Algo está pasando en la inversión en “micro-caps”

Algo está pasando en la gestión de fondos y en la creación de vehículos de inversión con el foco puesto en las “micro-caps” en España. Se están poniendo algunas semillas en un campo hoy desierto.

En el sector financiero, cuando se habla de small-caps o empresas de pequeña capitalización hablamos de compañías como por ejemplo Talgo, con una capitalización entorno a los 700 millones de euros, Parques Reunidos (1.300 mill.€), Europac (600 mill.€ aprox.) o como Lingotes Especiales (175 mill.€ aprox.). Estas cuatro compañías que he puesto pertenecen al Ibex Small Caps. Podríamos decir que en España las Small Caps son las que van desde el rango 150-200 millones de euros hasta los 1.000-1.500 millones de euros aproximadamente.

La inversión y liquidez de los valores que se denominan “small-caps” la verdad es que baja. La cobertura de analistas de estas compañías es muy baja. De hecho diría que en la mayor parte de ellas es nula. La industria del sector financiero y de los mercados no ponen el ojo en estas compañías (small-caps) porque no son rentables a nivel de comisiones o de ingresos por diferentes vías de explotación. El modelo de negocio no funciona en este tipo de compañías pequeñas. Analizar por ejemplo una compañía de 500 millones de euros requiere casi el mismo esfuerzo (recursos humanos y económicos) que analizar una de 2.000 millones euros o más. Evidentemente el potencial para cobrar comisiones, vender operaciones a los clientes, etc, en compañías de 2.000 millones es muy superior a lo que se puede conseguir con empresas de 500 millones o menos. Por lo tanto, esta situación pone a las small-caps casi huérfanas de inversores profesionales.

De ahí para abajo, podemos imaginar ya lo que tenemos. Es decir, para las empresas denominadas “micro-caps”, cuya capitalización está por debajo de los 150 millones de euros, es un desierto en cuanto a gestores de fondos de inversión y cobertura de analistas se refiere.

Esto que siempre se pone como una debilidad y uno de los problemas que nos encontramos a la hora de invertir en empresas cotizadas de muy baja capitalización, yo lo veo como una gran oportunidad para quien quiera “arriesgarse”, dedicarse de manera profesional a este segmento del mercado o quiera invertir en él como estime oportuno.

En mi caso, lo tengo claro y creo que las pymes cotizadas tienen un potencial espectacular. Por eso llevo siguiendo tan cerca el MAB desde que empezó a cotizar la primera compañía en el año 2009. En el MAB hoy tenemos 39 cotizadas. Salvo Altia y MásMóvil, todas las demás tienen una capitalización inferior a 100 millones de euros.

Invertir en micro-caps es una inversión diferente a la inversión que se denomina tradicional como puede ser la de invertir en empresas del IBEX-35. La liquidez en estas empresas (IBEX-35) siempre será muy superior a la que tengan las small-caps o micro-caps. La volatilidad será mucho menor en situaciones normales en las empresas del IBEX-35. Es decir, es normal en empresas de reducida capitalización ver fuertes movimientos (+5%, +10%, +20%,…) en una o en pocas jornadas y además con volúmenes muy reducidos (inferiores muchas veces a 10.000 euros por sesión). Hay que entender por tanto la inversión en estas empresa de otra manera o así es como lo veo. Creo que la filosofía está más cercana a la de capital riesgo, con horizontes de inversión a medio plazo (de verdad), y sabiendo que cuando una inversión sale mal, el resultado será muy negativo incluso llegando a poder perder todo en una determinada inversión. En cambio, si la inversión sale bien, podemos esperar rentabilidades impresionantes.

Con esto de fondo y conocedor de muchos de los problemas a los que se enfrentan las empresas cotizadas en el MAB, creamos hace apenas tres meses Udekta Capital S.A.

Udekta Capital un vehículo independiente de capital privado creado con el objetivo de invertir en compañías que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y en compañías preMAB (aquellas que quieren cotizar en un mercado alternativo en un horizonte inferior a dos años). Desde que Udekta Capital nació, el interés que he visto por este vehículo ha sido muy superior al que esperaba. Udekta Capital se constituyó con un capital muy reducido (200.000 euros) para lo que es el mundo financiero. Lo que queríamos es empezar poniendo la primera piedra de lo que debería ser Udekta Capital en un futuro no muy lejano. Pensamos que Udekta Capital va a crecer mucho en poco tiempo aunque paso a paso. El interés que acabo de comentar que me ha sorprendido nos llevó a abrir en febrero la primera ampliación de capital de la sociedad. Se cubrió muy rápido. Es cierto que las cantidades no son elevadas para los mercados financieros (la ampliación de capital fue de 100.000 euros) pero para nosotros empezar con 200.000 euros y dos meses después tener 100.000 euros más cuando apenas estamos siendo activos ni teniendo reuniones con potenciales socios para que entren en la sociedad, ha sido una grata sorpresa. Sí que queremos visibilidad para que se vea lo que estamos haciendo pero no estamos en búsqueda activa de socios. Lo que estamos viendo es que se nos acercan con mucho interés a pesar de todos los problemas que “parece” que tiene el MAB. También es cierto que cada vez más inversores empiezan a ver el potencial que tiene este mercado. De todas formas a día de hoy no podemos decir que la inversión en el MAB sea elevada ni que vaya a aumentar de manera considerablemente en los próximos meses. Lo que sí que creo que es que la inversión va a aumentar y que con poco que aumente se va a poder hacer mucho en este mercado a todos los niveles. No olvidemos que una de las principales funciones que tiene el MAB es la de servir de financiación alternativa a las pymes en España. Si hay un problema en España en cuenta a la financiación es que está en otras cosas muy bancarizada. Tanto para empezar como para crecer los empresarios utilizan muy poco las alternativas de financiación que existen en los mercados financieros. El MAB puede ayudar a muchas compañías a crecer permitiéndoles conseguir una financiación que un banco no puede e incluso diría que no debe dar si los proyectos son de elevado riesgo.

Por lo tanto, con la evolución que creo que está llevando este mercado, muy probablemente Udekta Capital abra una nueva ampliación de capital para dar entrada a nuevos socios dado el interés creciente que veo por el MAB en general y por Udekta Capital en particular.

Pero es que he visto que Magallanes, empresa de gestión de inversiones independiente y especializada en estilo valor, ha creado un nuevo fondo, Magallanes Microcaps Europe, que como dicen desde la propia gestora invertirá en empresas pequeñas, ignoradas y desconocidas. Es decir, invertirá en compañías invisibles que cotizan muy por debajo de su valor fundamental a largo plazo. Iván Martín, director de inversiones y fundador de la gestora, cree que existe “una autentica oportunidad value en un mercado ilíquido e ineficiente donde las disparidades entre valor y precio perduran más en el tiempo y, a la vez, son más grandes”. Además reconoce que hasta la fecha “las mejores ideas de inversión han venido de empresas medianas y pequeñas, poco seguidas, desconocidas e ignoradas”.

Que una gestora como Magallanes, con el estilo de inversión que tiene, se haya fijado en estas compañías, entienda que de verdad se puede invertir en ellas y piense que se pueden tener resultados muy buenos a pesar de ser compañías invisibles, poco seguidas y sin apenas liquidez es una noticia muy positiva para mí. Lo que me gustaría es ver más gestoras que crean este tipo de fondos o vehículos especializados en micro-caps cotizadas. Creo que a día de hoy nos beneficiaremos todos (las propias pymes, los gestores, los inversores, los analistas,…) de este crecimiento en seguimiento e inversión. Además es que muchos pequeños inversores creo que estarían mucho más cómodos si pudieran invertir en el MAB a través de fondos o vehículos especializados antes que invertir ellos por su cuenta.

Así que bienvenido el nuevo fondo de Magallanes. Sinceramente creo que la gente de Magallanes lo va a hacer muy bien y que será un fondo que en pocos años tendrá unos resultados muy positivos. Casi lo recomendaría con los ojos cerrados siempre y cuando el inversor sepa realmente dónde está invirtiendo, analice su situación financiera y perfil de inversión y por lo tanto entienda que es un fondo en el que puede invertir una cantidad de dinero que estime oportuna.

Por otro lado, evidentemente quien quiera formar parte de Udekta Capital como socio también será más que bienvenido. Sólo tenéis que escribirme un email y os comentaré las posibilidades que hay para entrar en cada momento. Es cierto que ahora mismo Udekta Capital no está orientado para socios que aporten pequeñas cantidades de dinero. De todas formas, antes o después supongo que daremos entrada a todo el que quiera desde cantidades pequeñas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *