Archivo de la etiqueta: preconcurso

EUROCONSULT (ECG) presenta preconcurso de acreedores

Situación delicada la que vive EUROCONSULT (ECG).

Este martes 6 de marzo EUROCONSULT (ECG) se ha acogido al amparo del artículo 5 bis de la Ley Consursal (“preconcurso de acreedores”). Aunque puede parecer que esta situación es la antesala del concurso de acreedores, no tiene por qué ser así. Ahora se abre un plazo de 4 meses para regularizar su situación financiera (3 meses de negociación con los acreedores más 1 para solicitar el concurso de acreedores). La actividad de la empresa sigue su curso normal en la medida de sus posibilidades y los órganos de administración se mantienen. Si antes de terminar el plazo se llega a un acuerdo con los acreedores y deudores financieros, la compañía vuelve a la situación normal saliendo con éxito del preconcurso de acreedores.

En el MAB ya se han solicitado varios preconcursos de acreedores. CÁTENON solicitó uno en 2013 y pudo salir con éxito de él, es decir, no llegó a pedir el concurso de acreedores y salió del preconcurso con un acuerdo con sus acreedores. ZINKIA, en su caso, del preconcurso pasó al concurso de acreedores. Pero pudo salir del concurso de acreedores también con un acuerdo con sus acreedores. Otras en cambio, terminaron en liquidación.

Ahora EUROCONSULT (ECG) se suma a otras compañías del MAB que están pasando por dificultades financieras. Espero que puedan salir de esta delicada situación financiera pronto.

Reflexiones sobre el MAB tras presentar Neuron y Neol pre-concurso de acreedores

Este viernes por la tarde han caído como un jarro de agua fría dos Hechos Relevantes para los que seguimos el MAB. Dos compañías presentan pre-concurso de acreedores: Neuron y Neol. Indicar que Neol es una filial de Neuron.

El caso es que por problemas financieros ambas compañías se han visto obligadas a presentar el pre-concurso. Ahora tienen tres meses por delante para intentar resolver sus problemas económicos, negociar con los acreedores e intentar sacar adelante los proyectos que tienen entre manos.

Sin entrar muy detalle en las causas y en los por qués de la entrada en pre-concurso de Neuron y Neol, seguro que ahora volverán a salir algunas personas, periodistas, inversores, analistas, etc a criticar a este mercado y afirmar que aquí, en el MAB, no hay nada bueno. Lo que ocurre es que el afirme que este mercado no vale para nada, que sólo hay empresas que venden humo, que muchas de ellas caerán y que por este motivo es un mercado al que no se le debe tener en cuenta, creo que por un lado desconocen qué es un mercado alternativo bursátil ya que por desgracia esta situaciones de quiebras, pre-concursos y concursos son habituales en todos los mercados alternativos y en los de referencia como puede ser el AIM de UK también. Por otro lado, sería contradictorio ver a muchas de estas personas quejarse luego de que constituir una empresa es muy difícil en España y que los bancos apenas financian a las pymes innovadoras sin que aporten los empresarios una gran cantidad de garantías. También habrá que pensar cuando nos quejamos de que muchos de los jóvenes que están muy preparados y con una gran formación se ven obligados a salir de España para conseguir un trabajo como ingeniero, arquitecto, bioquímico, etc. Estos trabajos necesitan empresas innovadoras y estas empresas necesitan financiación. Nadie asegura la supervivencia de una determinada empresa por el hecho de conseguir en un momento en particular financiación. Pero los años que estén activas esas empresas, son años que dan trabajo a gente muy cualificada. Tampoco quiero alargarme mucho en este sentido porque creo que más o menos he explicado mi postura.

Está claro que el MAB tiene que mejorar. Es un mercado joven en el que cotizan pymes en expansión con todo lo que esto supone a nivel de riesgos para los inversores. Pero no sólo este mercado tiene que mejorar. La Bolsa (Mercado Continuo, IBEX35) también tiene que mejorar y en definitiva cualquier mercado financiero tiene que crecer y desarrollarse de una manera sólida, mejorando año tras año e intentando ayudar a las compañías que lo formen a tener éxito.

El inversor debe ser consciente del riesgo que asume al invertir en las compañías cotizadas en el MAB. Son compañías que pueden crecer mucho en poco tiempo y en las que se puede ganar mucho dinero. Pero si la inversión se tuerce, se puede llegar a perderlo todo. Lo importante al final será el balance que saquemos cada uno de nosotros y el mercado en general.

La mortalidad en las pymes es muy elevada y aunque las sociedades en el MAB deben ser empresas más sólidas a la media, esta situación no quita para seguir viendo un % de compañías elevado (inferior a la media pero elevado en definitiva) pasando por dificultades financieras e incluso liquidándose. Miremos por ejemplo al principal mercado alternativo en Europa y uno de los de referencia a nivel mundial como es el AIM, el MAB de Londres. El número de cotizadas desde finales de 2007 ha caído en más de 700. Ha pasado de cerrar 2007 con 1.694 cotizadas a terminar este mes de abril con 967 empresas. Y esta caída de cotizadas viene contando además con las 773 incorporaciones desde el año 2008 hasta abril de 2017. Por lo que la “caída” total de compañías es de casi 1.500 sociedades en los últimos 10 años. Evidentemente no todo han sido liquidaciones o quiebras. Pero si miramos algunos estudios y análisis de este mercado, podríamos decir que un tercio de ellas sí que han podido “caer” por problemas financieros o quiebras (unas 500 empresas). Otras compañías han “subido” al Main Market (La Bolsa principal) y otras se han visto inmersas en operaciones corporativas (fusiones y adquisiciones).

En conclusión, aunque ver un pre-concurso de acreedores o un concurso no es una noticia agradable ni positiva tanto para la empresa como para el mercado en el que cotiza, creo que si no lo estamos deberíamos acostumbrarnos a ver y conocer este tipo de noticias en un mercado alternativo como es el MAB. Los buenos proyectos y el balance en cuanto a la financiación y éxito de empresas (el número será menor pero la magnitud del efecto positivo deberá ser mayor) en contraposición con la caída de compañías tendrá que compensar y generar más beneficios que pérdidas a la sociedad en general a nivel de empleos y desarrollo de la economía, pero también a nivel inversor. De hecho, volviendo al AIM, las cantidades de dinero que los inversores destinan a este mercado a pesar de llevar 10 años cayendo el número de compañías es impresionante. Superan varios miles de millones de euros al año la cantidad de dinero que se destina por ejemplo a acudir a las ampliaciones de capital. Y un mercado en el que existen inversores que destinan varios miles de millones de euros a financiar empresas es un mercado muy positivo y que además de generar mucho empleo cualificado, generará grandes empresas a nivel mundial.

La clave para que el MAB mejore y no se vea muy afectado por noticias negativas que por desgracia irán surgiendo, sí que puede estar en profesionalizar también la parte de la inversión en el MAB. A día de hoy apenas hay fondos y vehículos que inviertan en el MAB por lo que dejar la inversión a los particulares, family offices, algo de banca privada, o algún que otro institucional pero de manera muy tímida, hace que el desarrollo sea más complicado y esté de alguna manera “cojo”. Otra clave creo que está en el análisis. Apenas hay analistas, gestores e inversores que analicen estas compañías y que publiquen estos análisis para que se puedan leer. Fomentar el análisis y la publicaciones de informes sobre estas compañías también es un punto muy importante para conocer mejor las empresas que cotizan en el MAB, saber los riesgos que entrañan, y ser conscientes de los beneficios que nos puede aportar destinar parte de nuestras carteras (dependiendo del perfil inversor de cada uno de nosotros) a invertir en este tipo de compañías.