Publicación Resultados Anuales 2014 en el MAB

cuentas-anuales-resultados

Las empresas que cotizan en el MAB tienen hasta el 30 de abril para publicar las cuentas anuales auditadas de 2014. Por lo tanto, estos días son días de publicación de resultados anuales.

En el siguiente link podréis consultar la información de todas las empresas del MAB que vayan publicando resultados:

Mercado Continuo 3 – 1 MAB

Bolsa-madrid

Tres a uno van los debuts en la bolsa española. Este viernes 24 de abril debutará Naturhouse en Bolsa dentro del llamado Mercado Continuo. Será la tercera empresa en debutar en Bolsa tras Aena y Saeta Yield. En cambio en el MAB, sólo llevamos un debut, el de NBI Bearings Europe del pasado 8 de abril. En lo que a debuts en bolsa, me estoy refiriendo a empresas fuera del ámbito inmobiliario como son las socimis.

Creo que este dato es muy relevador de la cultura bursátil que existe en España. Parece que la Bolsa son para las grandes empresas, empresas consolidadas, empresas con beneficios,… Pero la Bolsa es para ellas y también para las pequeñas empresas, empresas cuya inversión supone mucho riesgo dado el momento en el que se encuentran, empresas con proyectos a futuro que necesitan de tiempo para tener una cuenta de resultados “bonita”, etc. Esto de que la Bolsa es también para pymes y empresas de mucho riesgo, en países como Inglaterra, EEUU o Israel lo llevan casi en su ADN.

La fundamental es que la información y las cuentas sean claras y nos sitúe perfectamente en el tipo de empresa que tenemos delante a la hora de invertir. Si una empresa presenta por ejemplo unas pérdidas de 10 millones de euros o una cifra neta de negocios nula, luego ya será el inversor el que decida si quiere invertir o no en dicha empresa. Querrá arriesgarse e invertir apostando a que dicha empresa conseguirá grandes cosas y dar la vuelta a su cuenta de resultados pero sabe dónde está. “Comprará” dicho plan de negocio a futuro y sabrá que si no lo consigue podrá llegar incluso a perder toda la inversión. Si entendemos esto, creo que el abanico para el inversor bursátil va a ser mucho mayor y más rico si tiene 500 empresas donde elegir en vez de 100 compañías. Si entendemos los riesgos de invertir en una S.L. no cotizada, debemos entender los riesgos de invertir en una S.A. cotizada. Las empresas son empresas coticen o no coticen. Prohibir o poner excesivas trabas a las empresas para cotizar o pensar que lo de cotizar no es para mi pequeña o mediana empresa, es poner un freno a nuevas vías de financiación, es no darse cuenta de que los esfuerzos que hay que hacer para ser una empresa cotizada serán positivos para tu compañía y es en definitiva no abrir los mercados financieros a unas empresas que necesitan de ellos en muchas ocasiones.

Evidentemente las cosas hay que intentarlas hacerlas bien y por el camino habrá malas experiencias. Vender las “preferentes” como un producto seguro o como un depósito es hacer las cosas mal. ¿Pero son malas las “preferentes”? En sí mismas no lo son. Si conoces el producto, sus riesgos y sus condiciones, no tienen por qué ser un mal producto. Ya es cuestión del inversor si quiere o no invertir en ellas. Pero “venderlas” como algo que no son, sí que es una práctica deleznable.

Ahora en el tema de la inversión en pymes cotizadas como puede ser invertir en empresas que cotizan en el MAB pasa algo parecido. Si no explicamos bien que la mayor parte de estas empresas tienen muchísimo riesgo y que aquí puedes perder todo lo invertido en una empresa en poco tiempo, estamos haciendo las cosas mal. Aquí hay que explicar bien qué supone invertir en estas empresas. Hay que decir que en términos generales no se hablan de rentabilidades del +10% o -10%, más bien se habla del +100% o del -100%. Y no es cuestión como dicen algunos que para esto, mejor vete al casino o cosas parecidas. Es cuestión de invertir conociendo los riesgos.

En el MAB, partiendo de la base que puedes perder toda tu inversión en una empresa, lo bueno es que puedes ganar bastante más del 100%. Así que si no te endeudas para invertir, sabes que puedes perder el 100% pero ganar el 200% o 300%. Todos queremos la parte positiva y bonita, pero para ello hay que sufrir también lo negativo. Sinceramente creo que es positivo partir de esta base ya que una pyme por norma general vive siempre al filo de la navaja. Y más si es una compañía que todavía tiene mucho que demostrar.

Con esto de fondo y viendo la experiencia del AIM en Londres o de cómo en Israel se fomenta este tipo de inversiones y sobre todo, ver lo bien que les van a esos mercados, creo que el “chip” en España lo deberíamos cambiar.

En España hay 3 millones de pymes. Que en bolsa sólo haya debutado una empresa en el MAB es que algo falla. Evidentemente para el MAB no valen las 3 millones de pymes. Pero tener un grupo de 3.000 empresas que podrían cotizar, sí que lo creo. Luego ya será decisión del empresario y directivos de dichas compañías si quieren o no cotizar. Tampoco digo que todas las que pueden cotizar deberían cotizar. Pero que de esas 3.000 que podrían cotizar tengamos sólo a 27 en el MAB y un solo debut en 2015, creo que es un pobre balance.

retrato-pyme-2015

Como he comentado, hay que mejorar muchas cosas, informar bien claro y de manera recurrente qué aporta cotizar en el MAB, qué riesgos asumen las empresas y los inversores, qué significa ser una empresas cotizada y qué oportunidades se abren a las empresas y a los inversores que se fijen en el MAB. Partiendo de una información fácil de entender por todos, clara, fiable y entendiendo qué supone invertir en una compañía cotizada en el MAB, los inversores creo que tendrán grandes oportunidades de inversión. Siempre recalcando que otras serán nefastas y teniendo en mente lo que también he comentado antes del +100% o del -100%, creo que muchos inversores se podrán acercar de una manera sensata y consciente a invertir en el MAB y muchas empresas se beneficiarán de este ecosistema si se crea de una manera saludable y responsable. Esto lo entienden perfectamente los inversores y las empresas en el AIM pero incluso lo entiende el Estado. Los beneficios fiscales a este tipo de inversión son impresionantes y por este motivo el año pasado en el AIM se inyectaron vía ampliaciones de capital cerca de 8.000 millones de euros a las pymes de este mercado. En este primer trimestre las empresas del AIM llevan captados unos 1.250 millones de euros. El Estado sabe lo que pueden llegar a hacer las pymes con dicha inyección de capital, sabe que muchas caerán pero otras saldrán adelante y que por tanto todos los beneficios fiscales que dan a los inversores de este mercado, los recuperarán con creces con otros impuestos como es el de Sociedades, IRPF, etc. Incluso aunque una empresa caiga a los 3 años de cotizar, el empleo generado durante ese tiempo ya es un papel que se tiene muy en cuenta.

Así que algo creo que hay que hacer para apoyar a las pymes en España. Una herramienta que creo que puede ayudar y mucho es tener un gran mercado alternativo bursátil, un gran MAB. Por lo que espero que pronto el resultado anual de debuts en bolsa sea favorable al MAB porque creo que es algo además natural para una economía como la española. El número de pymes es inmenso y la Bolsa también es para las pymes.

¿Estamos preparados para ser un “País para el emprendimiento”?

futuro-tecnologia

Me ha parecido muy interesante el artículo escrito por Juan Gorchs, CEO de Atomic Internet, en elEconomista.es

En el artículo Juan Gorchs comenta si nos podemos convertir en una “Start Up Nation” como denominan algunos a Israel. Llamémoslo “Start Up Nation”, “Silicon Valley de Europa” o un “País para el emprendimiento”, un país que ayude y apoye proyectos tecnológicos, biotecnológicos, de I+D, etc.

Todo esto pasa por un cambio de mentalidad, por conocer bien qué supone invertir en este tipo de proyectos, por ver los resultados positivos que ofrecen estas inversiones a la economía de un país, por conocer bien los riesgos a los que se someten los inversores, por ayudar desde las instituciones u organizaciones tanto públicas como privadas a las pymes, etc. Son muchas cosas las que tienen que ocurrir y las que tenemos que hacer para poder tener una “Start Up Nation”.

La noticia positiva para mí es que lo podemos conseguir. La noticia negativa o los problemas más inmediatos que tenemos que resolver es que necesitamos dinero y tiempo. Si “alguien” soluciona estos problemas, no necesitamos muchos años para poder tener un ecosistema que genere mucho empleo, que cree empresas líderes a nivel internacional y que aporte muchos beneficios a la sociedad en su conjunto. Por el tema del dinero, puede parecer que no lo hay pero para mí sí que lo hay.

Varios datos nos pueden ayudar a ver qué ocurre cuando se apuesta por ser una “Start Up Nation”. Por ejemplo, Israel es el país después de EEUU en tener más empresas cotizadas en el Nasdaq. Todo este ecosistema creado a base de invertir en empresas de éxito y empresas que se han tenido que liquidar, ha hecho de Israel una superpotencia tecnológica a nivel mundial. En Israel desde el Gobierno como desde el ámbito privado, tienen muy claro que apoyar a las pymes, a los proyectos de I+D y en definitiva apoyar el emprendimiento genera muchos más beneficios que los sacrificios o esfuerzos que se tengan que realizar en un momento determinado. Inglaterra, con el AIM (que sería el “MAB” inglés), el año pasado financió con casi 8.000 millones de euros a las pymes que cotizan en su mercado y esto ha ocurrido tras caer de dicho mercado unas 700 empresas (cifra neta contando ya las admisiones). Desde 2007 el número de cotizadas ha caído de 1.694 a terminar el 2014 con 1.104 compañías. El número de empresas que han “desaparecido” del AIM tomando la cifra en bruto, estará en torno a las 1.000 empresas desde 2007. No todas han terminado liquidándose ya que varias se han fusionado entre ellas y otras han pasado al “Main Market”. Pero aunque no hay un dato oficial, fijaría en entorno al 80% el número de empresas que han caído por la crisis o por los motivos que sea. Con esto de fondo, se han conseguido en 2014 cerca de 8.000 millones de euros a financiar empresas de mucho riesgo y en el primer trimestre de 2015 ya se llevan unos 1.250 millones de euros. Os podéis imaginar lo que se puede hacer con ese dinero inyectado directamente a pymes. Muchas inversiones serán un desastre a nivel de resultado. Otras obtendrán unos resultados espectaculares. Lo importante es que el balance sea positivo y parece que lo es en función de las cifras que se manejan. No hay que olvidar también que en el AIM los incentivos fiscales a este tipo de inversiones son también espectaculares si los comparamos con los pocos que existen en España.

En definitiva, creo que podemos construir un país referente a nivel mundial en lo que al emprendimiento se refiere. Se necesita dinero y algunos años. Pero si estamos decidido a ello, se crea ese ecosistema que ayude a las personas a crear proyectos de I+D, tecnológicos y en definitiva a crear proyectos que cambien ciertas normas establecidas en el mercado como lo hacen las compañías punteras a nivel a internacional, creo que podremos crear un país mucho más fuerte económicamente hablando y un país que muchos envidiarán.

El Foro MAB: “El salto hacia la madurez” deja un mensaje claro

Este jueves 16 de abril se celebró el Foro MAB: “El salto hacia la madurez”.

Fue una gran jornada, con grandes potentes y con un número de asistentes importante (cercano a 100 personas). Se hablaron de muchas cosas pero la principal conclusión que creo que todos sacamos es que el MAB es muy necesario para España, que se necesita darlo a conocer, que necesita apoyo, evidentemente también tiene que mejorar y que si todos los integrantes se unen con el objetivo de tener una gran MAB, en pocos años podemos tener un instrumento importante y un mercado que ayude a las pymes a financiarse, ganar visibilidad y les permita crecer de una manera saludable.

Destacaría muchas cosas del MAB pero de todo lo hablado, que fue mucho y con grandes comentarios e ideas, me pareció muy interesante lo que hablaron los dos expertos de los otros dos mercados alternativos de referencia en Europa, el Alternext y el AIM. Te das cuenta, que por ejemplo en el AIM, los beneficios fiscales que tienen los inversores fue un factor clave para que se disparara la inversión. Además es que lejos de repercutir de manera negativa a la recaudación del Estado, los ingresos por otros conceptos (empleo, impuesto sociedades, etc) son muy superiores con lo que el balance de esos beneficios fiscales al final eran beneficiosos para todos (inversores, empresas y Estado).

impuestos-aim-ejemploPor poner un ejemplo. En el AIM para inversores minoritarios y con un límite a la inversión, si un inversor invierte 10.000 libras comprando acciones de una empresa del AIM, el Estado directamente le devuelve vía impuestos la mitad, es decir, 5.000 libras. Su inversión real es de 5.000 libras en vez de 10.000 £ ya que su precio de adquisición real es 5.000 libras (aunque esté invertido por 10.000 libras). Poniéndonos ahora en el peor de los casos, si perdiera todo, su perdida real sería de un 38,5% aproximadamente de lo invertido al haber recibido la mitad de las libras invertidas vía impuestos y luego pudiéndose deducir dicha pérdidas en su declaración de la renta. Ahora, si aguanta tres años y vende por 16.000 libras las acciones, el beneficio obtenido es de 11.000 libras = 16.000 £ – 5.000 £. Pues esos beneficios están exentos. Con estas condiciones, entenderéis por qué se ha desarrollado como se ha desarrollado el AIM, financiando a las empresas los inversores el año pasado casi 8.000 millones de euros y en este primer trimestre de 2015 unos 1.250 millones de euros. El Estado reconoce la importancia de financiar a estas empresas que entrañan tanto riesgo devolviendo de manera directa el año de la inversión la mitad vía impuestos y dejando exentos los beneficios pasados 3 años. Si el inversor pierde todo, su pérdida real es menor del 40% sobre lo invertido.

impuestos-aim-abril-2015

impuestos-aim-ejemplo-2Para cantidades mayores, el Estado en vez de devolver vía impuestos el 50%, devuelve el 30% el año en el que se realiza la inversión. Lo cual no está nada mal.

En definitiva, creo que el Foro fue muy interesante. El mercado alternativo bursátil es necesario e importante para una economía como la española. Este tipo de foros ayudan mucho y por lo tanto me gustaría agradecer a la APD en su papel de organizador del Foro y a los patrocinadores (Renta 4 Banco, Andbank, Qrenta, DCM Asesores y Estratelis) por su colaboración. Y sin duda una mención especial a Antonio Romero Haupold por empujar este tipo de iniciativas.

Pronto vendrán más foros y más iniciativas para intentar mejorar este mercado, darlo a conocer a más personas, inversores, empresarios y hacer ver a las instituciones la importancia de potenciar un mercado alternativo como el MAB.

Crear un gran MAB no es fácil pero hay que intentarlo

Nueva web del MAB (dic 2014)

Desde que salió la primera empresa a cotizar en el MAB me di cuenta de la importancia que podía tener para España tener un gran Mercado Alternativo Bursátil. Creo que es un poco obvio, pero un país como España, necesita cualquier ayuda, herramienta o instrumento que ayude a sus pymes a financiarse, crecer, ganar en visibilidad e internacionalizarse. Una de estas herramientas sin duda que es el MAB o eso es lo que creo. De ahí que desde sus inicios me gustó todo lo que ocurría en este mercado, pensé que era necesario hablar de él, darlo a conocer hasta que llegué al punto de dejar mi trabajo cómodo, bueno y con un sueldo nada despreciable por dedicarme casi en exclusiva a este blog el cual desde ese momento se había centrado casi al 100% en hablar del MAB. Luego los caminos me llevaron donde estoy hoy pero mi ganas por hablar de este mercado y por ayudar en la medida de mis posibilidades, no han caído. Al contrario, cada día me gustaría aportar más para ayudar a este mercado a crecer desde mi humilde posición.

Haciendo un pequeño repaso de todo lo que he escrito también creo que he cometido algún error como es no advertir casi continuamente, llegando incluso a ser cansino, de los riesgos que supone invertir en el MAB y en este tipo de compañías. Siempre he querido dejar constancia que lo que publicaba eran mis opiniones, que no tenían por qué ser correctas y que además el dinero que invertía era el mío. Si perdía dinero lo perdía yo. Además mi cartera estaba ahí para corroborar mis opiniones. A veces decía que una empresa me gustaba pero que no era accionista de ella. Esto lo hacía para hacer ver que prefería otras antes que la empresa en cuestión de la que podía hablar bien. Esto lo hacía como un ejercicio de transparencia ya que cuando ves que hay gente que recomienda valores para comprar, que las describe como grandes oportunidades de inversión pero que luego cuando les preguntas te dicen que no las tienen en cartera, algo falla. Por el contrario, si era muy positivo en una compañía, lo que quería que supiera la gente es que eso se traducía en que esa empresa estaba en mi cartera. Evidentemente, nadie puede asegurar nada y menos resultados positivos en bolsa. El que me siguiera debía tener en cuenta que la responsabilidad de invertir es de la persona en concreto. Pero por otro lado, insisto en que en un momento dado, creo que debí advertir más aún sabiendo que lo advertía casi siempre, de los riesgos que asumimos al invertir en estas compañías.

Con esto de fondo, me gustaría como he comentado en el artículo seguir ayudando al MAB. Lo que espero es que mis ganas de ayudar no se traduzcan en errores que perjudiquen más que ayuden. Aunque parezca obvio, quien siga en un momento dado una opinión positiva mía sobre una empresa tiene que saber que me puedo equivocar y que si invierte en una empresa que me gusta y de la que soy accionista, puede llegar a perder su dinero. Además es que en el MAB no hablamos de perder un 10% o un 20%. Hablamos de poder perder el 100% por muy buena que una empresa pueda parecer que es. Ahora mismo, dada la cantidad de mi cartera, antes que invertir en una empresa de la que pueda esperar un +10% o un -10%, casi os diría que mi manera de invertir hoy está más dirigida a poder tener un +100%, +200% pero por el contrario si me sale mal, un -100%. Es decir, que el caso negativo lo contemplo como que puedo perder todo. Lo bueno de esto es situarse y saber dónde estamos. No es cuestión de jugar a la ruleta rusa o ir al casino. Es cuestión de la relación “riesgo vs rentabilidad” que asumo a la hora de invertir.

Ahora, volviendo al tema de ayudar al MAB en la medida de mis posibilidades y desde mi humilde posición, creo que ahora más que hablar y opinar en un blog o en redes sociales, o intentar sacar un proyecto muy complicado pero apasionante en una empresa cotizada en este mercado, lo cual está muy bien, toca ir un paso más adelante. Este paso pasa por actuar de alguna otra manera. Algunos que me seguís en el blog podréis saber por dónde voy. Dentro de muy poco comentaré qué es lo que vamos a hacer un grupo de personas para intentar ayudar a tener un gran mercado alternativo en España. Es cuestión de que cada uno ponga su pequeño granito de arena. Es decir, que todas las opiniones si se hacen desde el respeto y como críticas constructivas son más que válidas para mejorar este mercado desde cualquier blog, web de bolsa, red social, diario económico, etc.

En estos momentos, pienso que es necesario tomar medidas, buscar que las autoridades ayuden a las empresas e inversores del MAB, organizarse para ayudar, realizar foros como el que se celebrará este jueves 16 de abril en Valencia, etc. Este tipo de cosas creo que hay que hacerlas y que son necesarias. Sobre todo es que el MAB hay que apoyarlo y ayudarlo en los malos momentos. Cuando todo vaya bien, ya no necesitará tanto apoyo o ayuda.

Estamos en un país, en otros también pasa, que los fracasos y las equivocaciones muchas veces se utilizan para machacar a sus protagonistas. Pues en el MAB seguro que veremos muchos fracasos. Habrá que distinguir como siempre y saber qué ha ocurrido. Pero muchos empresarios y/o emprendedores “fracasaran” con sus proyectos. Esto lejos de valorarse en su justa medida como ocurre en un mercado como el AIM en el que se entiende que muchas compañías caerán y lejos de llevarse los inversores las manos a la cabeza, siguen financiando proyectos de mucho riesgo, en España no es así. Creo que falta esa cultura inversora que tienen países como Inglaterra o EEUU para luego tener las empresas que tienen. Los “fracasos” se toman como “intentos”. Lo “intentó” y no lo consiguió. Esto se valora.

En definitiva, espero que pronto podamos tener un gran mercado alternativo en España que ayude a sus pymes a financiarse, crecer, ganar en visibilidad e internacionalizarse. Para ello se necesita una comunidad inversores importante, con fondos especializados en este mercado, con inversores que entiendan los riesgos a asumir, con un ecosistema favorable para este tipo de inversores y con muchas empresas cotizando creando alguna de ellas casos de éxito que hagan ver los resultados tan positivos que les ha proporcionado cotizar en un mercado como el MAB.

Pronto comentaré novedades.

Foro MAB: “El salto hacia la madurez” (16 de abril en Valencia)

Foro MAB Valencia 16 abril 2015

Este jueves 16 de abril se celebra en Valencia un Foro sobre el MAB en el que se analizarán los nuevos desafíos.

Os dejo a continuación la nota de prensa y el programa sobre el Foro:

Sin duda que este tipo de Foros y eventos son muy importantes para dar a conocer este mercado, para conocer de primera mano la experiencia de las empresas que ya cotizan, para poder hacer preguntas, para obtener información, etc.

Informar es una tarea que creo que debemos tomarnos muy en serio todos los integrantes del mercado. Sobre todo creo que es importante en épocas en las que todavía muchísima gente no sabe qué es el MAB, qué aporta a las empresas, qué beneficios genera, etc. Además es clave situar al inversor y explicarle muy bien los riesgos que asume a la hora de invertir en este tipo de compañías.

En definitiva, creo que es fundamental situarnos todos y saber muy bien qué es un mercado alternativo como el MAB y qué podemos esperar de él.

Pronto os informaré de nuevas iniciativas que vamos a hacer para apoyar este mercado, intentar mejorarlo e intentar difundirlo entre otras cosas porque pensamos que España necesita de un gran mercado alternativo que sea un vía más de financiación alternativa a la bancaria y que otorgue una visibilidad y notoriedad importante a las empresas que cotizan en él a nivel nacional e internacional.