MASMOVIL: de 0 a 100 en menos de 6 años

Este lunes 29 de enero MASMOVIL ha superado la barrera de los 100 euros por primera vez en su historia y los 2.000 millones de capitalización.

Esta historia podrá acabar de muchas maneras pero a día de hoy es todo un éxito. Este éxito lo han conseguido gracias, entre otras muchas cosas, al MAB. La historia de MASMOVIL en el MAB empezó con otra compañía. Lo que hoy es MASMOVIL el 30 de marzo de 2012 era IBERCOM. Ese día se incorporó IBERCOM al MAB a un precio de referencia de 3,92 € y una capitalización inicial de 15,8 millones de euros.. Durante el proceso de incorporación la compañía captó 2,5 millones de euros. Ese año 2012 la compañía facturó 7,76 millones de euros. Como vemos, era una pyme con un proyecto de expansión que difícilmente podíamos pensar que podía llegar a ser lo que es hoy. Pero poco a poco, sin apenas descanso, empezó a crear una historia de crecimiento espectacular pasando de ser un pequeña compañía de telecomunicaciones y un pequeño operador móvil virtual a ser hoy el cuarto operador del país. Algunas operaciones corporativas sin excesiva importancia, precedieron a su ‘unión’ con MASMOVIL. El 19 de marzo de 2014 MASMOVIL ‘entra’ en el MAB tras el acuerdo que llegó con IBERCOM dando paso al Grupo MASMOVIL IBERCOM. Hoy ya ha desaparecido del nombre IBERCOM para ser “simplemente” MASMOVIL.

Todo este camino evidentemente se hace con ampliaciones de capital y búsqueda de financiación que entiendo que se consiguió en parte gracias a ser una compañía cotizada en el MAB.

Por el lado del inversor, el que haya comprado acciones de IBERCOM hace menos de seis años a 3,50 euros, si hoy sigue manteniendo aunque sea algunas, la rentabilidad que lleva es galáctica. Hoy ese inversor tendría acciones de MASMOVIL a más de 100 euros, concretamente a 103,20 euros. Es decir, la cantidad invertida hace menos de seis años se ha multiplicado casi por 30 veces (un 2.850%). El tamaño de la compañía se ha multiplicado por más 125 veces pasando de una capitalización de 15,8 millones a más de 2.000 millones de euros provocada por la subida del precio de la acción junto con las grandes ampliaciones de capital que se han producido durante este tiempo.

En definitiva, en MASMOVIL tenemos un caso de estudio para ver qué es lo que se puede conseguir como empresa, pyme cotizada en el MAB, y como inversor que asume el riesgo de invertir en este tipo de proyectos. Pocos llegarán a lo conseguido por MASMOVIL pero habrá más casos. Algunos casos en el MAB fracasarán hasta incluso liquidarse la sociedad. Pero otros, aunque no lleguen a lo conseguido por MASMOVIL, tendrán un éxito más que relevante a todos los niveles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *