Archivo de la etiqueta: alternativos

Nace Udekta Corporate

Udekta Corporate nace como una boutique financiera especializada en mercados alternativos (ver Nota de Prensa).

Hace unos meses os comentaba el nacimiento del primer vehículo de inversión independiente especializado en invertir en empresas MAB (Mercado Alternativo Bursátil) y preMAB, Udekta Capital.

Hoy me hace mucha ilusión poder anunciar el nacimiento de Udekta Corporate.

Udekta Corporate nace como una compañía independiente de asesoramiento financiero, legal y jurídico especializada en mercados alternativos. Nuestro foco está en ayudar a las pymes que quieren profesionalizarse, crecer y buscar nuevas alternativas de financiación. También acompañaremos y asesoraremos a las compañías que quieran cotizar en un mercado alternativo bursátil como puede ser el MAB en España. Otro de los trabajos que realizaremos desde Udekta Corporate es ayudar a las compañías ya cotizadas en los mercados alternativos en un área tan relevante e importante como es la Relación con Inversores.

En definitiva, nace Udekta Corporate como una boutique financiera especializada en mercados alternativos, que busca ayudar a las pymes en su día a día, con el foco puesto en compañías de reducida capitalización y con la vista puesta en el MAB al ser un mercado en el que confiamos.

La actividad en el MAB va a crecer a corto plazo

Bolsa-madrid

Ya a finales de julio la actividad entorno al MAB veía que se iba a incrementar de manera considerable en la última parte del año. Con el parón lógico del mes agosto, estos primeros días de septiembre siguen dejándome esa sensación de que el Mercado Alternativo Bursátil va a crecer en estos meses. Es cierto que crecerá no tan rápido como me gustaría pero sí que está pasando algo más importante y es que la percepción sobre el MAB está mejorando.

Creo que se empieza a entender mejor qué es este mercado o por lo menos creo que se empieza a poner de manifiesto que un mercado alternativo bursátil en España es necesario, positivo pero que a nivel de inversión entraña un riesgo muy elevado. Así lo entiendo yo y creo que tras una época de euforia hasta saltar el escándalo de Gowex y tras pasar otro año con un mercado muy desprestigiado, ahora estamos llegando a un término más lógico y neutral.

El MAB desde sus inicios tuvo debilidades como es lógico. Un mercado nuevo es difícil crearlo y por el camino además se van cometiendo errores (empresas, regulador, inversores, analistas, etc) de los que hay que aprender. Pero mirando a UK, EEUU o Canadá, ves que lo que aquí no se entendía bien como es que algunas cotizadas en un mercado alternativo quiebren, que es un mercado sin un gran volumen de negociación o que es un mercado muy volátil, en esos mercados se entiende y generan una actividad elevada todos los años con el impacto positivo que tiene sobre las pymes y en definitiva sobre la economía de esos países o regiones.

Pues como he comentado, todo está empezando a cambiar para mejor. Cuando hablo con empresas interesadas en debutar en el MAB, cuando estoy con inversores, cuando acudo a presentaciones o actos organizados sobre este mercado, me doy cuenta que todavía queda mucho por hacer pero que el interés crece y que se está incrementando de nuevo la voluntad de muchos integrantes del mercado en apoyar al MAB y en ayudar a crear un buen mercado alternativo bursátil o por lo menos a que crezca y mejore durante los próximos meses.

En mi opinión, el mercado tiene que crecer más y explicarse mejor. El tamaño importa pero no a cualquier precio. Es decir, creo que un mercado alternativo con 28 empresas es un mercado muy pequeño que hace que cueste bastante que la gente se interese por él. Pero tampoco es cuestión de que entren empresas por que sí. Si que soy partidario de una flexibilidad muy alta en materia de regulación y de condiciones de entrada en el mercado, pero bajo un control y difusión de la información de las compañías clara, transparente y con todo el rigor y seguridad en la fiabilidad de las cuentas presentadas fundamentalmente para que luego ya cada uno invierta o no en función de si le convence el plan de negocio futuro o si quiere asumir los riesgos inherentes a la inversión en un determinada compañía de estas características. Luego a nivel de infracciones y de castigos para quien cometa un fraude o engañe, las sanciones deben ser ejemplares y llevadas a efecto en un corto espacio de tiempo para que todos se piensen muy bien qué es lo que van a hacer. Lo malo es que en este terreno ya entra la justicia española y como todos sabemos la justicia también tiene sus debilidades y problemas para poder ejercer su función.

En definitiva, que pronto veremos más debuts en el MAB, más interés por este mercado y más iniciativas que busquen o intenten por lo menos mejorar el mercado alternativo que hoy tenemos en España.

Agosto, mes complicado para el MAB (por ahora)

Nueva web del MAB (dic 2014)

Tras dos semanas de parón, vuelvo y veo que agosto no está siendo un buen mes para el MAB. Las cotizaciones de algunas compañías han caído de manera importante y el volumen es más bajo de lo habitual. Creo que no son cosas para preocuparse e incluso que podíamos esperar. Quien invierte en este tipo de compañías debe saber que se expone a un riesgo muy elevado y que sobre todo en agosto, con los volúmenes de negociación que suelen caer, las oscilaciones pueden ser pronunciadas si alguien quiere vender lo que provocará caídas relevantes. Alguno pensará que si sabemos que las acciones van a caer, es mejor vender y luego comprar más abajo. Si lo haces bien, puede ser una opción buena. Lo malo es que no es fácil vender y luego unas semanas más tarde comprar más abajo. Nadie sabe a ciencia cierta si una cotización va a caer o no. Lo que pasa es que si ocurre y cae, pienso que no hay que ponerse nervioso si nada ha cambiado. Si la empresa sigue su camino, si la caída viene provocada con poco volumen o si es un hecho puntual, el inversor no tendría por qué preocuparse. Por otro lado, en las empresas del MAB puedes vender y luego querer comprar pero no poder porque no hay suficientes acciones a la venta cuando quieras comprar. A nadie le gusta ver sus acciones caer pero vender y luego querer comprar más abajo adivinando y encontrando el momento oportuno y no poder hacerlo viendo además que la cotización sube y sube, no es plato de buen gusto tampoco. Y otra situación es que vendas y lejos de caer la cotización, que ésta suba.

En definitiva, que el MAB y sus empresas son un activo que no son para todos los inversores ya que hay que estar dispuesto a ver y “sufrir” cosas que muchos no están por la labor. Los inversores deben conocer bien los riesgos que asumen y las oscilaciones que tiene estas cotizaciones. Hay que confiar en los proyectos de las compañías a medio-largo plazo sabiendo que en ocasiones verás las cotizaciones a unos precios muy superiores a los que has comprado (pero sin apenas volumen de negociación) y al poco tiempo esa misma empresa podrá pasar por dificultades e incluso verla liquidarse. Esta es la vida de las pymes. Esto es el MAB y yo lo entiendo así. Creo que se verán muchas empresas liquidarse como ocurre en otros mercados alternativos (AIM, TSX Venture Exchange, …) y no quiere decir que sean malos mercados. Son mercados distintos a las grandes bolsas y distintos a los que ofrecen índices como el IBEX 35 o el Dow Jones Industrial Average. Son inversiones en las que podrás obtener rentabilidades elevadísimas o en las que podrás perder todo en una determinada empresa. El caso es que el MAB es un mercado particular que si crece dará muchas alegría e incluso en las inversiones que salgan mal, habrá tenido un componente importante en la financiación de empresas, en el mantenimiento de puestos de trabajo durante unos años, etc. La clave es que si unas caen, otras nazcan y la rueda de la actividad económica continúe con un balance al cabo de unos años positivo. Lo vemos por ejemplo en el AIM, el MAB inglés. Este mercado han tenido más de 3.600 incorporaciones. 20 años después cotizan menos de 1.100 empresas. Muchas han quebrado, otras han crecido, otras se han fusionado, etc. Lo importante es que es un mercado que financia empresas, pymes y proyectos de mucho riesgo algunos de los cuales llegan a buen puerto y otros no. Las cifras de financiación son espectaculares. Por ejemplo, sólo en los 6 primeros meses de este año llevan las pymes que han buscado financiación en el mercado, 3.900 millones de euros captados.

Os podéis imaginar qué pueden hacer las pymes con 3.900 millones de euros de inversión directa en ellas. Los inversores allí saben perfectamente que unas saldrán adelante y otras no. El caso es que el balance entiendo que es muy positivo ya que si no, no moverían esa cantidad de dinero. Es cierto que los beneficios fiscales a la hora de financiar este tipo de empresas también están a años luz de lo que hay en España. Sin duda que éste es uno de los motivos por lo que salen estas cifras de captación de capital tan elevadas.

TSX Venture Exchange, el MAB canadiense

TMX-TSX-TSX Venture Exchange

Hoy me gustaría “presentaros” el mercado alternativo de Canadá. Digo presentaros porque es la primera vez que hablo de este mercado en el blog y por si alguien no lo conoce. Yo acabo de empezar a seguirlo y la verdad es que me han impresionado las cifras que ofrece este mercado.

El MAB canadiense es el TSX Venture Exchange, dentro del Toronto Stock Exchange (TSX).

A 31 de mayo de 2015 el número de empresas es de 2.280 cotizadas (mayo 2015 estadísticas y volúmenes negociación). Respecto al mes pasado hay 22 empresas menos y respecto al cierre de mayo de 2014, el número de cotizadas es de 135 cotizadas menos. Es decir, la caída neta (contado salidas y entradas en el mercado) en el último año es de más de 10 cotizadas por mes. Comento esto por darnos cuenta que en este tipo de mercados más desarrollados, las quiebras, las liquidaciones, los problemas de las pymes y las salidas o expulsiones del mercado en términos generales se entienden por el modelo que llevan de mercado y lejos de asustarles, siguen invirtiendo de manera más que relevante y de manera directa en ellas vías ampliaciones de capital. Y sí, fraudes también hay.

En el mes de mayo entraron 2 empresas nuevas en el TSX Venture Exchange. El número de operaciones de financiación en el mercado en mayo fue de 109. En abril fueron 98 operaciones. Y el importe levantado como financiación fue en mayo de 416 millones de dólares CAD (300 millones de euros aproximadamente).

En lo que llevamos de año, hasta mayo, al mercado se han incorporado un total de 20 compañías. Pero en neto el número de cotizadas se ha reducido en estos 5 meses en 67 empresas (cierre de 2014 en 2.347 cotizadas). Han “subido” 3 al “Mercado Continuo” de Toronto (TSX). Se llevan captados más de 900 millones de euros (1.275 millones de dólares canadienses) habiéndose producido 551 operaciones de financiación de capital. Una barbaridad el número de operaciones que buscan capital. Esta cifra sí que hace ver que el mercado alternativo en Canadá es una alternativa a la financiación bancaria importante para el país. La capitalización a finales de mayo se situó en 28.398 millones de dólares canadienses (20.445 mill.€ aprox.).

TSX Ventura 052015 mayo

Las pymes en el AIM captan 3.000 mill.€ en 5 meses

financial_market

Ya tenemos los datos mensuales del AIM, el MAB inglés (estadísticas mayo 2015).

Como siempre, las cifras que dejan son espectaculares y eso que este año predominan las empresas que dejan el mercado en vez de las incorporaciones. En los cinco primeros meses del año el mercado ha deslistado a 53 empresas. Son 53 empresas que ya no cotizan en este índice. No ha habido en lo que va de año ninguna subida al “Main Market” (“Mercado Continuo”). Por lo tanto, aunque no hay cifra oficial, podríamos decir que la mayor parte de estas empresas que dejan el mercado lo hacen por un motivo negativo o por lo menos así lo entiendo.

Por el lado de las incorporaciones, hemos tenido en cinco meses 24 empresas que se han incorporado al AIM. El número de empresas cotizadas con el que termina el AIM el mes de mayo es de 1.077 cuando a 31 de diciembre de 2014 había 1.104 sociedades. Es decir, que hay 30 empresas menos en cinco meses. A pesar de esta reducción, el mercado sigue muy vivo. Además sigue realizando una de sus funciones principales como mercado alternativo, la de financiar pymes. En sólo cinco meses ya lleva vía ampliaciones de capital más de 3.000 millones de euros captados (2.280 millones £.). Impresiona ver cómo en cinco meses se ha inyectado esa cantidad de dinero a las pymes que cotizan en este mercado y han realizado ampliaciones de capital. Evidentemente con esa inyección de dinero se pueden hacer muchas cosas. Una reflexión para ver la importancia de tener un gran mercado alternativo en un país. Algunos dirán que se harán cosas muy buenas y muy malas con tanto dinero. Esto está claro. Los inversores allí también lo saben. Pero saben que el balance es muy positivo en términos generales a muchos niveles. También es cierto que los beneficios fiscales que allí tienen para los inversores ayudan a tener este mercado, con esta envergadura y con ese nivel de financiación. Se premia y muy bien al inversor que arriesga su dinero e invierte en las pymes que cotizan en el AIM. El gobierno y el Estado sabe de la importancia de financiar a las pymes y los incentivos en este sentido dirigidos a los inversores del AIM son espectaculares. Por ejemplo, allí al pequeño inversor el Estado le devuelve la mitad de lo invertido directamente . Es decir, ya su riesgo se reduce a la mitad. Además, la plusvalía si mantiene su inversión 3 años, está exenta. Al inversor más institucional o que invierta cantidades importantes, el Estado le devuelve un 30% y las plusvalías también están exentas pasados 3 años. Con estos beneficios y con el ecosistema que tienen, no es de extrañar las cifras que presenta el AIM mes a mes. Lo más importante creo que es que sirve de financiación para las pymes y que cotizar en el AIM les ayuda a crecer.

Dejo las principales estadísticas del AIM en 2015:

AIM 052015 cifras - estadisticas mayo 2015

Día histórico en la Bolsa española con dos debuts

talgo-debut-bolsa

Es la primera vez que en la Bolsa española tenemos dos debuts de empresas que salen a cotizar. Ha ocurrido este jueves 7 de mayo y las dos empresas que han debutado han sido Cellnex Telecom y Talgo. Independientemente de si una ha subido mucho y la otra lo contrario, ver que hoy dos empresas han salido a cotizar el mismo día, que en el 2015 llevamos cinco nuevas empresas en el Mercado Continuo y que en el MAB sólo hemos visto un debut, creo que hace ver cuál es a día de hoy la cultura que tenemos en España a la hora de fijarnos en los mercados de valores. Parece que la bolsa está para las grandes compañías, compañías con una facturación considerable, con beneficios netos o que están por lo menos ya con beneficios operativos, dejando prácticamente todas las demás fuera. En otros países lo tienen claro. En EEUU, UK o Israel ven los mercados de valores y las bolsas de una manera mucho más amplia. Es otra cultura y otra manera de ver los mercados de valores. Entienden que hay inversores para todo tipo de compañías. En estos países, la Bolsa está para las empresas que sobre papel puedes esperar que su cotización se mueva un +10% o un -10% anual, para las que puedes esperar un +20% o un -20% anual y las que puedes esperar un +100% o un -100%. Invertir en estas últimas no es como ir al casino como dicen muchos. Invertir en empresas de mucho riesgo es algo mucho más importante que apostar al Rojo o Negro.

El caso es que en UK o EEUU crean mercados y ecosistemas para todo tipo de inversores siendo la condición de “cotizada” un “simple adjetivo” que lleva la compañía. Lo importante es qué hace la compañía, qué tiene a día de hoy y qué podemos esperar para los próximos años. Y cuando digo qué podemos esperar, me refiero a lo bueno y lo malo. Y cuando me refiero a qué tiene, no me refiero a que tenga que tener muchos activos como condición necesaria para cotizar, etc. Lo importante es saber si tiene una compañía tiene muchas cosas o pocas, muchos activos o pocos, mucha facturación o poca, … A partir de ahí, cada uno deberá tomar decisiones de inversión.

Ver que en España el marcador va “Mercado Continuo 5 – 1 MAB” significa muchas cosas. Hablo de manera general y excepciones siempre habrá. Pero creo que no se entiende bien ver que una empresa cotice en bolsa y a los pocos años se liquide porque no ha conseguido su objetivo o poner en marcha el proyecto que tenían entre manos. No entendemos bien que las empresas coticen cuando no tienen demostrado que saben ganar dinero. En definitiva, nos cuesta ver empresas en bolsa que suponen muchísimo riesgo, que tienen malos resultados a día de hoy y que todo lo que les rodea es incertidumbre. Por el contrario, se entiende mejor que una persona invierta en el proyecto de un amigo (una SL sin cotizar) sabiendo que puede perder todo. Se entiende mejor que haya fondos de capital riesgo que inviertan en compañías sabiendo que muchas de ellas caerán en saco roto. Se entiende que una empresa para crecer o simplemente para mantenerse, necesite hacer varias rondas de financiación y amplíe capital cada cierto tiempo. Creo que todo se entiende mejor cuando una empresa no cotiza que cuando cotiza. El caso es que para mí todo es lo mismo siempre y cuando el inversor sepa dónde está, la empresa enseñe las cuentas anuales con garantías y transparencia, es decir, que el inversor sepa perfectamente lo que es la empresa a día de hoy, si gana dinero o no y si genera flujo de caja libre o quema mucha caja. Una vez el inversor sepa bien dónde está, ya será éste el que tendrá que decidir si apuesta por el futuro de dicha compañía y por el plan de negocio que le presentan. O lo entiendo así. La condición de cotizada para mí trae además muchas cosas positivas pero con la máxima de saber en qué empresas estamos invertidos. El inversor podrá ser todo lo exigente que quiera pero creo que es mejor que tenga muchas empresas cotizadas donde elegir a tener pocas. De 200 empresas que coticen en un mercado de valores a lo mejor no elige ninguna. Perfecto. El problema no está en la exigencia que tenga cada uno a la hora de invertir.

Insisto en que ser una empresa cotizada no debe ser algo que esté reservado para unos privilegiados que ya están consolidados, sean grandes, pequeños o medianos, y para empresas que tienen unas cuentas y unos resultados positivos.

Los mercados de valores están para todo tipo de empresas. Por eso existen mercados alternativos en UK o en EEUU con tantas compañías. Por eso en estos países se destinan millones de euros a financiar proyectos de mucho riesgo donde se sabe que un % alto de ellos caerán en saco roto. Y no están locos y no lo ven como ir al casino. Por eso, por ejemplo en UK han pasado por el AIM, el MAB inglés, unas 3.500 sociedades y hoy cotizan 1.100 aproximadamente. Por la cultura financiera que existe en esos países salen compañías como las que salen. Gracias a crear un ecosistema favorable al inversor que se juega su dinero en financiar proyectos de muchísimo riesgo, el año pasado por ejemplo en el AIM las pymes que cotizan allí lograron captar cerca de 8.000 millones de euros vía ampliaciones de capital. Por esa cultura y ese ecosistema, en 20 años el AIM lleva 121.000 millones de euros destinados a financiar pymes. Etc.

Es cuestión de qué modelo queremos tener. Un MAB de poco riesgo, que financie pocas empresas, que sirva de alternativa bancaria a un grupo selecto de empresas o un MAB de mucho más riesgo, en el que el % de compañías que mueren es elevado pero que financia a muchísimas más pymes, que sirve de alternativa de financiación a un grupo de pymes mucho mayor y que ayuda entre otras cosas a crear puestos de trabajo de alta cualificación en empresas tecnológicas o de I+D.

121.000 mill. € de financiación ha captado el AIM en 20 años

financial_market

¿Qué pueden hacer las pymes de un país a las que se les inyecta 121.000 millones de euros en sus fondos propios para financiar sus proyectos durante 20 años?

Vuelvo a fijarme en el AIM, el MAB inglés, para ver un ejemplo claro de hacia donde creo que debe ir un mercado alternativo. Todo depende del modelo de mercado alternativo que queramos tener. En UK lo tienen claro desde todos los ámbitos, público y privado. La financiación alternativa a la bancaria hay que potenciarla, hay que ayudar a cotizar en un mercado alternativo a las empresas que lo quieran hacer y ofrecer unos beneficios fiscales a los inversores que invierten su dinero en estas compañías para financiar proyectos que en su mayoría llevan aparejado mucho riesgo.

Las compañías que salen al AIM son empresas que es casi imposible que puedan financiarse sólo vía bancos y si consiguen algo de financiación bancaria, necesitarán de otras vías para captar capital y poder financiar sus proyectos.

Esto es así y los números que pongo más abajo creo que dejan claro cuál es el modelo que tienen en el AIM.

En UK no salen sólo empresas, aunque sean pequeñas, consolidadas, con beneficios, flujos de caja positivos, … Más bien, todo lo contrario. La mayor parte de las compañías son compañías con un futuro incierto, que necesitan mucho capital para poder crecer, que pierden dinero y que necesitan mucho condicionantes para conseguir los proyectos que presentan. Es decir, las inversiones en las empresas que salen en el AIM son inversiones de muchísimo riesgo y que sobre papel nadie puede asegurar que vayan a ser inversiones rentables. Lo único que se les puede decir a los inversores es que con un alto grado de probabilidad podrán perder todo lo puesto. Así luego los disgustos o sorpresas negativas serán escasas.

Cifras significativas del AIM 1995-2014

Desde 1995 hasta 2014, ha habido 3.578 admisiones de empresas. En 2014 el AIM terminó con  1.104 compañías cotizadas. Vemos que por el camino han “desaparecido” 2.474 sociedades. De estas compañías, algunas han subido al “Main Market” (que sería nuestro Mercado Continuo), otras han formado parte de operaciones corporativas (fusiones, adquisiciones), otras has sido “deslitadas” por cualquier motivo y por último otras han caído y han tenido que liquidarse por diferentes motivos.

¿Qué porcentaje tiene cada tipo de “desaparición” de una empresa del AIM?

He podido ver los datos agrupados mes a mes desde el año 2001 sobre por lo menos las empresas que han subido al “Main Market”, las que han bajado, las admisiones y las empresas “deslistadas”. Agrupando las cifras por años, tenemos las siguientes cifras:

Cifras anuales AIM 2001 - 2014

Y como datos globales desde 2001 a 2014 tenemos las siguientes cifras:

Datos AIM 2001 - 2014

Por lo tanto, tenemos que en los últimos 14 años, el AIM ha pasado de tener 524 empresas a tener 1.104 cotizadas. Ha habido 2.747 nuevas admisiones y 2.163 empresas han sido “deslistadas”. De esas 2.163 empresas que se han ido del AIM, sólo 77 han subido al AIM (un 3,6%). Aunque no tengo cifras oficiales, no creo que más del 15% se hayan visto involucradas en operaciones corporativas. Yo diría que no llegan ni al 10%. Y tampoco creo más de un 10% de las empresas por decisión propia hayan querido dejar de ser una empresa cotizada. El % de las que se han ido porque han querido, por lo que he leído, es muy reducido. Con esto de fondo, creo que podemos casi asegurar que como mínimo un 70% de las empresas que han sido deslistadas del AIM lo han hecho porque han fracasado con sus proyectos y se han visto avocadas a la liquidación. Es decir, que unas 1.500 empresas por lo menos han “caído” por la crisis o por los motivos que sean. Yo diría que la cifra se acerca más a las 2.000 empresas que a las 1.500 pero bueno. Lo dejó en un 70% y en 1.500 empresas. Está cifra si la comparamos con el total de compañías con las que acabó el AIM el año 2014 (1.104 cotizadas), vemos que la supera en más del 100% Es decir, que por lo menos un 50% de empresas que han pasado por el AIM, han caído en desgracia. Esto, el fracaso, se entiende y aunque suene raro, se financia. Quiero decir, que los que invierten en el AIM saben que muchas empresas caerán pero las inversiones que salen bien, compensarán de sobra en términos generales a las que salen mal. Si a todo esto le sumamos unos incentivos fiscales impresionante, vemos que el ecosistema creado en UK para que las empresas coticen en un mercado alternativo, es un ecosistema muy favorable a la inversión en este tipo de compañías, que genera mucho empleo, que hace que el Estado recaude mucho más que los beneficios otorgados con los incentivos fiscales a los inversores vía otros impuestos (IRPF, Sociedades, etc) y que fomenta la financiación en tecnológicas y en empresas de investigación y desarrollo.

Con esto de fondo, vemos que el ecosistema que tienen en UK hace que por ejemplo el año pasado, se captará vía ampliaciones de capital cerca de 8.000 millones de euros (5.868 millones de libras). Éstas son las cifras de lo que se ha captado en el AIM vía ampliaciones de capital desde 2007 (el total se divide entre el capital captado por empresas debutantes – nuevas cotizadas – y entre las empresas que ya estaban cotizando cuando hacen la AK):

Capital Captado AIM 2007-2014

Ahora, por otro lado, está otro modelo de mercado alternativo que es financiar sólo a las empresas – pymes – que ya ganan dinero, que están más consolidadas en sus sectores y que necesitan algo de capital para poder crecer más rápido. Aquí, las empresas objetivo para cotizar son muy pocas pero dan mucha más seguridad al inversor. A más seguridad, evidentemente, la rentabilidad esperada también deberá ser inferior.

Como suelo decir, esto ya es cuestión de qué modelo queremos tener. ¿Queremos cotizando en el MAB a 30 empresas muy muy buenas o a 300 compañías con unos riesgos muy elevados y con un % elevado de liquidaciones?

Yo prefiero el modelo que financia el riesgo, que no hunde al empresario que fracasa, que busca empresas tecnológicas punteras, que busca financiar la investigación y desarrollo,… Lo importante creo que es tener la información y saber el inversor dónde invierte su dinero. Si lo sabe y sabe que puede perderlo todo pero que financiar empresas no es ir al casino, ¿por qué no potenciar el MAB?

Para terminar, decir que me resulta bastante contradictorio ver a gente que afirma que en España no se fomenta la investigación y desarrollo, que no se financian empresas tecnológicas, que en España nunca veremos a una gran tecnológica tipo Facebook, Twitter (si existieran potenciales facebooks o twitters, pronto serían compradas) que sería casi imposible ver una Apple, que tenemos muchísimo talento saliendo del país porque no encuentran trabajo en España, etc, y luego que cargan contra el capital riesgo, contra el MAB, contra las empresas que no consiguen sus objetivos, que buscan captar capital pero que están aumentando sus pérdidas. ¿Por qué en EEUU, UK o Israel están tan avanzados y salen compañías punteras y gigantes internacionales? Pues creo que salen porque se financia el riesgo, se financian cientos de empresas que no llegan a ser nada, porque entienden que hay que dar capital a empresarios y proyectos de investigación y desarrollo, porque fomentan el capital riesgo, porque entienden los mercados alternativos bursátiles, etc. Sinceramente, creo que si buscamos un modelo más parecido a lo que tiene hoy el AIM, podemos en 10 años tener un país con unas empresas que serán la envidia de muchos otros países. Podemos tener un país que genere puestos de calidad, que fomente el talento y que lo atraiga de otros lugares. Veo tantas cosas positivas si fomentamos el capital riesgo, si fomentamos un buen mercado alternativo bursátil, si ayudamos a crecer a las empresas, si damos beneficios fiscales a los inversores que saben que pueden perder toda la inversión hecha en una determinada empresa, si cambiamos el chip cuando vemos fracasos de proyectos, etc, que lo seguiré defendiendo desde mi humilde posición.