Archivo de la etiqueta: dividendos

Fórmulas de remuneración al accionista – Guía BME

formulas-remuneracion-al-accionista

Os dejo en el enlace de abajo la Guía elaborada por BME sobre las “Fórmulas de remuneración al accionista” que existen a día en España:

Es del 2014 pero en ella se habla de conceptos y fórmulas que a día de hoy están muy extendidas como el el Dividendo “Clásico” en Efectivo, varios tipos de Scrip Dividend (suscripción de acciones, ventas de derechos, …), Reducciones de Capital, etc. En total se describen 19 tipos de remuneración al accionista.

Por otro lado, dejo la crónica de la evolución del reparto de dividendos de las cotizadas española en el primer semestre de 2016:

En el primer semestre del año las cotizadas en la Bolsa española distribuyeron 16.249 millones de euros en dividendos. El 86% fue en efectivo y el resto en acciones.

Y el niño mimado en la Bolsa en 2015 será… el dividendo

dividendos-pago

El dividendo se fortalece y se toma como bandera para la protección del accionista además de mostrarlo como un atractivo para captar nuevos inversores.

Esta es la sensación que van dejando la mayor parte de las compañías que cotizan en bolsa, principalmente las empresas del IBEX 35.

Pero el dividendo vuelve en su esencia más pura. Y es el pago de dividendo en efectivo. En los últimos años las empresas han tenido muchas dificultades para pagar los dividendos que venían haciendo hasta el año 2007-2008. Con la crisis, la caída de las ventas, el descenso importante de los beneficios y el aumento de requisitos de capital para por ejemplo los bancos, ha provocado que las empresas hayan tenido que reducir e incluso suspender el pago de dividendos. Cuando las cosas han mejorado algo para la empresas de manera más o menos generalizada, el pago de los dividendos vino a través de fórmulas mixtas (efectivo y acciones). Ahora estamos viendo cómo las empresas quieren volver a pagar el dividendo en efectivo, si se puede en su totalidad, y darle la importancia que históricamente ha tenido para los inversores clásicos e históricos en la bolsa. Sin entrar en la discusión de si pagar dividendos es bueno, malo o medio pensionista, da la sensación que quiere potenciarse el pago de dividendo como remuneración al accionista además de dar una imagen de fortaleza financiera y de estar cuidando al accionista con la remuneración al accionista por esta vía. Decir si es bueno o no el pago de dividendo depende de muchos factores pero sobre todo de la situación de la empresa en particular.

Como he comentado antes, cuando vienen mal dadas y llegan crisis económicas, la reducción del dividendo o la supresión del mismo es una de las consecuencias más visibles en las empresas. No se pagan dividendos o se destinan menos recursos económicos a ello y se intenta capear el temporal de la mejora manera posible. Pero no siempre se reducen los dividendos como consecuencia de factores negativos. A veces se reducen éstos para dedicar más recursos a la inversión. Se observan grandes oportunidades y se busca invertir recursos para crecer como empresa y remunerar al accionista pero vía cotización ya que se entiende que las inversiones a realizar vendrán aparejadas de incremento de valor para la compañía.

Ahora, con esta defensa casi como un tema “personal” de las empresas en bolsa y con la intención de mostrarse fuertes financieramente hablando al comunicar la vuelta del dividendo pagado con efectivo y creciente, hay un tema que subyace y son las pocas ganas que existe ahora por invertir y por aventurarse en objetivos que supongan una elevada utilización de recursos económicos. Es cierto que la deuda financiera está a unos niveles que permite a la empresas, grandes empresas concretamente, a financiarse a un coste bajo pero creo sinceramente que lo hay es una especie de desahogo por superar lo vivido y unas ganas de estar tranquilamente un par de años afianzando las empresas y mantener una estabilidad que por otro lado no viene tampoco mal. Así que la decisión de qué hacer con los beneficios de las empresas y con el importe destinado al pago de dividendos las empresas se la dejan a los inversores. La empresa te da un dinero y tú decide qué hacer con él. Esto tiene algo de trasfondo importante.

El caso es que veremos cómo las empresas mimarán la política de dividendos volviendo a pagarlos en efectivo y anunciando el incremento de los mismos durante por lo menos un par de años.

Con esto de fondo, los datos a día de hoy ya reflejan las ganas de las compañías por pagar dividendos. Las empresas españolas el año pasado ya incrementaron de manera muy notable el reparto de dividendos. A lo largo de 2014 destinaron a la retribución a sus accionistas unos 43.500 millones de euros, un 89% más que en el mismo periodo del 2013. Si se excluye el histórico pago del dividendo extraordinario de Endesa, el aumento fue del 26%, aunque sigue siendo un récord histórico.

Ahora se prevé que al menos 23 de las 35 compañías del Ibex distribuirán en 2015 más dinero entre sus accionistas de lo que han pagado en 2014.

Telefónica

El dividendo de 2016 se pagará todo en efectivo y pagará una retribución de 0,75 euros por acción en 2015 y 2016.

“Estamos comprometidos con una retribución al accionista para el futuro que es buenísima”, dijo Alierta este 24 de febrero, quién aseguró que Telefónica ofrece una de las mayores rentabilidades por dividendo del sector.

Abertis

Abertis se ha comprometido a incrementar su dividendo un 5% cada año hasta 2017.

IAG

IAG aseguró que pagará su primer dividendo el próximo año. El importe podría rondar los 0,06329 euros, según el consenso de bancos de inversión que recoge Bloomberg.

OHL

Villar Mir quiere mantener el dividendo pese a la caída de beneficio de OHL. El grupo siempre paga el 25% del beneficio neto recurrente.

Mediaset

Mediaset vuelve al dividendo tras dos años de sequía. El grupo de comunicación tiene pensado el pago de un dividendo bruto ordinario de 0,1 euros por acción con cargo a los resultados de 2014 y uno extraordinario en efectivo por un importe total de 10,6 millones de euros.

Banco Popular

El consejero delegado de Banco Popular, Francisco Gómez, explicó recientemente que “nuestra intención es avanzar gradualmente hacia una política de mayor reparto del dividendo en efectivo, por lo que vamos a proponer que el primer pago de 2015 sea de dos céntimos de euro, pagadero en julio, lo que supone un importante avance en la política de dividendos para nuestros accionistas”.

CaixaBank

CaixaBank ha acordado proponer a la junta general de accionistas que el último pago a los accionistas correspondiente al ejercicio de 2014 sea en efectivo. El objetivo de la entidad es recuperar de manera progresiva el pago de dividendo en efectivo. CaixaBank espera seguir combinando remuneración en acciones y en efectivo durante este año para acabar pagando todo en efectivo en 2016.

BBVA

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, anunció la vuelta al dividendo íntegro en efectivo, aunque en 2017.

Santander

Santander ha anunciado ya que tiene previsto “reorientar la política de dividendos” hacia el pago en efectivo, con efecto a partir del primer dividendo con cargo a 2015.

Dos Torres Picasso para Amancio Ortega en dividendos

Torre Picasso (2)

Este miércoles Inditex ha presentado los resultados anuales correspondientes a 2012. Sin entrar ahora a valorarlos, me llama la atención desde hace tiempo el dineral que ingresa Amancio Ortega sólo en concepto de dividendos.

El Consejo de Administración de Inditex ha acordado proponer a la Junta General de Accionistas un dividendo de 2,20 euros por acción, un total de 1.371 millones de euros. De esa cifra de dividendos, a Amancio Ortega, fundador y máximo accionista de Inditex, le corresponden 813 millones de euros ya que posee el 59,6% de la compañía. Estos 813 millones podemos decir que equivalen a dos Torres Picasso. Y digo que equivalen a dos Torres Picasso porque hace algo más de un año conocimos que Amancio Ortega compró a FCC la Torre Picasso por unos 400 millones de euros. Por lo tanto, con los 813 millones de euros podemos decir que Amancio Ortega se podría comprar otras dos Torres Picasso más. Una auténtica locura.

Además es que Inditex lejos de tener algún problema para pagar este dividendo (supone un 58% del beneficio obtenido en 2012) podría pagar mucho más ya que la caja que tiene a día de hoy es tres veces el dividendo. La compañía ha cerrado por tanto el año con una posición de tesorería descomunal. Sin deuda (bueno tiene 6 millones de euros), la posición financiera neta de Inditex es de 4.100 millones de euros en caja, inversiones financieras temporales y equivalentes. Impresionante. Sólo lo que tiene en caja vale más que la mayoría de las empresas del Ibex 35.

En definitiva, que Inditex habrá gente que diga que en Bolsa está cara, otros que es una oportunidad a pesar de cotizar a unos ratios altos, pero lo que nadie puede negar es la capacidad de la empresa para ganar dinero y generar una posición de caja neta alucinante.

Lo dicho, “sólo” con el 60% del capital de Inditex y siendo el dividendo un 58% del beneficio neto, Amancio Ortega si quiere se puede comprar un par de Torres Picasso más a su colección de edificios.

FCC suprime el dividendo

Dura decisión la que han tenido que tomar en FCC suprimiendo el dividendo a cuenta de los resultados de 2012 pero más que necesaria en estos tiempos que corren.

La “digestión” de los tiempos de bonanza se nos ha atragantado a casi todos y encima hay que añadir que el mercado está más difícil que nunca.

Toca reequilibrar las compañías y proteger la caja lo máximo posible.

Como dicen desde FCC la finalidad de suprimir el dividendo es la de “fortalecer el balance” mediante la retención de los recursos destinados al dividendo, que también servirán para aminorar el endeudamiento y “mantener el crecimiento rentable de las operaciones”. En definitiva, a los gestores de FCC no les quedaba más remedio que tomar esta decisión al igual que la tomó Telefónica hace algunas semanas. Es lógico. Si hay margen para alegrías a través de dividendos, fenomenal. Si no, será mejor hacerse fuerte durante uno o dos años y luego, ya con unas cuentas saneadas de una deuda excesiva, volver a repartir dividendos o ir hacia otros objetivos pero sin volver a caer en errores del pasado. No se sostiene por ningún lado que su tu negocio no da la suficiente caja para repartir dividendos, éstos aniquilen la poca caja que te queda libre o que incluso algunas compañías se endeuden para pagar sus dividendos.

Lo bueno de estas grandes empresas es que tienen margen de maniobra por muchos motivos. Este margen de maniobra las pequeñas y medianas empresas no lo suelen tener y lejos de pensar en repartir dividendos, están trabajando para sobrevivir como sea y no tener que cerrar el mes que viene.

Por lo tanto, FCC toma una decisión más que necesaria y de sentido común en unos tiempos en los que no queda más remedio que reorganizarse y reestructurarse para afrontar el futuro a corto plazo que todavía se espera que sea muy duro.

Aunque muchos accionistas podrán estar en cierto modo molestos con esta decisión, si su visión es la de estar varios años en la compañía lo que deben celebrar es que se corta un flujo de dinero a los accionistas que puede que sea importante pero que si se hacen las cosas bien, en un par de años la empresa estará en disposición de volver a darles muchas alegrías a través de la cotización de la acción y también si lo deciden así los gestores, a través del cobro de dividendos.

Toca tomarse un “kit kat”.

Telefónica, lo que no puede ser no puede ser y…

… además es imposible.

Telefónica si tenía un gran atractivo para los accionistas, éste era su alto dividendo. Ha superado durante los últimos años el 10% claramente y por lo tanto esta remuneración al accionista sin duda que se tenía muy en cuenta. ¿Cuál es el problema? Que realmente la acción no cotizaba a unos ratios atractivos dada la evolución de su negocio y lo que es peor, el pago de este dividendo estaba estrangulando a la propia compañía. De ahí que la acción lejos de mantenerse, cada vez marcaba un precio más bajo desde hace ya varios años.

El pago de dividendos suponía una salida de caja elevadísima (más de 7.000 millones de euros el año pasado). Pero lo malo es que no disponía de esa caja. Su flujo de caja libre no daba para tanto. La caja de la empresa no podía hacer frente a ese pago y para mantenerlo debía aumentar su deuda o hacer uso de ella. Una situación que evidentemente no se podía mantener. Ya en diciembre de 2011 anunció que recortaba el dividendo debido a esto mismo.

Ahora tenían que decidir si debían seguir manteniendo contentos “artificialmente” a los accionistas con el dividendo o apostar de verdad por la empresa, reducir su deuda, reinvertir durante un tiempo los beneficios en la propia compañía y no dar salida a tanta caja en concepto de dividendos para crear valor. La decisión parece que es la más coherente para Telefónica. Suprime para este 2012 el pago de dividendo y anuncia uno mucho menor para el año que viene (0,75 euros por acción).

En definitiva, los accionistas se quedan en 2012 sin un flujo de dinero que siempre viene bien, pero que no debe ser la principal razón por la que se invierte y se compran acciones de una compañía. Con una visión más a medio – largo plazo, parece que desahogar a la compañía de esa salida de caja es una decisión que debería ayudar a Telefónica a reducir la deuda financiera que tiene y a poder volver a la senda del crecimiento sin tener que hacer frente a la venta de ciertos activos que a día de hoy no se venderán a un precio atractivo. Como se suele decir, esto del dividendo al final dada la situación financiera de Telefónica era “pan para hoy y hambre para mañana”.

Esperemos que acierten a partir de ahora con la estrategia a seguir y que la acción, que ha sufrido una caída muy importante en los últimos años a pesar de este gran dividendo, vuelva a subir porque la compañía vuelve a crecer. Esto es lo que realmente les debería de importar a los accionistas de hoy de Telefónica.

Inditex paga dividendo este miércoles 0,90 euros por acción

Inditex paga este miércoles uno de los dos dividendos que pagará este año a sus accionistas, entre los que me encuentro.

Ha pagado 0,90 euros por acción este miércoles y otros 0,90 euros el próximo 2 de noviembre, lo que supone repartir 1,80 euros por acción en concepto de dividendos este año. La rentabilidad por dividendo con la acción en los 67,50 euros a los que cotiza este miércoles es de 2,67%. No es un rentabilidad alta pero es algo. Pero si lo comparamos con el precio al que hemos comprado nuestras acciones, puede que este dividendo pueda ser más interesante. Por ejemplo, yo compré las acciones de Inditex a 28 euros. Por tanto estos 1,80 euros que recibo este año, hace que mi rentabilidad por dividendos sea un 6,4%. Esto ya es otra cosa y un % a tener muy en cuenta. Además la revalorización en mi cartera de Inditex es del 140% (con la acción a 67,50 euros). Sin duda un acierto haber comprado Inditex a 28 euros. Ahora toca ver cómo las vendo para ver como termina esta inversión que la verdad es que va por muy buen camino.

De todas formas, lo importante es que la compañía sigue creciendo y sigue aumentando sus ventas y beneficios (análisis resultados 2011). Además parece que todavía le queda mucho por recorrer y muchas alegrías que dar a sus accionistas. Esto se refleja en el precio de su acción que no ha parado de crecer en los últimos 4 años. Desde enero de 2009 cuando cotizaba por el entorno de los 32 euros, hasta este 2 de mayo, ha multiplicado por dos la capitalización. Pocas compañías pueden decir esto. Muchas compañías, incluso muchas del Ibex, lo que han hecho en estos últimos 3 años y medio ha sido lo contrario, reducir a la mitad la capitalización bursátil.

En cuanto a la política de retribución al accionista, creo que la está llevando bastante bien. Paga casi un 60% de los beneficios en concepto de dividendos y lo puede hacer sin problema dada la gran cantidad de caja disponible. El dividendo le supone un desembolso de aproximadamente 1.122 millones de euros, y la caja neta es superior a 3.000 millones. Por lo tanto, retribuye al accionista todos los años a través de dividendos, sigue con una gran cantidad de caja neta que le dé fortaleza financiera y un escudo muy importante para momentos de dificultades y su valor en bolsa no se resiente si no todo lo contrario, va creciendo año a año.

En definitiva, Inditex es otro tipo de compañía y mira a la crisis por el retrovisor. Parece que no le afectan estos difíciles momentos económicos que vivimos y la compañía va a lo suyo. Espero que continúe durante mucho tiempo por este camino y que siga demostrando que una compañía puede seguir creciendo y ganando más, a pesar de las dificultades.

Gowex paga su primer dividendo desde su salida al MAB

Gowex paga hoy su primer dividendo desde su salida al MAB. El importe bruto por acción del dividendo es de 0,0785 euros.

Creo que son buenas noticias para los accionistas de la compañía.

En líneas generales, una de las maneras más utilizadas para retribuir al accionista es a través del dividendo. Si no se reparte y se reinvierten los beneficios en la propia compañía para incrementar el valor de su acción, también es otra manera de retribuir al accionista.

En el término medio pienso que está la virtud. Dependerá de la época que vivamos y de la situación particular de la compañía pero combinar dividendos y reinversión del beneficio es una estrategia que me gusta bastante. También es cierto que en etapas de fuerte expansión y de inversión en proyecto atractivos para la empresa, los dividendos suelen ser menores que en otras épocas y no sería nada raro ni preocupante que una empresa como Gowex no repartiera dividendos. De todas formas, Gowex paga dividendos y aunque los detractores de éstos dirán que lo hacen porque no tiene proyectos interesantes en los que invertir su beneficio, yo creo que es bueno para lo accionistas recibir un dividendo y luego que ellos decidan si lo reinvierten en la compañía o lo utilizan para cualquier otra cosa.

Lo más importante para mí en este caso es que estamos ante una empresa en una etapa de fuerte crecimiento, que ya a día de hoy presenta beneficios reales y que además paga dividendos. Pocas empresas en el MAB pienso que están en esta situación. De ahí que Gowex sea la que mayor revalorización ha “cosechado” desde su debut en el MAB.

Ya estoy expectante esperando la publicación de sus resultados del primer semestre de 2011.

Telefónica aumenta la dosis de dividendo a sus accionistas

Teléfonica ha confirmado un gran dividendo para este 2011. Lo sube un 14% situándolo en 1,60 euros por acción (20 céntimos más que el del 2010).

La compañía suele fraccionar su dividendo en dos. El primero de ellos se suele pagar en noviembre del mismo año, y el segundo, en el mes de mayo del año siguiente.

Otro punto importante que ha confirmado la compañía es su intención de alcanzar un dividendo mínimo de 1,75 euros por acción para 2012 lo que significa, a precios de hoy de la acción, obtener una rentabilidad anual de casi el 10%.

Estas confirmaciones en principio no son ninguna novedad ya que se expusieron en el Investors Day de la compañía realizado en octubre de 2009. En él, se habló de las previsiones de la compañía para el periodo comprendido entre 2009 y 2012 y uno de los puntos que más se destacó fue la intención de Telefónica de llegar a un dividendo por acción en 2012 de 1,75 euros. Por lo tanto creo que es muy importante que se confirmen los objetivos marcados en este tipo de acontecimientos. Además de credibilidad del equipo directivo en sus predicciones, dan cierta tranquilidad al inversor.

El dividendo no lo es todo para un inversor ni debe ser lo único que mire a la hora de decidir dónde invertir. Pero creo que es una parte muy importante, siempre y cuando otros factores no ”cojeen” mucho. Si la compañía mantiene un buen flujo de caja, si sus negocios aunque les cueste crecer se mantienen y si además no tiene mucha deuda a la que hacer frente, pienso que el dividendo es un gran atractivo para invertir y que además puede darnos unos beneficios muy jugosos.

En definitiva, creo que la confirmación del dividendo de Telefónica es una buena noticia para los accionistas. Habrá gente que diga que es mejor que de menos dividendo y que utilice ese dinero para generar más negocio que de más rentabilidad al accionista vía aumento de la cotización de la acción. A mí personalmente me gusta tener asegurado un 10% de rentabilidad anual de mi inversión en la compañía (compré acciones en 2008 a 16,50 euros) durante dos años por lo menos, además de ya haber cobrado otros dos dividendos entorno al 8 y 9%, y además mantenerse la acción por encima del precio al que la compré.

Análisis Dividendos Bolsa española (por BBVA – enero 2011)

De nuevo vuelvo a dejar el análisis mensual que hace el BBVA sobre los dividendos de los valores españoles.

Es un informe que me gusta bastante ya que en él se puede ver (en líneas generales) si las empresas están llevando una buena política de dividendos, si los dividendos son de “calidad” y por tanto si los van a poder mantener e incluso incrementar en los próximos años. Para ello muestra 4 ratios que creo que son muy importantes y que nos proporcionan dicha información:

  • Payout (parte del beneficio que se reparte en dividendos)
  • Div. Total / FCF (parte del flujo de caja libre que supone el dividendo)
  • Ebitda / Dividendo (“Dividend Cover”)
  • Deuda neta /EBITDA (para ver el grado de endeudamiento de la compañía)

Este es el informe: Dividendos (enero 2011)

Inversión en dividendos: 3 puntos a tener en cuenta

Ya he comentado en varias ocasiones en el blog que me gusta “pasearme” por la web “Dividends Value”, web que se centra en inversiones con el dividendo como protagonista.

Creo que la inversión a través del dividendo es una de las mejores inversiones ya que si se hace bien (y esto es lo realmente difícil de hacer) tendrás acciones de buenas compañías, con cuentas saneadas, con crecimientos relevantes durante el paso de los años y con un rendimiento anual a través de un flujo de caja anual “casi asegurado”.

De todas formas, como en todo el mundo de la inversión, lo difícil es hacer buenas inversiones y saber seleccionar bien los activos que harán que tengamos una cartera de éxito.

En este post se nos intenta advertir de ciertos peligros o de algunos puntos que debemos tener siempre en cuenta cuando queramos invertir y tener una cartera que vaya creciendo a través de los dividendos de las compañías que la forman.

  • Invertir en Dividendos supone fijarse más en el rendimiento (dividendo) futuro que en el actual. Un dividendo alto hoy no tiene por qué ser alto mañana. La historia de los divendos de las compañías es muy importante para intentar estimar los dividendos futuros y sobre todo tener la seguridad de que lo seguiremos cobrando.
  • El éxito de la inversión en dividendos no tiene un determinado estilo, es decir, no existen fórmulas mágicas. Lo que hoy vale y la evolución de los últimos años no tiene por qué mantenerse durante los próximos años.
  • No puedes batir al mercado, siguiendo al mercado. Evita las modas y fundamenta tus inversiones con los criterios sólidos. Si haces lo que hace el mercado o lo que hace la media, difícilmente podrás superarla.