General

Saltan las alarmas en el mercado y sobre todo en el sector financiero

Este miércoles hemos vuelto a vivir una jornada muy dura para los dos principales bancos españoles. En especial, el BBVA ha sufrido mucho (con una caída de sus acciones superior al 6%) el día en el que ha presentado unos resultados que no es que hayan sido muy sorprendentes, es decir, casi todo ha salido según lo esperado, pero que ha tenido una nota bastante negativa, la evolución de la morosidad, la cual sube un 0,9% en el 4T09, el mayor incremento trimestral de los últimos dos años.

Otro tema que se estaba esperando y que ha decepcionado algo al mercado al no confirmarse, ha sido la posibilidad del BBVA de subir su dividendo. No ha sido así y por tanto el banco ha confirmado su compromiso con los accionistas, sin mejorarlo, y dejando el pay out en el 30% respecto al beneficio neto sin extraordinarios.

Ahora toca ver qué hacemos, sobre todo los que estamos en algún banco como el BBVA. Sigo pensando que podemos tener un año muy similar al del año pasado, con fuertes caídas en la primera parte del año para luego recuperar y volver a registrar ganancias los principales índices de renta variable. En España por tanto, la clave estará en Telefónica, BBVA y Santander. Si estos tres valores lo hacen bien, el IBEX subirá. Lo que yo creo es que al final el año va a ser bueno para estos tres valores en los mercados financieros. Queda mucho y no será fácil. Pero antes o después (como tarde en verano) pienso que los datos macro y micro mejorarán, la situación financiera dejará de ser un “problema”, como parece que lo está siendo en estos días y las subidas de las acciones llegarán.

Si las cosas se torcieran mucho, habrá que vender (los que por ejemplo tenemos acciones de BBVA) y no pasará nada. De todas formas, en el caso particular del BBVA, creo que antes de final del año comunicará que sube su dividendo lo cual entiendo que será muy bien acogido por el mercado. Por tanto, toca “sufrir” de nuevo un poco, pero lo que no creo que haga ahora es vender e intentar comprar más abajo, porque al final seguro que lo hago mal, venderé a un precio más bajo del que luego compraré. Por tanto, sigo confiando en BBVA y seguiré dentro del valor hasta que no empeoren mucho sus resultados y el entorno, el cual no lo veo tan mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *