GeneralValoración - Rdos. - M&A

¿Qué tiene que ver la operación de compra de Privalia con el MAB?

privalia-web

Vente-Privée compra el 100% del ‘outlet’ de moda Privalia.

Hemos conocido este miércoles una de las operaciones corporativas más importantes en España y probablemente la más importante en lo que se refiere a una empresa española de comercio electrónico como es Privalia.

La francesa Vente-Privée compra el 100% de Privalia por una cifra que se estima en unos 500 millones de euros.

De la operación destaco las siguientes 14 cifras:

  • 100% de la compañía
  • 500 millones de euros es el precio por el que parece que se ha cerrado la compra.
  • 28 millones de usuarios registrados.
  • 5,95% es la participación de cada uno de los confundadores, Lucas Carné y José Manuel Villanueva.
  • 34,66% es la participación de General Atlantic (accionista de referencia).
  • 415 millones de euros de facturación en 2014.
  • 11,7 millones de euros de EBITDA en 2014.
  • 126 millones de euros de pérdidas en 2014.
  • 188 millones de euros la facturación del primer semestre de 2015 (+20%)
  • 8,2 millones de euros de EBITDA en el 1S15 (+17,7%).
  • 2006, año de la fundación de la compañía.
  • 200 millones de euros captados (financiación).
  • 2.000 millones de euros es la facturación en 2015 de Vente Privée.
  • 2.500 millones de euros de facturación es el resultado de ambas compañías en 2015.

Sin duda que una gran operación.

Evidentemente si algo se destacará de la operación es el precio pagado, unos 500 millones de euros. Una cifra espectacular que muchos encumbrarán y por la que sentenciaran la operación como de éxito total. Y puede ser así. Pero también habrá muchos que dirán que la operación de Privalia es un éxito y miren a otras compañías con malos ojos porque realizan muchas ampliaciones de capital, porque pierden dinero, etc. Al final el resultado muchas veces es lo que cuenta. La misma empresa si se vende es un triunfo o si pasa de perder dinero a ganarlo, es una gran empresa. Si no lo consigue, un fracaso. Pues entre el fracaso y el éxito a veces hay una frontera muy pequeña teniendo en cuenta siempre un gran esfuerzo y gran trabajo en trastienda.

Pero si nos fijamos en esta operación de venta de Privalia por 500 millones de euros, vemos que durante los 10 años de vida de la compañía han captado 200 millones de euros en varias rondas de financiación. Ni uno, ni dos, ni tres millones. Doscientos millones de euros se dice pronto pero es una cifra espectacular. Habrá gente también que piense que se financia y ha conseguido 200 millones de euros porque gana bastante dinero la compañía. Pues si miramos los resultados de 2014 vemos que las pérdidas son de 126 millones de euros. La facturación sí que es muy elevada y presenta un crecimiento muy bueno. Pero la realidad es que con 200 millones de financiación “algo” se puede hacer por tener una facturación elevada. La clave es si se factura y se gana dinero. Aquí, hoy por hoy no se gana y se pierde bastante. Pero quien compra está claro que algo sabrá o algo esperará en cuanto al potencial que tiene esta adquisición para pagar unos 500 millones de euros por una empresa que pierde 126 millones.

Ahora, y entrando en el MAB, hay inversores que se “quejan” de que estas compañías por norma general hacen varias ampliaciones de capital y que cada cierto tiempo necesitan dinero. Normal. Como Privalia o como la gran mayoría de las empresas que quieren crecer y expandirse de manera importante. Son muy pocas las que no hacen varias rondas de financiación durante su vida y diría que ninguna gran empresa antes de llegar a serlo. Lo normal es que veamos varias rondas y que además las cuentas del año en curso y pasados no sean todo lo bonitas que nos gustarían que sean. Más bien lo contrario. En algún caso pueden dar miedo. Pero ahí está el riesgo y la gran conocida relación rentabilidad – riesgo que quiera asumir cada uno. La empresa tendrá que demostrar y explicar muy bien qué quiere hacer cuando pide dinero y busca una ampliación de capital. Tendrá que explicar muy bien qué espera conseguir en el futuro y fundamentarlo de la mejor manera posible. Aún así, muchas caerán y esos directivos lejos de ser malos, habrán luchado por algo, por crear una empresa y sobre todo habrán ganado una experiencia de gran valor para lo siguiente que quieran hacer en el futuro. Por el camino el inversor tiene que saber que si la “cosa” se tuerce en estas compañías, puede llegar a perderlo todo. Esto es normal verlo y que se entienda mejor en países como EEUU o UK. En este tipo de países, hay inversores que buscan emprendedores que hayan “fracasado” ya con alguna empresa o que ya hayan tenido que cerrar alguna compañía porque no han conseguido sus planes de negocios. Eso se valora porque saben que estos emprendedores tienen dos cosas muy importantes: además de experiencia tienen el valor y las ganas de seguir luchando por crear una empresa y un buen negocio. Siempre habrá que excluir a los que engañan, defraudan, etc. Pero crear una empresa y tener que cerrarla, es lo más normal del mundo. No debe castigarse ni estigmatizar por definición a quien tiene que tomar la decisión de cerrar una empresa.

Si no confiamos en los emprendedores y si no hay inversores que lleguen a poner cifras cómo las que vemos en Privalia, no hay empresas, no se crean nuevos puestos de trabajo y la economía de un país perderá todo el potencial que genera un ecosistema favorable para el empresario y el emprendedor.

Privalia sólo hay una. Pero otras “Privalias” más pequeñas que no lleguen a las cifras vistas en esta operación hay muchísimas. Y éxitos de menor cuantía también. El gran titular y el puesto número 1 sólo lo tendrá uno. Pero tener éxito, que se cierren operaciones corporativas, que se financien empresas que están en pérdidas, que apostemos por la innovación, que los inversores entiendan bien dónde invierten, que se crea un ecosistema favorable para los inversores y empresas, que se entiendan que por el camino por desgracia hay proyectos que se tienen que cerrar, etc, etc, creo que es fundamental en un país como España y sin duda que el MAB es una herramienta y un mercado que puede ayudar y aportar mucho si crece y se apoya de manera importante.

14 cifras operación privalia vente-privee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *