Crisis FinancierasGeneral

Reestructuración del sistema financiero = Grifo del crédito cortado

La semana pasada vimos como el Banco de España se hacía con el capital de 4 Cajas de Ahorros, algunas de las cuales son resultado de la fusión de otras. Concretamente se hizo con el 100% del capital de Unnim y la CAM, el 93% de Novacaixagalicia (NCG) y el 90% de CatalunyaCaixa.

Realmente es un drama que ya no nos sorprende. Lejos de sorprendernos, nos da cierta sensación de que nuestro sistema financiero está poco a poco “limpiándose”.

Lo malo es que estamos en un proceso inicial de “limpieza”. Aunque se ha avanzado y se han hecho bastantes cosas hasta el día de hoy, por desgracia queda mucho por mejorar y por reestructurar.

También existe en el mercado un sentimiento de haber llegado tarde en muchas de las decisiones que se están tomando hoy. Se ha intentado enmascarar la situación de muchas cajas y esto ha perjudicado mucho a nuestro país. Se han gastado mucho dinero y se ha perdido un tiempo de oro para poder empezar a ver la luz al final del túnel. De todas formas, más vale tarde que nunca. Es por lo menos el consuelo que nos queda.

Como digo, el proceso de reestructuración y de intento de estabilizar el sistema financiero español está en una etapa inicial, o como mucho en una etapa intermedia. Esto significa algo muy duro para España y es que el crédito seguirá sin fluir por el mercado. Esto sin duda que será la puntilla para muchos autónomos y pymes que todavía no han “muerto” desde que se iniciara la crisis. Por lo menos un par de años de sequía de crédito debemos esperar. Y esto es muchísimo tiempo, sobre todo si añadimos el tiempo que ya llevamos con el grifo cortado.

Por lo tanto, tiempos muy duros seguimos teniendo por delante. Las pymes y autónomos, que son la base de nuestra economía, van a tener que seguir haciendo magia para sobrevivir.

Si algo positivo debemos sacar de estas dificultades que tenemos por delante, es que las conocemos. Debemos en definitiva seguir agudizando nuestro ingenio para poder capear el temporal. Reducción de gastos, intentar no necesitar ni euro de los bancos (lo cual es casi imposible), buscar más que nuevas líneas de negocio (las cuáles necesitan de capital para implantarlas) debemos buscar nuevos canales de venta y por último, mucho trabajo, son algunas de las fórmulas que debemos explotar para intentar sobrevivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *