definitiva, Ebioss está haciendo todos los esfuerzos para sacar a la compañía hacia adelante. Es importante ver que en ocasiones hay que cambiar el rumbo para acertar y tener éxito. Lo malo en Ebioss es que bajo mi punto de vista, y siempre advierto que puedo estar equivocado ya que no conozco en profundidad lo que pueden llegar a tener detrás, falta solidez al proyecto. Además, levantar las cifras pasadas va a ser una tarea titánica. Y por último, lo malo también que veo es que desde que salieron al MAB se han equivocado muchas veces con sus planes de negocio y no han cumplido en numerosas ocasiones con sus previsiones. Por lo tanto, lo siento mucho, y con todo el respeto para su directiva, empleados y accionistas, como inversor a día de hoy no confío en EBIOSS ni en el plan que puedan presentar para los próximos años. Ojalá me equivoque y tenga que escribir otro artículo rectificando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *