MASMOVIL preparada para dar el salto al Mercado Continuo tras subir un +1.500% en el MAB

MASMOVIL ha aprobado en su Junta General Ordinaria de Accionistas la exclusión de negociación de sus acciones en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y la solicitud de admisión a negociación de las mismas en las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, a través del Sistema de Interconexión Bursátil. Es decir, que pronto dará el salto del MAB a la Bolsa oficial (Mercado Continuo) siendo la primera compañía que lo hace.

MASMOVIL por lo tanto abre un camino que seguro que muchas otras compañías recorrerán durante los próximos años. El MAB al fin y al cabo debe servirle a las empresas como herramienta para conseguir financiación, visibilidad y la notoriedad suficiente para poder crecer de manera importante. Cotizar en el MAB y saltar a la Bolsa será una consecuencia del crecimiento logrado y de la preparación conseguida durante un cierto periodo de tiempo. Es decir, que tanto cotizar en un Mercado Alternativo o en La Bolsa no es un objetivo por sí mismo. Primero debe utilizarse como una herramienta para intentar conseguir otro objetivo mucho más importante como es el crecimiento de la propia compañía. Y por otro lado deberá ayudar a poner en valor lo conseguido a través de la valoración de la compañía en un mercado de valores y a través de la liquidez que tenga.

En definitiva la historia de MASMOVIL en el MAB es una historia de éxito sin lugar a dudas. El porcentaje de éxitos será reducido en el MAB. Habrá muchos más fracasos que éxitos pero lo importante es que un éxito de estas características compensa con creces la “caída” de varias compañías. Volviendo a MASMOVIL, la compañía debutó en el MAB siendo IBERCOM a un precio de 3,92 euros por acción el 30 de marzo de 2012. Este lunes 26 de junio ha cerrado a 63,20 euros (+1.500%). El accionista de hace cinco años hoy ha visto su acción multiplicarse por más de 16 veces. Esto por lo tanto te “permite” poder perder el 100% de tu inversión en varias compañías siempre y cuando inviertas el mismo dinero en cada una de ellas. Es decir, si has invertido hace cinco años 1.000 euros en IBERCOM, hoy tendrías 16.000 euros. Podrías perder toda la inversión, si es de otros 1.000 euros, en 10 compañías y habrías ganado aún así 5.000 euros. Y esto habiendo perdido como comento el 100% en 10 compañías.

Al final cada inversor deberá ver si una compañía del MAB es apta para él con su perfil de inversor o no. Lo que creo que debemos tener claro es que en el MAB encontraremos con cierta frecuencia los dos extremos. Si una inversión sale bien, saldrá muy bien y podrás multiplicar por varias veces tu inversión. Pero si sale mal, podrás llegar a perderlo todo en esa determinada compañía. Al final lo importante será el balance que obtenga tras varios años invirtiendo en este tipo de compañías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *