ATRYS y GIGAS comienza a cotizar en ‘continuo’

Desde este miércoles 21 de marzo las compañías cotizadas en el MAB, segmento de Empresas en Expansión, han comenzado a cotizar en la modalidad de ‘continuo’ o ‘abierto’. Pasan por tanto de cruzar operaciones dos veces al día (a las 12:00 y a las 16:00), modalidad que se denomina ‘fixing’, a poder cruzar operaciones durante toda la sesión de manera continua al igual que lo hacen las empresas que cotizan en el Mercado Continuo.

Este cambio de modalidad de contratación creo que es positivo pero realmente para mí no es algo muy relevante. Podrán ganar algo más liquidez lo cual es positivo aunque tampoco el cambio lo asegura. Sí que es cierto que hay inversores que al fixing le tienen como ‘ manía’ o una especie de alergia que les hace no invertir ni operar con empresas que cotizan bajo esta modalidad. Por este motivo se piensa que al cotizar en la modalidad de ‘abierto’ o ‘continuo’ la liquidez aumentará ya que algunos inversores podrán ya fijarse en ATRYS o GIGAS.

La cuestión clave a la hora de invertir creo que están en las cuentas, resultados y en definitiva en el proyecto que tienen estas compañías. Recordemos que son empresas pequeñas y que no podemos esperar que su liquidez en el mercado sea muy elevada. La inversión en este tipo de compañías es más una inversión a medio plazo confiando en el proyecto y en el potencial que tiene invirtiendo a un determinado precio en comparación con el valor o valoración que tengamos de la compañía. Pensar en corto plazo o no querer soportar una volatilidad elevada o incluso lo contrario, no querer estar en empresas que no mueven dinero en el mercado y apenas se mueve su cotización durante meses, hace que tu perfil inversor no sea apto para invertir en este tipo de compañías. Por el contrario, si estás dispuesto a soportar, en la cantidad de dinero o porcentaje de tu cartera que estimes oportuno, ese ‘aburrimiento’ de las cotizaciones o esa elevada volatilidad con poco volumen de negociación en mercado, podrás invertir en compañías que te ofrezcan una rentabilidad extraordinaria medio plazo. El lado negativo en estas inversiones es que la pérdida potencial también es muy elevada. Lo bueno en este sentido es que tu mayor pérdida puede ser el 100% de lo invertido en una compañía. Pero la ganancia, como hemos visto ya en casos como el de MASMOVIL, puede ser de +200%, +400%, +600% o incluso superiores. La clave es el balance que tengas de tus inversiones en empresas MAB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *