Bolsa y Gestión de carterasGeneralMAB

Qué prefieres ¿invertir en una empresa del MAB o en una S.L.?

MAB vs SL

Está claro que… depende.

Es decir, generalizar siempre es difícil pero esta pregunta se queda muy coja ya que lo importante no se identifica. A lo que voy es que creo que la respuesta sería que un inversor prefiere invertir en una empresa que crea que tiene un buen plan de negocio y que tiene un precio de compra atractivo con el que entienda que va a ganar dinero independientemente de si es una empresa cotizada o no lo es. Luego hay gustos para todos ya que unos preferirán ni tocar las empresas que no hayan demostrado que están consolidadas en su mercado y otros preferirán arriesgarse más y entrar en empresas sin apenas actividad comercial. La relación riesgo vs rentabilidad es la que suele mandar a la hora de tomar decisiones de inversión.

Lo que ocurre es que si la pregunta incluyera que la empresa es la misma, en cuál invertirías. ¿En la empresa cotizada en un mercado como el MAB o en una S.L. sin cotizar en ningún mercado?

Aquí, si sólo pudiera dar una respuesta y sin matices, mi respuesta sería que prefiero invertir en la empresa que esté cotizando en el MAB al igualdad de condiciones.

Digo esto en un momento en el que todo lo que rodea al MAB está siendo más que criticado. Entiendo que se han hecho cosas mal, que hay que mejorarlo, que hay que castigar las malas prácticas y que a veces las cotizaciones están a unos precios que dejan poco potencial a la hora de invertir aunque la empresa sea muy buena y vaya a crecer mucho. Lo que ocurre es que pasamos de la confianza a la desconfianza muy rápidamente y hoy estoy observando que muchas personas ven hasta negativo lo de ser una empresa cotizada en el MAB. Estás en un foro de empresas en la que hay varias S.L. o empresas sin cotizar y la que está en el MAB es como la “apestada” o la que genera desconfianza. Es duro decirlo pero la realidad es que a día de hoy mucha gente ve mal y le produce cierto rechazo las empresas del MAB por todo lo ocurrido desde este verano independientemente de lo que haga y sea esa compañía en particular. Ya no hablemos de plantearse invertir en una empresa del MAB. Como es lógico, esto no pasa al 100% y sigue habiendo personas, gestores, inversores y analistas que confían en algunas empresas del MAB. Pero muy pocos y mucho menos que los que había antes del verano.

A lo que voy, es que parece mentira que a veces la gente se quede en lo superficial y en generalizar pensando que lo mejor es apartarse del MAB totalmente y se plantee invertir en una SL antes que en una empresa del MAB. Todo es válido y todas las empresas son buenas a la hora de invertir pero si algo tiene una empresa del MAB es que por lo menos están obligadas a presentar una auditoría anual, tienen que comunicar al mercado sus hechos relevantes, están además supervisadas y en última instancia tienen a la CNMV rondando por sus cabezas. Evidentemente muchos dirán que todo eso no sirve para nada dados los problemas y escándalos vividos en los últimos meses. Vale. Pero entonces preferimos una empresa que no cotice, que no está obligada a auditar sus cuentas, que no tiene controles, que la información es mucho menos clara y que puede ocultar mucho mejor sus “vergüenzas”?

En definitiva, lo importante a la hora de invertir son los proyectos y la empresa en sí, no si es cotizada o no lo es. Pero a pesar de todo, para mí tiene un valor añadido a igualdad de condiciones invertir en una empresa cotizada en el MAB. Cotizar en el MAB puede generar mucha volatilidad en el precio de la acción, lo cual no es del agrado de muchos inversores, pero los beneficios de poder vender aunque sea poco a poco la participación que tengas en un compañía, que tengas un precio todos los días que guíe un poco cuál es la valoración del mercado de dicha compañía o que la empresa de la que tengas acciones tenga que realizar una auditoría como mínimo al año, son puntos muy a tener en cuenta a la hora de valorar la inversión en una compañía cotizada en el MAB. Ahora también muchos dirán que no es verdad que puedas vender ya que cuando las cosas se ponen “feas”, el volumen de ventas es muy superior al de compras y podrás tardar mucho en vender y a un precio además muy inferior al que había el día que pusiste la orden. Esto es cierto pero cuando las cosas se ponen feas en una no cotizada, ¿es más fácil vender tus acciones? ¿Y cuando las cosas van bien, es más fácil vender acciones de una S.L. sin cotizar? No lo es. El proceso de venta es mucho más complejo en empresas no cotizadas. Tienes que encontrar al comprador al que venderle tus acciones y además ir a un notario en la mayor parte de los casos. En una cotizada, cuando las cosas van bien, das a un botón y vendes tus acciones. Por otro lado, aún cuando hay poco volumen negociado en el mercado, existe un mercado de bloques y operaciones especiales en el que se cruzan muchas órdenes por fuera del mercado a un precio acordado entre comprador y vendedor. Es decir, que a pesar de que veamos que una compañía ha negociado 10.000 euros en el mercado, ha podido cruzar una o varias órdenes por valor de 100.000 euros por ejemplo, lo cual hace ver que hay una segunda vía para hacer líquida tu inversión en una cotizada o una segunda vía para entrar con un volumen algo más elevado del que podrías pensar que se puede hacer en el mercado “normal”.

Por lo tanto, aunque las empresas del MAB viven un momento complicado en el que todas están en duda y en el que parece que es mejor ser una empresa S.L. sin cotizar que una S.A. cotizada, creo que los beneficios que aporta una empresa cotizada hay que tenerlos en cuenta desde el lado inversor. Lo importante sin duda es el proyecto, que el equipo directivo te ofrezca garantías, que entiendas dónde inviertes, que el precio esté acorde a lo que entiendes como atractivo dado el potencial que te pueden ofrecer, etc. Lo de ser cotizada o no a veces no es lo importante. Pero a igual de condiciones, ¿qué preferirías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *