Vaya situación que vive Europa

Los mercados andan muy revueltos desde hace ya bastante tiempo. Seguimos con muchas incertidumbres y muchos miedos por parte de los inversores. Esta semana los focos se centran en 3 puntos (por ahora):

  • Hungría
  • Reino Unido
  • Alemania

Por situarnos un poco destacaría de los tres puntos lo siguiente:

  1. Hungría. Las declaraciones del gobierno húngaro en las que afirmaban que las cuentas presentadas por el Ejecutivo anterior no reflejaban la realidad de la situación económica del país, han puestos a los inversores en alerta. Hungría es un país que está bajo la supervisión del FMI y la UE desde que en noviembre de 2008 se aprobó la concesión de una línea de crédito valorada en €20mm. A pesar de este nuevo foco de incertidumbre, el comisario de la UE, Olli Rehn, ha calificado de “extremadamente exagerada” cualquier insinuación de que Hungría podría suspender el pago de su deuda pública. Este lunes, el mercado ya se relajó en cierto modo sobre lo que pudiera ocurrir con Hungría. Además, el nuevo gobierno anunció su compromiso de cumplir con el objetivo marcado de déficit fiscal del 3.8% del PIB por el anterior gabinete con los acreedores, reafirmando su intención de reducirlo por debajo del 3% en 2011.
  2. Reino Unido. El primer ministro conservador británico, David Cameron, también añadía incertidumbre a los mercados tras asegurar que el déficit público está en peor situación de lo que se estimaba. Esta situación sí que sería más grave que lo que pudiera ocurrir con Hungría. La importancia del Reino Unido es altísima y cualquier traspiés de este país, los mercados lo sufrirían mucho.
  3. Alemania. Angela Merkel anunció este lunes un plan de recortes del gasto público con el que pretende ahorrar €80,000 mn hasta 2014. Con este anuncio, el gobierno alemán emprende el mayor paquete de ajuste fiscal de la historia de la República Federal. Las principales medidas del plan:
    1. Reducción de 10,000 puestos de trabajo del sector público y bajada del sueldo de los funcionarios del 2.5%.
    2. Recortes de las ayudas sociales: a la natalidad (ahorro de 500 mn/año), ala protección del desempleo (2000mn/año), supresión de las subvenciones al alquiler.
    3. Recortes en el presupuesto de defensa.
    4. Eliminación de subvenciones en la industria y en la agricultura.
    5. Introducción de gravámenes a las entidades financieras, centrales nucleares, etc.
    6. Cancelación de proyectos de reconstrucción (p.ej: Palacio de Berlín).

El importe del ajuste fiscal anunciado por Alemania resulta muy elevado teniendo en cuenta que la situación de partida de este país es mucho menos grave: un déficit público del 5% en 2009 y los recortes suponen un 3.3% del PIB, mientras que en España con un déficit del 11.2% los recortes recogidos en el último Decreto-Ley de ajuste fiscal de €15.000 millones suponen el 1.4% del PIB.

Con todo esto, la situación particular de España sigue siendo bastante delicada. Sobre todo es que la percepción de los inversores internacionales cada vez es peor y esto se refleja en la prima que se está pagando en los mercados de renta fija (bonos Gobierno español) respecto a la deuda alemana a 10 años. Se sitúa por encima de los 200 puntos básicos, máximos históricos desde la creación de la Zona Euro. Con razones o sin razones, lo que piensen los inversores internacionales de nosotros es muy importante. Perder la confianza de éstos y no mostrarnos fuertes ante Europa y ante el mundo hace que nuestra deuda nos cueste cada día más dinero. Podemos entrar en un círculo vicioso muy peligroso el cual deberíamos cortar lo antes posible.

En definitiva, que vivimos unos tiempos muy difíciles lo sabemos todos, pero que aquí es donde se demuestran quién es cada uno, parece que no lo tenemos tan claro. Excusarnos en la crisis es de las peores excusas que podemos poner para justificar nuestros males. La crisis existe y sabemos que a todos nos afecta de manera negativa. Con esto de fondo, repito que creo que es en estos momentos donde la gente y los países demuestran lo que son de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *