General

Ecommerce en España: 13 mill. de consumidores y 10.000 mill. € de negocio

comercio electrónico (ecommerce)

A día de hoy nadie cuestiona ya la importancia del comercio electrónico en España y en el mundo. Si tienes un negocio de venta de ropa, de coches, de viajes, etc, o estás adaptado a vender por internet o muy probablemente no puedas llegar a competir dentro de unos años en un mundo cada vez más competitivo y por lo tanto más difícil para vender.

Aunque es cierto que todavía el comercio electrónico tiene que desarrollarse muchísimo más y que estamos en unas etapas iniciales sobre el desarrollo mundial de la venta por internet, es cierto que actualmente ya ofrece muchísimas posibilidades impensables hace pocos años para hacer negocios y para vender.

Los costes de crear una tienda online son muchísimo menores a los de una tienda a pie de calle y por lo tanto parece que puede llegar a ser más fácil hacer rentable una tienda online que una tienda offline. Lo malo es que la competencia online es inmensamente más fuerte a la offline. Con un simple click, un potencial comprador pasa de una tienda a otra. En la calle, esta  facilidad de cambiar de tienda evidentemente no existe. La proximidad y el trato personal (cliente y comprador cara a cara) son distinciones que se pierden en el mundo online.

De todas formas, aunque la competencia online es mucho más dura y difícil para poder sacar adelante una tienda online, con más de 13 millones de consumidores en España y un volumen de negocio superior a los 10.000 millones de euros (según un estudio de IAB Spain), el negocio online es una clara oportunidad para desarrollar y expandir nuestra idea de negocio o nuestra empresa. Hay muchos huecos que cubrir y aquí cada persona deberá saber dónde situarse y qué estrategia elegir a la hora de vender en internet.

Las ventas por internet crecen a tasas muy elevadas y lo van a seguir haciendo en los próximos años. Con esto de fondo, están surgiendo muchas tiendas online pequeñas, medianas y grandes. Como he comentado al principio, crear una tienda online tiene unos costes muy inferiores a hacerlo físicamente y se podría decir por lo tanto que es más fácil abrir una tienda en internet. De hecho es bastante sencillo y barato. La clave es vender. Esto es lo realmente difícil.

Mi experiencia con las dos pequeñas tiendas online que tenemos en el negocio familiar (Palomitta y Papatua) son muy positivas principalmente porque creo que es fundamental saber que en internet vender no es nada fácil y porque tener abierta un tienda online te obliga a aprender día a día y por lo tanto ir adaptándote mejor al cambio de vender físicamente por vender online. Parece que es lo mismo pero realmente no lo es. Muchas cosas hay en común pero se podría decir que estamos en otro mundo en el que hay aspectos que cambian y que por “pequeños” detalles puedes llegar a perder muchas ventas.

Por ejemplo, desde Palomitta o Papatúa sabemos que no podemos competir con gigantes del comercio electrónico que hacen las cosas muy bien y que tienen mucho dinero para invertir en sus tiendas online. Tenemos los clubes privados, BuyVip o Privalia, los cuáles han tomado mucho popularidad en España en los últimos años. Pero también hay otras grandes tiendas online de moda como puede ser Zalando y otros gigantes del mundo textil como es Zara. Evidentemente, competir contra estos gigantes e intentar ponerse a la altura de ellos es una misión imposible. Siempre te ganarán. Esto no quita para que no existan huecos que cubrir en internet, poder vender nuestros productos y en definitiva ganar dinero con nuestra tienda online. Será cuestión de buscar nuestro nicho de mercado, una especialización importante, etc. En definitiva, habrá que encontrar en qué podemos diferenciarnos y cómo podemos ser rentables con esta diferenciación.

Con esto de fondo, animo a todos los que tengan pymes y no vendan por internet a perder el miedo y dar el salto cuanto antes a la venta online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *