GeneralMABSAP16

Y la próxima en salir del MAB será…

ascensor-subir-bajar

Este 22 de febrero una compañía cotizada en el MAB ha dejado de hacerlo. Se trata de la antigua Lumar, hoy denominada SeaFood. Lumar lleva un tiempo con bastantes dificultades financieras y de negocio lo que le ha provocado tomar decisiones y cambios de rumbo muy importantes. Entre otras decisiones han pensado que era mejor dejar de cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil e intentar sacar adelante la compañía como puedan pero sin ser una empresa cotizada.

Ahora, por otro motivo muy diferente, parece que la siguiente en “abandonar” el MAB será MásMóvil.

Hace ya tiempo que desde la compañía comentaron que el salto a la Bolsa era un paso natural dentro de su plan de negocio. El tamaño y los objetivos a alcanzar por MásMóvil hacen ver que el salto está cerca. Desde la empresa no lo ocultan y su deseo es poder realizar el salto del MAB a la Bolsa este mismo 2016.

El nuevo reglamento del MAB hace más sencillo este paso. Antes se obligaba a las empresas a excluir del mercado alternativo la compañía recomprando las acciones a los minoritarios y realizar su entrada en la Bolsa como cualquier otra nueva colocación de una compañía. Hoy parece que lo más lógico es que se pueda producir este “trasvase” de la compañía con un mero trámite administrativo sin tener que realizar compra-venta de acciones. Este trámite evidentemente tendrá que tener todas las garantías y las empresas deberán estar preparadas para dar el salto. Pero una vez que la compañía esté en situación de poder cotizar en la Bolsa, que lo pueda hacer sin excesivos problemas.

Por lo tanto, si MásMóvil consigue cotizar en la Bolsa será el primer caso de “subida” de una empresa del MAB a la Bolsa y un éxito para el MAB. Será todo un referente y se podrá ver cómo el MAB puede ayudar a las empresas (pymes) a crecer y prepararse para retos muy importantes.

Como siempre, las historias hay que seguirlas de cerca para sacar conclusiones. Lo que hoy parece claro es que MásMóvil ha sabido utilizar muy bien su condición de empresa cotizada en el MAB como un herramienta más que le ha permitido crecer de manera espectacular en poco tiempo y conseguir pasar de una pequeña empresa dentro del sector de las telecomunicaciones, casi insignificante hace unos años, a luchar hoy por ser el cuarto operador del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *