General

¿Estamos preparados para ser un “País para el emprendimiento”?

futuro-tecnologia

Me ha parecido muy interesante el artículo escrito por Juan Gorchs, CEO de Atomic Internet, en elEconomista.es

En el artículo Juan Gorchs comenta si nos podemos convertir en una “Start Up Nation” como denominan algunos a Israel. Llamémoslo “Start Up Nation”, “Silicon Valley de Europa” o un “País para el emprendimiento”, un país que ayude y apoye proyectos tecnológicos, biotecnológicos, de I+D, etc.

Todo esto pasa por un cambio de mentalidad, por conocer bien qué supone invertir en este tipo de proyectos, por ver los resultados positivos que ofrecen estas inversiones a la economía de un país, por conocer bien los riesgos a los que se someten los inversores, por ayudar desde las instituciones u organizaciones tanto públicas como privadas a las pymes, etc. Son muchas cosas las que tienen que ocurrir y las que tenemos que hacer para poder tener una “Start Up Nation”.

La noticia positiva para mí es que lo podemos conseguir. La noticia negativa o los problemas más inmediatos que tenemos que resolver es que necesitamos dinero y tiempo. Si “alguien” soluciona estos problemas, no necesitamos muchos años para poder tener un ecosistema que genere mucho empleo, que cree empresas líderes a nivel internacional y que aporte muchos beneficios a la sociedad en su conjunto. Por el tema del dinero, puede parecer que no lo hay pero para mí sí que lo hay.

Varios datos nos pueden ayudar a ver qué ocurre cuando se apuesta por ser una “Start Up Nation”. Por ejemplo, Israel es el país después de EEUU en tener más empresas cotizadas en el Nasdaq. Todo este ecosistema creado a base de invertir en empresas de éxito y empresas que se han tenido que liquidar, ha hecho de Israel una superpotencia tecnológica a nivel mundial. En Israel desde el Gobierno como desde el ámbito privado, tienen muy claro que apoyar a las pymes, a los proyectos de I+D y en definitiva apoyar el emprendimiento genera muchos más beneficios que los sacrificios o esfuerzos que se tengan que realizar en un momento determinado. Inglaterra, con el AIM (que sería el “MAB” inglés), el año pasado financió con casi 8.000 millones de euros a las pymes que cotizan en su mercado y esto ha ocurrido tras caer de dicho mercado unas 700 empresas (cifra neta contando ya las admisiones). Desde 2007 el número de cotizadas ha caído de 1.694 a terminar el 2014 con 1.104 compañías. El número de empresas que han “desaparecido” del AIM tomando la cifra en bruto, estará en torno a las 1.000 empresas desde 2007. No todas han terminado liquidándose ya que varias se han fusionado entre ellas y otras han pasado al “Main Market”. Pero aunque no hay un dato oficial, fijaría en entorno al 80% el número de empresas que han caído por la crisis o por los motivos que sea. Con esto de fondo, se han conseguido en 2014 cerca de 8.000 millones de euros a financiar empresas de mucho riesgo y en el primer trimestre de 2015 ya se llevan unos 1.250 millones de euros. Os podéis imaginar lo que se puede hacer con ese dinero inyectado directamente a pymes. Muchas inversiones serán un desastre a nivel de resultado. Otras obtendrán unos resultados espectaculares. Lo importante es que el balance sea positivo y parece que lo es en función de las cifras que se manejan. No hay que olvidar también que en el AIM los incentivos fiscales a este tipo de inversiones son también espectaculares si los comparamos con los pocos que existen en España.

En definitiva, creo que podemos construir un país referente a nivel mundial en lo que al emprendimiento se refiere. Se necesita dinero y algunos años. Pero si estamos decidido a ello, se crea ese ecosistema que ayude a las personas a crear proyectos de I+D, tecnológicos y en definitiva a crear proyectos que cambien ciertas normas establecidas en el mercado como lo hacen las compañías punteras a nivel a internacional, creo que podremos crear un país mucho más fuerte económicamente hablando y un país que muchos envidiarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *