General

El BankUnited FSB protagoniza la mayor quiebra bancaria de 2009 en EEUU

Parece que ya estamos curados de espanto. Este tipo de noticias (de quiebras,  suspensiones de pagos, etc) en otra época sin duda que hubiera desatado un pánico alarmante en los mercados. Hoy ya se descuentan este tipo de cosas. Es impresionante, pero es así.

Según comentan en Cotizalia, BankUnited FSB, que al 2 de mayo tenía 13.000 millones de dólares en activos, es el 34º banco intervenido por la FDIC este año y el tercero en Florida. El rescate de BankUnited FSB en Florida ha sido el mayor en términos de coste para el FDIC (Corporación Federal Aseguradora de Depósitos) en lo que va de año (4.900 millones de dólares) y el segundo, por detrás de IndyMac (11.000 millones de dólares), desde que comenzara la crisis. BankUnited (con 8.600 millones de dólares en depósitos) ha sido vendido a un grupo de entidades de capital riesgo (Blackstone, Carlyle, Centerbridge y WLRoss). Esta operación incluye un acuerdo de distribución de pérdidas, por el cual el gobierno asumirá el 80% de los primeros 4.000 millones y el 95% de las restantes. A cambio, las entidades de capital riesgo entregarán “warrants” al gobierno y pondrán 900 millones de capital en el banco.

Pienso que este tipo de “quiebras” inevitablemente son necesarias, por desgracia, para poder salir adelante. Los bancos que no valen no deben seguir adelante y mucho menos se debe poner un dinero desde organismos públicos que nunca volverá. Al igual que pasa con los bancos, pasa con las empresas. Lo malo, cuanto antes desparezca mucho mejor, siempre y cuando se realice con un control y con cierta organización.

Por lo tanto, en esta crisis, la etapa que estamos viviendo creo que es un etapa difícil pero necesaria para que el sistema se pueda sanear eficazmente. Lo que ocurre es que sin duda quedará tiempo para poder pensar que estamos ante la esperada y deseada salida a la crisis.

Un diagnóstico lo más cercano a la realidad es básico. Pero tampoco podemos pecar de pesimistas. Es decir, no podemos pensar que tenemos cáncer y someternos a un tratamiento de quimioterapia, con los efectos secundarios que conlleva este tratamiento, o al revés, pensar que estamos ya con sólo un “refriadillo” y que con un paracetamol vamos tirando. Lo fundamental es conocer dónde estamos, cómo estamos y cómo podemos salir de la situación que tenemos por duro que sea.

Creo en definitiva, que estamos en medio de la crisis que vivimos, que nos quedan unos meses para tocar fondo a nivel macroeconómico (cifras de paro todavía en aumento, caídas de PIB más pronunciadas, etc) pero que vamos encaminados poco a poco en una dirección correcta. Buscar culpables y conformarse con pensar que antes o después saldremos de la crisis no creo que sea lo mejor ahora. Sin duda que habrá que buscar a los culpables y castigarlos duramente. De todas formas, todos debemos mirarnos primero a nosotros mismos, qué es lo que hemos hecho y qué es lo que pudimos hacer, y luego buscar a los culpables de nuestra situación y de la crisis que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *