Crisis FinancierasGeneral

Dura propuesta de la AEB para el nuevo Convenio Colectivo de Banca

Estamos en un momento muy importante en cuanto a la negociación colectiva entre patronal y sindicatos se refiere. Todos hemos visto ya las dificultades que existen para llegar a acuerdos en el campo de la negociación de convenios colectivos. Hay muchos puntos claves y conflictivos para poder llevar a buen puerto las negociaciones.

En este post quería centrarme un poco en el negocio colectivo de banca.

A día de hoy los trabajadores de la “banca” se rigen por el “XXI Convenio Colectivo de Banca”, el cual tenía una vigencia desde el 1 de enero de 2007 hasta el 31 de diciembre de 2010. Por tanto los que trabajamos en un banco, llevamos varios meses con un convenio colectivo “caducado”. Aunque siempre se recoge que si no hay un nuevo convenio, los trabajadores se regirán por el último en vigor, creo que ya va siendo hora de firmar el nuevo convenio colectivo.

Las negociaciones, al igual que a nivel general, están siendo muy difíciles y complicadas. La crisis que vivimos es una “excusa” buena para revisar el convenio anterior y actualizarlo más que en otras ocasiones cuando las cosas iban más o menos bien, debido a los nuevos horizontes que se presentan.

Que todos nos debemos abrochar los cinturones es cierto. Que los trabajadores no nos podemos subir a la “parra” también. Que hay que apoyar ciertos recortes y pretensiones también lo es.

Entrando en un tema más filosófico, las injusticias existen desde el momento que nacemos. Nacer en un determinado país, familia, momento histórico, etc, ya nos sitúa en una situación de injusticia si nos comparamos con otras personas, ciclos económicos, etc. Pero una cosa es una cosa y otra es que existan injusticias firmadas en un convenio.

El pasado 8 de junio la AEB presentó una plataforma muy completa sobre lo que quiere para el nuevo convenio colectivo. Destaco los siguientes puntos:

  • Cuatro años de vigencia
  • Incremento 0 los dos primeros años y moderado los dos siguientes, sin referencia al IPC en ningún caso.
  • Simplificar y reducir los niveles de administrativos, incluyendo una categoría de inicio en condiciones ajustadas a las actuales necesidades de competitividad
  • Eliminación de los ascensos por antigüedad, por no considerarla un valor a tener en cuenta.
  • Suprimir la antigüedad (trienios)
  • Congelar a 31-12-10 las pagas de beneficios en función de la situación profesional de cada empleado
  • Supresión del cuarto de paga de productividad del mes de Agosto
  • Supresión de la bolsa de vacaciones.
  • Ampliar el radio de movilidad geográfica hasta 50 Km. con la posibilidad de ayudas temporales a partir de 25 km. No considerar Comisiones de Servicio si no exigen cambio de residencia.
  • No incrementar aportaciones al Fondo de Pensiones como sería necesario para la jubilación a los 63 años que contemplará la nueva ley.
  • Endurecer las sanciones en materia disciplinaria (faltas de puntualidad y quejas de los clientes)

La verdad es que los recortes son espectaculares. Yo podría entender varios de estos recortes, incluso todos siempre y cuando no se reparta ni un euro en bonus a ningún directivo de un banco si ese banco está en una situación complicada para su supervivencia o está en pérdidas. Pero dejaría fuera la gran mayoría de estos puntos en bancos que ganen dinero. Congelar el salario a un trabajador lo puedo llegar a entender. Pero congelarlo y que ese mismo año varios directivos se repartan los beneficios del banco. No lo entiendo “muy bien”.

Yo trabajo en un banco. Y quiero que todo el mundo tenga un bonus según sus responsabilidades y según sus resultados.

También creo que hay que apoyar al empresario y rebajar ciertos “privilegios de los trabajadores” que hacen muy difícil en muchas ocasiones la contratación de personal y que además en ciertos momentos pueden poner en peligro la viabilidad del negocio de dicha empresa.

Pero cuando se distribuyen de manera totalmente injustificada ciertos bonus dentro de un banco o una empresa y cuando encima dicho banco o compañía podrá excusarse en el nuevo convenio para no subir los sueldos de sus empleados mientras reparte bonus a sus directivos creo que nos pone en una situación de sumisión de difícil escapatoria.

Pero bueno, esto es como he comentado antes. Si nos comparamos con otros países o con otras épocas como momentos históricos con dictaduras o con guerras, a lo mejor nos consolamos.

De todas formas, algo hay que hacer para avanzar entre todos. El momento que vivimos sin duda no es fácil para nadie pero tampoco podemos ni resignarnos ni consolarnos con que podríamos estar peor. Tenemos que trabajar todos para avanzar, denunciar injusticias, buscar fórmulas para crear empleo de calidad e intentar por parte de las empresas ayudar a sus trabajadores a compatibilizar trabajo y familia, que tan importante es para una familia que sus padres trabajen como que disfruten de la vida juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *