GeneralValoración - Rdos. - M&A

Carta de Bestinver a inversores sobre encuentro con Buffett

Interesante la carta que han escrito desde Bestinver a sus inversores comentando qué les pareció la Junta General de Accionistas de Berkshire Hathaway. Viajaron ni más ni menos que a Omaha (Nebraska-USA) para asistir a dicha Junta y para conocer a Warren Buffett. Como no podía ser de otro modo, la experiencia para ellos fue extraordinaria.

De las enseñanzas más interesantes que destacan de las respuesta de Buffett, yo resalto una:

  • No utiliza normalmente descuentos de flujos de caja. Intenta conocer los negocios y pagar un precio razonable.

El descuento de flujos de caja es un método de valoración muy extendido y muy importante hoy en día. En todas las escuelas de negocio lo explican y se le eleva muchas veces a los altares de las técnicas de valoración de empresas. Los flujos de caja son al fin y al cabo el dinero, la caja, que realmente sale o entra en una empresa. El beneficio o la pérdida contable es otra cosa. Sin flujos de caja positivos en algún momento de la vida de las empresas, nada se podrá hacer por la supervivencia de la misma independientemente de los beneficios presentados. Tú puedes vender por encima de tus costes, pero si luego no cobras pues como que tu situación puede acercarse a la bancarrota sin que te des cuenta independientemente de los beneficios contables que hayas obtenido.

Por otro lado, creo que hay empresas y empresas para utilizar este método. Una empresa que tenga unos flujos más o menos probables y estables durante unos años, como una empresa que gestione el alquiler de garajes o viajes de autobus de una determinada ruta, es una empresa más acorde para utilizar el método de descuento de flujos de caja. Pero para una tecnológica por ejemplo, no creo que sea lo más conveniente dado que un par de año para estas empresas son un mundo.

De todas formas, creo que en líneas generales el descuento de flujos de caja es un buen método de valoración pero que en la mayor parte de los casos es de muy difícil aplicación. Es muy complicado conocer o anticipar cuál va a ser el flujo de caja de una determinada empresa dentro de 3 ó 4 años. Una pequeña variación en la tasa a descontar puede hacer cambiar la valoración bastante. En definitiva, tiene sus pros y sus contras, como todo.

Para mí, buscar cuál es el valor de la empresa medido como la capitalización más la deuda neta y compararlo con su EBITDA, es uno de los métodos que más me gusta. También tiene sus “contras” pero creo que es sencillo y de fácil aplicación. Si a este método, le añades la situación y la evolución de los flujos de caja que está llevando la compañía y si además miras el PER, pienso que puedes llegar a tener una buena visión de cómo está valorada la compañía y de si es o no atractivo invertir en ella.

Aquí, como en todo, cada maestrillo tiene su librillo. Pero cuanto más sencillo, que no simple, cuanto más intuitivo sea tu método de valoración y este te ayude a entender las claves del negocio propio de la empresa, muchos menos errores podrás cometer y por tanto mucha mejor valoración obtendrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *