Inkemia consigue un proyecto para construir una planta de biocombustible valorada en más de 100 mill.€

Inkemia ha comunicado vía Hecho Relevante en el MAB que ha recibido la aprobación del gobierno portugués para la construcción en Portugal de la primera planta de biocombustible avanzado o-bio desarrollado por el grupo. Esta aprobación la ha conseguido a través de la sociedad portuguesa del grupo, Inediteneptune, controlada en un 99,98 % por InKemia.

El Ministerio de Economía de Portugal, con el apoyo de Fondos Feder de la UE, ha concedido una ayuda financiera de 9,4 millones de euros a InKemia. Este importe lo podrá devolver sin intereses en un plazo de ocho años. De los 9,4 millones otorgados, 5,64 son convertibles en subvención a fondo perdido si se cumplen unos criterios definidos en el proyecto.

La compañía prevé invertir en total 23,5 millones de euros en la construcción de la planta. Por lo que el resto de fondos necesarios para ejecutar el proyecto, tras los 9,4 millones conseguidos con el apoyo de Fondos Feder de la UE, provendrán del desarrollo de un proyecto de financiación (‘project finance’) tanto dilutiva como no dilutiva.

Señalar que la tecnología de biocombustible avanzado o-bio ha sido desarrollada y patentada por InKemia y es fruto de más de quince años de investigación. Según indica la compañía, gracias a esta tecnología podemos obtener un biocombustible en el ámbito del diesel que es competitivo en precio y aporta ventajas ambientales en la combustión, como una reducción significativa de partículas y óxidos de nitrógeno.

En cuanto al proyecto conseguido, éste está valorado en un informe realizado por la compañía británica especializada Hogan Lovells en 111,51 millones de euros siguiendo el método de “discounted residual profits”.

En definitiva, Inkemia gracias a muchos años de investigación consigue primero patentar una tecnología y ahora construir una planta para poder desarrollarla comercialmente. Lo que toca ahora es ver cómo avanza la construcción de la planta y si tiene éxito. Si finalmente lo tiene, estamos ante un proyecto con un valor de más de 100 millones de euros cuando Inkemia hoy capitaliza en el MAB en 65 millones de euros. Habrá que valorar bien la compañía, el proyecto y la vía escogida par poder financiar la construcción de la planta. Parece lógico esperar una ampliación de capital tras lo comentado en el Hecho Relevante. Por lo tanto el efecto dilutivo de ésta y el aumento del número de acciones hay que tenerlo en cuenta. Pero por otro lado el proyecto también es de esperar que pueda generar valor a la compañía. Habrá que seguirla de cerca antes de tomar una decisión de inversión. Este tipo de noticias sin duda que animan a por lo menos seguirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *