Bolsa y Gestión de carterasMAB

Invertir en bolsa, una decisión personal e intransferible

cotizaciones-bolsa

Septiembre ya está aquí. El verano ha sido movidito, sobre todo en el MAB, pero todo creo que va calmándose. Como se suele decir, después de la tempestad llega la calma. Esto no quiere decir que haya empresas que en un momento dado estén más expuestas que otras a grandes caídas o a vivir momentos complicados en bolsa. Pero creo que se ha empezado a digerir el escándalo de Gowex y los inversores por norma general, antes o después, ponen todo en su contexto y diferencian lo que es un fraude de lo que se pueden encontrar en la bolsa. Y en la bolsa te puedes encontrar grandes proyectos a futuro, grandes empresas consolidadas, pequeñas empresas con crecimientos moderados, empresas algo más grandes con perspectivas muy positivas a futuro, empresas mediocres, … Por lo tanto, nos podemos encontrar de todo pero lo importante es que ya sabemos que nadie te puede asegurar nada.

Invertir en bolsa supone un riesgo pero también una oportunidad para ganar dinero. Si fuera fácil, todos seríamos ricos y no es así.

Los inversores creo que por norma general saben que pueden perder dinero a la hora de invertir en bolsa. El problema viene cuando ocurre algo como lo que ha ocurrido con Gowex. Recuerdo, aunque no hace falta, que Gowex no es un caso aislado. No hace mucho tuvimos en España a Pescanova dando su particular escándalo siendo éste un fraude mucho mayor al de Gowex. Y antes a Bankia. Pero te vas a Italia y tienes a Parmalat. Te vas a EEUU y tienes a Enron, Worldcom, Madoff,… Y así podríamos hacer una lista negra larga e importante sobre fraudes y escándalos financieros.

Después de un escándalo en bolsa de cierta relevancia, la reacción normal es primero de cabreo y luego de desconfianza total o casi total que deriva en retirada del dinero de manera en muchas ocasiones indiscriminada. Después hay inversores que les costará mucho volver a invertir, otros que vuelven y otro que nunca se fueron. Por ejemplo, ¿los gestores de Bestinver después de sufrir pérdidas en un caso como el de Pescanova han dejado de invertir o todos los inversores de sus fondos vendieron por la pérdida de confianza en estos gestores? Pues ni los gestores dejaron su actividad, la de invertir, ni todos los inversores de los fondos de Bestinver huyeron de la gestora tras el escándalo de Pescanova o tras perder en poco más de un año algunos de sus fondos más de un 50%.

En términos generales algunos inversores cambiaran su manera de invertir después de una determinada crisis, otros aprenderán cosas nuevas y otros seguirán como antes asumiendo pérdidas pero sin cambiar grandes cosas. Vuelvo a insistir que una cosa es digerir un fraude y otra es asumir que al invertir en bolsa puedes perder dinero. Si te arriesgas en una inversión y la empresa por lo que sea no gana lo que se esperaba o es barrida por la competencia, esas pérdidas se asumen de otra manera a la pérdidas sufridas tras un fraude y tras descubrirse cuentas falsas.

Sobre el MAB, es cierto también que a muchos inversores les va a costar volver a invertir en este tipo de empresas. No pasa nada. Lo importante es que quien invierta, sepa realmente dónde se mete. Invertir en pymes tiene mucho riesgo pero también te ofrece un potencial muchísimo mayor que hacerlo en una empresa que cotice en índices como el S&P500 o el IBEX 35. Unas te ofrecen unas cosas y otras te ofrecen otras. La elección es personal. Lo importante y no me cansaré de repetirlo por muy cansino que pueda parecer, es que cada uno sepa donde está, dónde invierte, qué le puede ocurrir y cuánto puede perder. Por este motivo, el golpe que por ejemplo yo he recibido en Gowex, no me va a hacer dejar la inversión en bolsa ni en el MAB. Aprendes, sabes que mucha exposición te puede suponer mucho beneficio pero también una caída en tu cartera elevada en muy poco tiempo. Yo lo sabía y asumo lo ocurrido. Es mi cartera y me lo puedo permitir. Invertir para terceros es otra cosa. E invertir 10.000€ ó 30.000€ no es lo mismo que invertir 10 millones o 30 millones, como es obvio. Creo que los riesgos a asumir cambian. Con 30.000 euros sí que asumiría invertir por ejemplo el 50% en una empresa sólo pero no si gestionara 30 millones de euros. Esta es mi visión que no tiene por qué coincidir con la de nadie. El caso es que cuando lo que haces sólo te repercute a ti mismo, lo único que tienes es que conocer los riesgos de tus inversiones y saber qué es lo que te puede ocurrir a la hora de invertir en una determinada empresa. Pero bueno, yo voy a seguir invirtiendo con la convicción que a largo plazo mi cartera va a aumentar de manera importante. Si no, pues nada. Lo habré intentado y no lo habré conseguido pero mi vida seguirá igual habiendo perdido ese dinero en bolsa. Que me podía haber dado un capricho y no me lo he dado al perder el dinero destinado a bolsa, pues no pasa nada. Pero si consigo hacer crecer mi cartera de manera importante, a lo mejor dentro de 10 años sí que puedo hacer algo que no me lo podría permitir si no hubiera invertido en bolsa de la manera que lo he hecho. Como en todo, cada uno tiene prioridades. Por ejemplo, desde los 18 años tengo el mismo coche y hoy tengo 35 años. Probablemente este año jubile el coche tras casi 18 años con él. Durante este tiempo podía haber dedicado por ejemplo 20.000 euros a comprar un coche y no lo he hecho. He preferido destinar ese dinero a invertir en bolsa. Que hoy pierdo todo lo que he invertido en bolsa, ningún problema. Podía haber disfrutado de otro coche nuevo durante estos años y no lo he hecho. ¿Pero me cambia algo mi vida por perder este dinero en bolsa? No. Ahí es donde quiero llegar. Cada uno es cada uno y sabe lo que invierte. Además debe saber si está preparado para perder dinero en bolsa o no. Poco o mucho. Pero asumir mucho riesgo y perder o ganar, eso es una decisión personal de cada uno. Todos queremos ganar mucho dinero en bolsa. Pero para ello hay que asumir grandes riesgos. Yo los quiero asumir porque invierto mi dinero, es mi cartera y sé que si pierdo, mi vida no va a cambiar dada la cantidad de dinero que invierto. Si me sale bien, perfecto y lo celebraré. De eso se trata.

Así que lo dicho. A invertir en bolsa quien quiera asumir riesgos. Y a invertir en algunas empresas del MAB quien quiera asumir mucho riesgo pero quien también quiera tener la oportunidad de ganar mucho dinero. Fácil no es. Pero imposible tampoco.

Un comentario en “Invertir en bolsa, una decisión personal e intransferible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *